Bitácora

HIJO del PRD y nieto del PRI, el Movimiento de Regeneración Nacional mejor conocido como Morena, heredó de sus ancestros sus peores prácticas democráticas las cuales ejercieron con gran abundancia y con singular alegría el pasado fin de semana, en sus elecciones internas para elegir a los 3 mil consejeros nacionales que conformarán el máximo órgano de Morena: el Congreso Nacional, quien definirá el futuro de este movimiento…

COMO en los mejores tiempos del otrora invencible, el PRI, con la descarada intromisión de funcionarios federales, el uso de recursos públicos y la utilización de los padrones de beneficiarios de programas federales, Morena demostró “músculo”, sacar a votar a cientos de miles de seguidores, millones de acarreados o no, Morena volvió a ser una maquinaria de movilización de grandes masas divididas en dos grupos…

EL primer grupo.- los que no sabían ni a qué iban. El acarreo, la compra de votos, las amenazas, la coerción, la intimidación y otras deleznables prácticas antidemocráticas, esas que tanto presumen “quedaron en el pasado”. En el segundo grupo están aquellos que por voluntad propia, por estar convencidos que este proyecto tiene altas posibilidades de repetir en el poder en el 2024, ante una oposición desdibujada, lánguida y paupérrima, que les permitiría acceder a cargos de elección popular o al menos una chamba en la bendita burocracia…

PERO también, al igual que el PRD, la elección del pasado fin de semana Morena evidenció una canibalización que si bien se sabía que existía, no era tan palpable, el surgimiento descarado de los “grupos internos” que en el PRD se les llamaban “tribus”, quienes fueron al final del día los que acabaron y enviaron al basurero de la historia al partido del Sol Azteca, hoy prácticamente desaparecido del mapa político. Un proceso de descomposición que de no frenarlo podría acelerar…

PERO ¿por qué tanto interés, tanto empeño para elegir consejeros?, pues nada más y nada menos porque los electos para el Congreso Nacional de Morena participarán en el Congreso Nacional a realizarse el próximo 17 y 18 de septiembre, en dicho Congreso se decidirán el rumbo de Morena en las elecciones de 2023 y 2024, además de revisar y aprobar cambios en los estatutos, se renovarán puestos clave de la dirigencia nacional que decidirán sobre el financiamiento, cuestiones disciplinarias y, lo más importante, la selección de candidatos, desde la Presidencia de la República, hasta gobernadores, senadores y diputados federales…

HUELGA decir que quien obtenga un mayor número de consejeros nacionales, podrá inclinar la balanza a favor de ciertos grupos al interior de este partido, principalmente las “corcholatas”, como el método para elegir al candidato presidencial y a otros cargos de elección popular, que como se vieron las cosas el pasado domingo sin duda la forma de elegir al candidato a la grande por Morena será por medio de las encuestas…

A nivel local, los 70 consejeros nacionales, también integrarán el consejo estatal, donde también en un congreso local elegirá a la nueva dirigencia, así que la lucha fue frontal. Tómelo bajo reserva, pero trascendió que al parecer hubo “línea” nacional del Palacio Nacional a favor de Rita Ozalia Rodríguez Velázquez, actualmente delegada del CEN de Morena en SLP y casualmente hermana de Rosa Isela, secretaria federal de Seguridad y Protección Ciudadana…

EL abyecto delegado federal, Gabino Morales “operó” a favor a “mija-Rita” en todo el estado, descaradamente Gabino utilizó todo el poder y los recursos a su alcance para ordenar el acarreo y compra de votos a favor de la hermana de la funcionaria federal, pero, Gabi-Gabino no fue tan eficiente, pues de los al menos 60 consejeros que prometió sólo alcanzaron no más de 40, los verdes-morenos alcanzaron a rasguñar uno 25 mientras, que el alcalde de Axtla “Goyo-transas” Cruz Martínez logró unos 5, utilizando incluso la fuerza pública municipal para intimidar a los detractores…

EL todavía líder estatal Sergio Serrano, fiel a su costumbre, fue un cero a la izquierda, Primo Dothé no apareció en su zona de control en la Huasteca, “los Macabeos” con la fuerza de una agua de Lourdes destapada, también se quedaron como “el chinito” a pesar de que su gurú, Juan Ramiro Robledo se placeó en algunas zonas, y por último Xavi “babas” Nava”, por medio de su efebo Óscar Valle Portilla intentó operar en el VI distrito pero con muy poco éxito, pero en fin… Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.