Bitácora

MÉXICO, “El Reino del Revés”. “Me dijeron que en el Reino del Revés, nada el pájaro y vuela el pez. Que los gatos no hacen miau y dicen yes, porque estudian mucho inglés. Me dijeron que en el Reino del Revés, nadie baila con los pies. Que un ladón es vigilante y otro es juez y que dos y dos son tres. Me dijeron que en el Reino del Revés cabe un oso en una nuez, que usan barbas y bigotes los bebés y que un año dura un mes”. Y en el México del Revés, durante años, lustros y décadas, las marchas, manifestaciones y protestas, eran casi exclusivas de la izquierda, gente humilde, olía a pueblo, al petate de los sombreros, al cuero de los huaraches, al maíz de las gordas que sus mujeres cocinaban en los braceros de carbón, a pintura fresca de mimeógrafo o en manta recién pintada…

HABÍA también en tiempos del priato, movilizaciones para respaldar al Presidente, gobernador o alcalde en turno, salían los famosos “sectores” del partido tricolor: los campesinos de la Confederación Nacional Campesina (CNC), los obreros de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y no podía faltar la burocracia en su conjunto concentrada en la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), esas concentraciones masivas olían a torta, frutsi y una naranja, los lonches que se entregaban al final de los mítines, previo pase de lista, cuando los asistentes o “acarreados” subían a los cientos de camiones que los habían transportado…

Y hoy en día, se organizan protestas temáticas, la de ayer fue “la marcha rosa”, que olía a perfume fino, donde la mayoría de los asistentes vestían ropa y calzado de marca, sombreros, cachuchas, lentes de sol y bolsos caros, lonas y pancartas con las consignas perfectamente diseñadas y pulcramente impresas, una manifestación “fifí” y de clase media alta, poco pueblo. Pero ojo, excepto las movilizaciones de acarreados del PRI, tanto las protestas de izquierda, de centro, de derecha, del movimiento LGBTTTIQ, de los Provida, de todo ciudadano aquel que por voluntad propia salga a las calles a pedir, exigir, rechazar o respaldar, tiene todo el derecho de hacerlo, siempre y cuando no afecte a terceros y de forma pacífica…

Y en el México del Revés, ahora es un gobierno de izquierda quien minimiza, descalifica y condena la marcha de los de derecha. La autoridad en turno, como lo hacían en su tiempo el PRI y el PAN en el poder, acusan a los organizadores de haber movilizado a miles de personas al Zócalo de la Ciudad de México en al menos 250 autobuses, mientras que los organizadores respondían que era una marcha ciudadana, libre y sin acarreo, lo cierto es que ayer el Zócalo de la CDMX se pintó de rosa y blanco, un acto de mucho simbolismo y peso en nuestro surreal país. Marche quien marche, proteste quien proteste, se vista de rosa o de manta, el problema de nuestro querido país es la polarización, como siempre, partir a México entre pobres y ricos, entre “fifís y chairos”, entre “güeros y prietos”, entre altos y chaparros, entre el norte y el sur…

LOS gobiernos de derecha como el PAN y podemos decir del centro como el PRI, principales impulsores de la marcha de ayer, han perdido su oportunidad histórica de reivindicarse con el pueblo, con los mexicanos; sus gobiernos estuvieron llenos de corrupción, de ineptitud y de malos resultados, no se han dado cuenta que fueron sus pésimas administraciones lo que hizo que los mexicanos, cansados de tanto saqueo, tanta injusticia, tanta desigualdad, tanta impunidad, voltearon y se entregaron en manos de una izquierda que tampoco se ha diferenciado de sus antecesores, ahora se hacen los mismos negocios de antes pero con otras caras y otros socios. La división entre los mexicanos no ayuda al país, mientras que no existan liderazgos ciudadanos de peso, reales, que quieran verdaderamente cambiar las cosas, nada pasará, mientras que sean los mismos partidos, rojos, verde, azules, tricolores, de izquierda, de derecha o ambidiestros, nada va a cambiar, los partidos políticos están en extinción y no se han dado cuenta de ello, lo que no se ve es cómo el sistema político mexicano va a cambiar o quién va a suplir a la partidocracia, pero en fin…

PD.- En los próximos días se realizarán las elecciones para consejeros alumnos y maestros de la UASLP, lo relevante de estos comicios es que este próximo Consejo elegirá nuevo rector o reelegirá al actual, lo que está provocando una serie de injerencias externas al ámbito universitario, desde el impresentable “Chino-rabo-verde” Zepeda, un alto, muy alto funcionario de la delegación de La Pila, un pseudo y mini empresario que lava ajeno, hasta el inepto titular del Inpojuve, Jesús Joaquín “el charro” García, el exdiputado panista de triste memoria Jorge Luis Miranda Torres, entre otros, a ver si el rector Zermeño mete orden, porque su secretario general de plano no saca un perro de una milpa amarrado con longaniza…Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.