Bitácora

HACE unos días, algunos médicos egresados de la UASLP, suscribieron una carta al Presidente Andrés Manuel López Obrador, externando su inconformidad por la contratación de galenos cubanos; los doctores potosinos reclaman que en vez de que la federación contrate a médicos extranjeros, se abra oportunidades para los profesionistas de la salud locales, una exigencia razonable pero la realidad es otra: tras revisar las cifras más recientes del INEGI respecto al número de médicos en la entidad…

DE acuerdo a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para cubrir las necesidades básicas de atención a la población en este rubro se requiere de al menos tres médicos por cada mil habitantes, según datos recientes del INEGI, la entidad potosina tiene un déficit en médicos generales pero más aún de especialistas, en el primer caso San Luis Potosí está por debajo de este número, al contar con 2.41 médicos por cada mil pobladores, y en el segundo, apenas hay .94 especialistas por cada mil habitantes. El problema de esta falta de médicos en la entidad, es grave y no se solucionará de raíz trayendo galenos cubanos o de cualquier otra nacionalidad, el problema no sólo es que el número de egresados de la Facultad de Medicina de la UASLP, en los últimos 40 años no ha variado o es mínimo su incremento, es decir, mientras que la población se ha prácticamente duplicado, el número de galenos que cada año se titulan y ejercen no ha aumentado…

EL problema también lo es, lo descrito por el actual rector de la UASLP, Alejandro Zermeño Guerra, quien siendo médico de profesión conoce a la perfección la problemática, y así lo expresó en una entrevista con este medio hace unas semanas, al asegurar que; “Con conocimiento de causa puedo decir que hace muchos años había medicina interna, cirugía, pediatría, ginecología y anestesiología y se acababan las especialidades médicas, ahora ya ser médico internista no eres nada, ahora tienen que ser médico internista, cardiólogo, gastroenterólogo, neurólogo o urólogo, antes tú eras médico internista con una capacidad amplia de atención y ahora sólo te especializas en un órgano, es decir, se pulveriza el conocimiento. Las comunidades, los institutos de salud, están rogándole a las universidades que generemos internistas, cirujanos generales, porque ya no los hay y lo que se necesita para resolver el problema de salud son cirujanos e internistas…

MUY cierto lo expresado por el rector, ahora los médicos buscan especializarse en áreas lucrativas, lo que nada tiene de malo, pero prefieren ser dermatólogos, cirujanos plásticos, angiólogos, entre otros, pero pocos, muy pocos quieren ser cirujanos generales o internistas que es lo que se requiere urgentemente para resolver el rezago para la atención de salud de los mexicanos, nada tiene de malo que un profesionista que se quemó las pestañas siete años, que se desveló cada tercer día en sus guardias en el servicio o en el internado, prefiera una especialización lucrativa, lo que falta hoy más bien es la vocación de servicio, pero en fin…

LO que está sucediendo en el área de la salud, está ocurriendo en otros rubros, por ejemplo, la seguridad, el periodismo y hasta en la construcción. En el tema de seguridad ya hay muy poca gente que quiere ser policía, por varios factores: es un trabajo de muy alto riesgo, con horarios extenuantes, con poco sueldo y malas prestaciones, hoy las corporaciones de seguridad de todos los niveles tienen un grave déficit, están envejeciendo y sufriendo el paso de los años, aquejados por las enfermedades propias de la edad, y mientras que no se cambien las condiciones, principalmente de salarios y prestaciones, estas áreas seguirán reduciéndose peligrosamente para la sociedad…

EN el rubro del periodismo, las cosas andan por el mismo derrotero: poca paga, mucho trabajo y nulo crecimiento; hoy las escuelas de Ciencias de Comunicación que en generaciones anteriores eran las que generaban oleadas de reporteros han olvidado el periodismo, en muchas ya es una materia opcional, hoy los jóvenes que estudian esta carrera sueñan ahora con ser “youtubers” o “influencers” de las redes sociales y no los culpo. En el tema de la construcción, aunque los salarios son mejores que los que reciben los policías y los periodistas, también se observa cada día más el déficit de los “maistros”, al ser esta una actividad que requiere de mucha fuerza física, trabajar bajo el sol, la lluvia o el frío, exponiéndose a las alturas sin el mínimo de seguridad y en su gran mayoría sin seguridad social; en este oficio los “maistros” están envejeciendo y los jóvenes evaden cada vez más este trabajo, y hoy ante la gran demanda de mano de obra de la Zona Industrial, prefieren un empleo menos agotador y con mejores prestaciones, así que si seguimos así, en una década habrá cada vez menos médicos, policías, periodistas y albañiles, en fin…Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.