Bitácora

DESCUIDOS que cuestan caros. El primero de abril de 2013, en la cabecera del municipio de Rioverde, alrededor de 300 personas, oriundas de comunidades de la Zona Media, la mayoría humildes jornaleros, con maleta en mano se despedían de sus familiares que los acompañaron, pues la fecha había llegado: saldrían a trabajar a los Estados Unidos legalmente con visa de trabajo, para esto habrían pagado cada uno cantidades de entre ocho mil y hasta 20 mil pesos a una empresa denominada “Chamba México Agencia de Empleo SA de CV (Chambamex)…

LAS horas pasaron, el camión no llegaba y después de mucha espera, el encargado de la empresa Tomás Martínez García, les informó que la salida se había suspendido, el enojo fue mayúsculo, además del dinero entregado Chambamex se había quedado con documentos personales como actas de nacimiento y hasta pasaportes, además de la ilusión que tenían de laborar legalmente en el vecino país del norte para darle un mejor futuro a sus familias; los jornaleros exigían la devolución de su dinero y de sus documentos, la alharaca se hizo mayúscula por lo cual tuvieron que intervenir elementos de la entonces Policía Estatal y de la municipal de Rioverde…

EN el lugar fueron detenidos Tomás Martínez García, acusado del delito de fraude y dos abogados de la empresa: Carlos Alberto García Cortes y Francisco Iram Atala Dewey, estos últimos señalados de extorsión y asociación delictuosa, los tres fueron consignados ante el Ministerio Público que tras el término de ley dejó libre a los dos licenciados al no encontrarles delitos, pero a Tomás Martínez se le fijó una fianza de 4 millones 700 mil pesos, para poder llevar su proceso en libertad…

TOMÁS Martínez García, es ampliamente conocido en Rioverde como esbirro y carga maletas del ex diputado federal priista, el impresentable Óscar “el cochiloco” Bautista, en ese tiempo, versiones periodísticas señalaban el involucramiento en este fraude de funcionarios municipales como la entonces síndico Claudia Reynaga…

TODA la información anterior fue recabada tras una búsqueda somera en buscadores de Internet, no nos llevó ni cinco minutos encontrar todos los antecedentes de Tomás Martínez García, ¿Qué tan complicado es hacer esto por parte del Secretario de Finanzas estatales, Salvador “el carnitas” González Martínez, antes de designar a Tomás Martínez como titular de la Oficina Recaudadora No. 18 ubicada en el municipio de Rayón?…

DICEN y dicen bien los viejos y conocidos adagios, “árbol que nace torcido, jamás su tronco endereza” y “quien se junta con lobos, a aullar se enseña”, y como buen pupilo del “cochiloco” Bautista, Tomás Martínez ahora es señalado de cobrar entre 8 y 10 mil pesos por la regularización de vehículos extranjeros, a pesar de que el mismo gobernador anunció que la legalización de los autos “chocolate” sólo y exclusivamente se cobraría el costo de 2 mil 500 pesos del Registro Público Vehicular (Repuve) y lo demás sería totalmente gratis…

EL buen Tomás dejó evidencia en un chat de WhatsApp, donde con un cinismo de antología: “Qué onda mi delegado cómo andamos, qué dice el bello municipio de Rayón?, pregunta el afectado, a lo que el funcionario responde: “qué hay hijin aquí andamos”, P.- ¿Oye para cuando la legalizada de camionetas”, R.-“Ya”, P.-“En cuánto sale?, R.-“En 8 mil”, P.-“A cabrón no dijo el pollo que en 2500 y las placas gratis?, R.-“Si mijo pero si lo quieres asegurar hay que invertirle”, así o más cochino, pero en fin…

TÓMELO bajo reserva, pero trascendió que estos casos de corrupción en la Secretaría de Finanzas no sólo se da en Rayón, sino en casi todas las oficinas recaudadoras, donde, a pesar de las indicaciones de gobernador a que se “limpie” todo rastro de la “herencia maldita”, algunos funcionarios como Salvador González no lo han hechos, y las mismas mafias de sindicalizados que tiene años de hacerse ricos con sus corruptelas, siguen manejando estas oficinas, no es posible que todavía es fecha de que sólo se entreguen 50 fichas para tramitar placas y licencias por oficina?, ah pero por cómodos mil 500 pesos a cualquier “coyote”, ese mismo te dan placas o licencia o ambas. El problema es que hay funcionarios que ya le hallaron la medida, no acatan las disposiciones y hacen lo que les da la regalada gana, hace falta un buen manotazo en la mesa, realizar unos cuantos cambios para que esto no acabe mal, pero la decisión y la última palabra la tiene el primer mandatario estatal…Armando Acosta

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.