Bitácora

DESDE que se inventaron los pretextos, se acabaron los pen…En tiempos relativamente recientes, nuestra mal llamada “clase política”, utiliza cualquier pretexto para justificar o su ineptitud o sus corruptelas. Cuando hay señalamientos y acusaciones serias con sustento y pruebas suficientes de corrupción, por lo regular a un exfuncionario masculino, ya se la saben, la consabida: “es una persecución en mi contra” o bien la recurrente: “es una cacería de brujas”…

SI los señalamientos son contra personajes políticos femeninos, el argumento es el ya muy sobado: “es violencia política de género” o bien: “me están violando mis derechos políticos por ser mujer”, ellos o ellas no saquearon las arcas municipales o estatales, o realizaron actos de corrupción, nepotismo, no desviaron los recursos públicos, no, son unas pobres víctimas de la persecución y de la violencia de género…

EN el caso de las féminas, quien inició con este argumento de violencia de género, fue la ex alcaldesa Victoria “Labandida” Aguirre, quien debido a la corrupción de inicio a fin en su trienio, perdió estrepitosamente la elección donde buscaba el Senado, otra más es la diputada Rebeca Terán, quien fue señalada por desviar 7 millones de pesos a un proyecto cafetalero para su hijo en un terreno de su madre, lo último que se sabe de esta señora es que perdió la elección para alcalde de Xilitla, ahora al parecer quezque es dirigente de las mujeres priistas…

DESPUÉS lo usó Yolanda Josefina Cepeda Echevarría, acusada de desviar cientos de millones de pesos en su paso por la alcaldía de Aquismón, irregularidades detectadas por la ASF y la ASE, lamentablemente hoy esta señora es diputada local, el último es el de la exalcaldes de Villa de Hidalgo, Eurídice Mesa Mendoza, actualmente presa y bajo proceso acusada de desviar 27 millones de pesos a sus cuentas privadas, por cierto, muy extraño que Antorcha Popular, organización a la que pertenece Eurídice y quien la hizo alcaldesa, no haya salido en defensa de su integrante, por algo será …

EN el caso de los masculinos, es mucho más recurrente el argüir “persecución política”, casi casi se convierte en un mantra al terminar sus gestiones y cuando se les descubre sus triquiñuelas. Uno de los más recientes de estos fue el caso del exalcalde capitalino Xavier Nava Palacios, inhabilitado por 18 años debido a un conflicto con ejidatarios por la invasión de una obra municipal de algunos predios, que derivó en un litigio que le costó una millonada al ayuntamiento, posteriormente Xavi logró que le otorgaran un amparo contra la inhabilitación, esto no quiere decir que el expresidente municipal ya la haya librado, es una parte de un largo proceso que en los tribunales se dirimirá…

Y el último caso, por cierto muy escandaloso y que fue el motivo de escribir esta reflexión, es el del “cártel inmobiliario”, una serie de corruptelas que involucra a funcionarios de la delegación hoy alcaldía Benito Juárez de la Ciudad de México, de extracción panista, donde se otorgaban permisos de construcción a cambio de propiedades y el desvío cientos de millones de pesos, destinados a la reconstrucción de viviendas dañadas por los sismos de 2017, donde se utilizaron empresas fantasma, y que culminó con la detención de varios exfuncionarios y la orden de aprehensión en contra del exdelegado, hoy diputado local, Christian Von Roehrich…

EL PAN tuvo una sobrerreacción, cuando sus dirigentes a nivel nacional y en la CDMX, acompañados por senadores diputados federales concejales y demás dirigentes, salieron a ofrecer una conferencia de prensa y acusar a la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum ¿de qué cree?, pues de persecución política en contra de su correligionario, faltaba más. Tómelo bajo reserva, pero trascendió que esta sobrerreacción de los blanquiazules se debe a que más de un alto mando, senadores y legisladores federales están involucrados en este “cártel inmobiliario”, pero en fin…

POR cierto, a nivel local, al panismo no le cayó nada bien que su alcalde de Santa María del Río, Emmanuel Govea Díaz, abandonara las filas del blanquiazul para engrosar las del partido Verde, ¿pues cómo no van a emigrar los panistas a otros partidos, cuando su dirigente Verónica Rodríguez, cuando no anda de antro en antro, anda organizando reuniones con el impresentable del “tekmoloco”, o con el inepto del exalcalde de Valles, Adrián Esper o con el desequilibrado del ex diputado federal de Morena, Ricardo del Sol?, ni hablar, lo del blanquiazul ya es un éxodo de militantes y liderazgos, ellos se lo buscaron, no hay más…Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.