Bitácora

SAQUEO del patrimonio cultural: omisión y abulia. Que a estas alturas del Siglo XXI con todas las tecnologías al alcance de la mano, todavía se registren robos de valiosos libros del Siglo del acervo de la UASLP, esculturas de San José de Bledos en Villa de Reyes, de varias obras del Museo del Virreinato y que en el templo de San Francisco, en menos de dos años, se hayan sustraído ocho pinturas de los siglos XVII y XVIII, la primera hurtada en 2020, la pintura “El Calvario” del pintor novohispano Juan Correa y un año después, en marzo de 2021, seis obras más que describían pasajes de la vida de San Francisco de autores como Manuel de la Cruz Vázquez y Zacarías González Velázquez, y que todavía en noviembre de ese año, del mismo templo se hayan robado una pintura de muy alto valor artístico, cultural y monetario, una obra del pintor oaxaqueño Miguel Mateo Maldonado y Cabrera, uno de los máximos exponentes de la pintura barroca del virreinato…

LA mayoría de estos hurtos, incluyendo los libros, son robos por encargo, es decir, coleccionistas y marchantes de arte sin escrúpulos mandan a ladronzuelos a robar específicamente una obra, pagando una miseria y a sabiendas del alto valor del botín, también muchas de estas imágenes, esculturas o volúmenes, aparecen después en colecciones internacionales, galerías de arte europeas o en puja en exclusivas casas de subastas. Para abrir boca, son muy pocas las obras que se pueden recuperar, primero porque no hay a la fecha un registro, un catálogo confiable del patrimonio cultural de los mexicanos, sacro, prehispánico o de cualquier tipo, ni el INAH, ni la Arquidiócesis Primada de México, la mayoría de los museos, ni la universidad, al menos la UASLP, cuentan con estos registros, pero además sus controles de seguridad, préstamo y resguardo son laxas, además en México no hay una policía remotamente capacitada para perseguir este delito, amén de que para empezar no tienen ni cómo demostrar la propiedad de las obras de arte. Mientras que las autoridades, civiles, eclesiásticas y educativas no se pongan a trabajar en serio en modernizar los controles, actualizar los catálogos, seguiremos perdiendo, lamentablemente, nuestro acervo y patrimonio cultural, ni hablar…

UN alcalde que se enreda con sus mentiras y ofende la inteligencia de los potosinos. Dice K. Galindo “el chimoltrufio” en un video en sus redes: “Esta es una lucha que hemos abanderado juntos, habitantes y gobierno de la capital, mi apoyo, reitero mi apoyo decidido fuerte y contundente a la gente de Pozos”, falso de toda falsedad, miente con todos los dientes, es falso que desde su campaña haya prometido municipalizar Pozos, por Dios, se necesita mucho descaro, cinismo y desesperación para mentir tan burdamente. Bueno cuando menos aceptó que los servicios que presta su administración son pésimos, pues aseguró en su video que “definitivamente, como municipio, ahora sí habrá servicios de calidad en Pozos”…

TÓMELO bajo reserva, pero trascendió que fue el 21 de marzo pasado, después de comparecer ante diputados locales con el tema del agua, que K. Galindo se fue a comer con los legisladores de los partidos que lo llevaron a la alcaldía, los del PAN y el PRI, en esa reunión en la que también participó el inepto secretario general del Ayuntamiento, Jorge Daniel “el gris “Hernández Delgadillo, en este cónclave, K. Galindo les reclamó a sus diputados que mientras ellos eran permisivos y abyectos con el gobernador Gallardo, los regidores del Partido Verde en el Cabildo lo traían de bajada, no le aprobaban sus cuentas y cuestionaban todo, ahí se pactó que para “endurecer” la postura y “ablandar” a los Verdes, iniciarían con un par de acciones: la exigencia de la creación de un comité legislativo para la supervisión de los recursos derivados de la venta del predio de la Ford, en la cual los panistas están abocados y “dinamitar” el proceso de municipalización de Pozos, el cual los tricolores se harían cargo con respaldo de los blanquiazules, y ahí estaban hasta hoy, cuando vieron que no se necesitaban sus votos, pues la mayoría de los diputados están de acuerdo con la propuesta de los poceños, se subieron al tren del mame, y rápidamente recularon, como es su costumbre, priistas y su alcalde, por cierto, tenemos documentos, pruebas contundentes, para demostrar que K. Galindo es un mentiroso profesional, que evidencia cómo, su administración negó sistemáticamente al comité pro municipalización de Pozos, documentos necesarios para el trámite y que se obtuvieron vía la ley de transparencia y por la intervención de la Cegaip, en fin…Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.