Bitácora

AL final de cuentas lo que trasciende son las obras. Desde sus inicios, el Anillo Periférico Sur, en su tramo de la Prolongación de la Av. Coronel Romero hasta la Prolongación. de la Av. Juárez, se vio visto inmerso en una serie de conflictos entre la autoridad y los comuneros de San Juan de Guadalupe, propietarios de la tierra donde se construyó, sin su autorización, esta importante rúa; fueron años de pleitos y litigios, de amparos, de recursos, de una serie de complicaciones jurídicas que convirtieron durante décadas a esta arteria, en la peor parte del Anillo Periférico. La irresponsabilidad y la ineptitud de los gobernadores en turno, provocaron el deterioro del Periférico que lo llevó a sus peores condiciones en su tramo más importante por su conexión entre el poniente de la ciudad y la Zona Industrial, una rúa llena de baches y topes, estrecha, oscura. En tiempos de Teófilo Torres Corzo como gobernador, se rehabilitó el tramo de la Carr. a Guadalajara hasta la parte trasera del parque Tangamanga, nombrando en ese tiempo este tramo como el bulevar Antonio Rocha Cordero, pero de nada sirvió, los kilómetros siguiente seguían y siguieron emproblemados y en ruinas…

EN tiempos del gris Fernando Toranzo se realizó un intento de puente, el de la Av. Juárez, pero un amparo interpuesto por los comuneros lo dejó inconcluso y peligroso, el corrupto Juan Manuel Carreras, al no ver negocio en el asunto, también abandonó a su suerte al Periférico Sur, y por fin, ayer en la noche después de años, lustros y décadas en el abandono, fueron inaugurados los trabajos de remodelación y ampliación de lo que hoy fue renombrado “Circuito Potosí”. Ni en la toma de protesta como gobernador de Ricardo Gallardo Cardona hubo tantos personajes de la iniciativa privada, como en la inauguración de ayer en la noche del Circuito Potosí, esta obra es sin duda la más trascendental del incipiente gobierno de Gallardo Cardona; ni las placas y licencias gratis, ni las remodelaciones de los parques Tangamanga, ni las becas a madres solteras ni el transporte gratis a estudiantes, es tan importante como lograr por fin que una arteria tan importante como el Anillo Periférico hoy sea segura, transitable, moderna y ayude a agilizar la movilidad en la zona metropolitana…

AL profesor y licenciado Carlos Jonguitud Barrios, como gobernador fue cuestionado y criticado por “la potosinidad”, se burlaban de su origen, se reían de que cómo se le ocurría pavimentar un río, y hoy no se puede concebir la ciudad sin el bulevar del río Santiago, la otra idea reprochada en su tiempo fue el parque Tangamanga, hoy el orgullo de los potosinos y centro de convivencia de las familias. Hoy, Jonguitud es recordado por sus obras. Luego de Jonguitud, llegó el caos político a la entidad, su sucesor, Florencio Martínez no alcanzó a realizar obra trascendente alguna, salió del gobierno por pies y llegaron una serie de interinos empezando por Leopoldino Ortiz Santos, luego la caída de Fausto Zapata, otros interinos como Gonzalo Martínez Corbalá y Teófilo Torres Corzo, que no les alcanzó el tiempo. Horacio Sánchez Unzueta sólo gobernó por cuatro años, tampoco realizó algo sobresaliente, sólo la remodelación de algunas calles del centro como Reforma y Constitución…

CON el enamoradizo de Fernando Silva Nieto no hubo obra relevante en seis años, y llegó su majestad “Marc-ego” de los Santos Fraga, quien se dedicó a crear edificios inútiles y sin sentido, como el Centro de las Artes, el Centro de Convenciones, el Laberinto, pero al fin de cuentas ahí están las obras, lo único rescatable de este sexenio es la construcción del bulevar San Luis, una seria de puentes que modernizaron la ciudad, con el gris Fernando Toranzo y con el corrupto de Juan Manuel Carreras fueron literalmente doce años perdidos, no hay una sola obra que merezca una mención, con “el güerito”, su obra insignia, el “nuevo” Hospital Central está salpicado de escandalosos actos de corrupción, a tal grado que es hora que el inmueble todavía no es funcional…

AL nuevo gobierno no se le pide gran cosa, más que trabajo y resultados, si se continúa con la tendencia de realizar obras que realmente sirvan a la ciudadanía como la inaugurada ayer, si se retoma y se concluye la vía alterna a la Zona Industrial, si se retoma la ampliación de la Av. Salk al Eje 137 y con esto se beneficia y se mejora la movilidad en la zona metropolitana, sería un gran logro, si se construye aunque sea uno de los cuatro hospitales que prometió Gallardo en campaña, ya es ganancia, si se logra disminuir el tremendo déficit de elementos de policía y se contiene la delincuencia, ya es ganancia, si logra poner a San Luis Potosí en el mapa nacional e internacional de la competitividad y del progreso, como lo son hoy Querétaro, Guanajuato y hasta Aguascalientes, eso ya es un avance, pero en fin…Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.