Bitácora

LA Ley de Bebidas Alcohólicas del Estado de San Luis Potosí, letra muerta. El Capítulo VIII, Artículo 28 de la mencionada Ley en vigor dice textual: “Los centros nocturnos, cabaret, o discoteca (sic), además de las obligaciones señaladas en el artículo 32 de la presente Ley: Deberán: I. Contar con la presencia de al menos un elemento de seguridad por cada cincuenta clientes, en base a la capacidad máxima del establecimiento, y los cuales deberán de estar acreditados por la SSPE, o la DGSPM”.

“II. Informar anualmente a las autoridades competentes acerca de la implementación del programa emitido por el Gobierno del Estado dirigido a los conductores de vehículos automotores, sobre las consecuencias de manejar bajo los influjos del alcohol. III Contar con alcoholímetros o medidores para realizar pruebas de detención de intoxicación o nivel de alcohol en la sangre, previo consentimiento de los clientes que se les aplique. Los medidores o alcoholímetros deben de tener las características señalado por la SSPE”…

“IV. Contar con arcos detectores de metales o detectores portátiles, en cada uno de los accesos para clientes del establecimiento; V. Contar con al menos un paramédico de guardia de las 20:00 horas hasta la hora del cierre, el que estará debidamente acreditado por la SSPE. VI. Desarrollar un plan de acción a favor del consumo responsable de bebidas alcohólicas, entendiéndose éste como las medidas de difusión que implementará el establecimiento para prevenir el consumo excesivo de alcohol, así como las consecuencias negativas de conducir en estado de ebriedad. Y VII. Contar y promover el apoyo de un servicio de taxis para los clientes que lo requieran”…

QUE le decimos querido lector, obviamente ni uno sólo de estos requisitos de ley cumplen los antros, ni uno, obvio no cuentan con un guardia de seguridad por cada 50 clientes, y sus “guarros” parece que los escogen en algún centro de rehabilitación o psiquiátrico: violentos, prepotentes, montoneros, abusivos, frustrados, en su gran mayoría, obvio ni uno sólo cuenta con la acreditación de Ley. Obvio ningún antro informa anual, semestral o mensual de sus programas de prevención de manejo en estado etílico, obvio ninguno cuenta con alcoholímetro, mucho menos con arcos detectores de metal y mucho mucho menos con paramédicos…

SI no cumplen los antreros con los horarios permitidos y mucho menos con las medidas mínimas de seguridad como lo son extintores, salidas de emergencia, señalética y botiquín entre otros y no son molestados por las autoridades “competentes”. Retamos a la Dirección de Gobernación del Estado, a las de Protección Civil Estatal y Municipal, a las direcciones de Comercio de Soledad de los Ranchos y de San Luis, así como a las Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del Estado y municipales, a cualquier día, darnos un recorrido por los antros de cualquier zona para ver cómo nadie cumple con la Ley, aquí los esperamos, sentados, porque ninguno aceptará ser evidenciado en su ineptitud y corrupción…

PASANDO a otros temas, tómelo bajo reserva pero trascendió que el pasado jueves por la tarde, se llevó a cabo una peculiar reunión en un salón de eventos de Balcones del Valle, en el lugar asistieron panistas, algunos diputados y algunos priistas no tan connotados, entre los asistentes se encontraba el excandidato a la gubernatura por PAN-PRI, Octavio Pedroza, los diputados Rubén Guajardo, Juan Francisco Aguilar, el exdirigente en dos ocasiones del blanquiazul estatal Héctor Mendizábal, los “asesores” Ernesto Piña Cárdenas y el anfitrión, Juan Carlos Gómez Gallegos, asesor de la diputada Aranzazu Puente y Marcela Gómez, entre otros…

DEL lado priista estaba el exregidor tricolor Miguel Ávalos Oyarvide, “el pinguis” Martínez Lárraga. El tema central de este cónclave, fue el alcalde Enrique Galindo, quien por primera ocasión en muchos meses, unió a la gente, pero en su contra. Los asistentes comentaron con amplitud el pésimo desempeño del presidente municipal que llegó cobijado por el PRI y el PAN, su acelerado desgaste ante la ciudadanía que afectaba a sus partidos, “principalmente a Acción Nacional” argumentaban los blanquiazules, quienes además decían que a pesar de que Galindo había ganado la alcaldía con el 80 por ciento de los votos del PAN, no había cumplido los compromisos de campaña. Al final de cuentas se acordó hacer un frente común para hacer ver a las dirigencias de sus partidos, nacionales y estatales, de que apoyar a Galindo para la reelección sería un grave error, en tanto Octavio y Mendizábal levantaron la mano para ser os abanderados de la alianza o en su defecto del blanquizal, para suceder a Enrique, así las cosas, pero en fin…Armando Acosta

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.