Bitácora

SEGÚN el último censo del INEGI (2020), en México, las ciudades concentran el 79 por ciento de los habitantes y producen más del 80 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país, en la entidad potosina, la proporción de población que había en zonas urbanas es del 67 por ciento, donde la zona conurbada, la ciudad capital y Soledad de los Ranchos, se concentran más del 45 por ciento de la población total del estado, sin duda alguna, el rol de las ciudades –sin desdeñar a la zona rural claro está- es de suma importancia para el desarrollo social y económico, claro que tiene muchas ventajas vivir en estas áreas, pero por desgracia, en estas urbes su población experimenta todos los días diversos problemas, donde según estudios, los principales rezagos son: la educación, la salud y el transporte público…

EL reciente Índice de Competitividad Urbana (ICU) 2021, realizado por el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO), que según el documento “analiza 44 zonas metropolitanas (N. de la R. incluida la de SLP-SGS) más 23 zonas urbanas relevantes por el tamaño de su población o economía, de tal forma que las muestra se compone de un total de 89 ciudades. Estas abarcan el territorio de 370 municipios que concentran 63 por ciento de la población nacional, 86 por ciento del PIB”…

ESTE valioso instrumento de medición es para entender los factores específicos que conviertan a una ciudad atractiva para atraer la inversión y el talento, así mismo detectar las vulnerabilidades y deficiencias para resolver estos problemas; este índice analiza en cada ciudad los aspectos que constituyan la base de una ciudad más competitiva que son: “Sistema de derecho confiable y objetivo, manejo sustentable del medio ambiente, sociedad incluyente, preparada y sana, sistema político estable y funcional, gobiernos eficientes y eficaces, mercado de factores eficientes, economía estable, sectores precursores de clase mundial, aprovechamiento de las relaciones internacionales, innovación y sofisticación en los sectores económicos”,,,

DE las 15 ciudades con más de un millón de habitantes evaluadas por el IMCO, San Luis Potosí se ubica en el 8º. sitio en el grupo de competitividad “media-alta”. Podríamos hablar de todos los rubros revisados en la capital, pero hoy nos ocuparemos de uno: el subíndice de “mercado de factores, que mide la eficiencia de los mercados de factores de producción, principalmente el laboral y energía, incluye indicadores que evalúan y comparan costos y la productividad del trabajo, así como los costos de producción de energía eléctrica. Aquellas ciudades donde los trabajadores son más productivos, lo que se traduce en salarios más altos y donde los costos de las energías son menores, son más atractivas para el talento y la inversión”…

¿QUÉ encontró el IMCO en este índice?: que todos los grupos de ciudades empeoraron en su puntaje promedio final respecto al pasado índice. Una de las tres propuestas en este rubro es: “Proveer servicio de transporte público e infraestructura adecuada para el transporte peatonal y automovilístico, de manera que los trabajadores dediquen menos tiempo al traslado hogar-empleo y puedan incrementar su productividad”…

AHÍ está el detalle, parafraseando al excelso Cantinflas; servicio de transporte e infraestructura adecuada para que los trabajadores dediquen menos tiempo de traslado y así incrementar su productividad, cosa que no sucede en San Luis Potosí, donde los trabajadores de la Zona Industrial tardan entre una hora y media y dos horas de ida a su trabajo y otro tanto igual de regreso a sus casas, debido a que hay sólo dos arterias que nutren esta área: la Carr. ´57 y Av. Industrias, es decir, todos los días hábiles, un obrero ocupa entre 3 y 4 horas solamente de traslado, por lo que, si entra a las 8 de la mañana tiene que levantarse al menos a las 5 de la mañana y si sale, en promedio a las 5 de la tarde, llegará a su hogar a las 7 de la noche, sólo para cenar y dormir…

POR ejemplo, ayer, debido a la reparación de un carril con dirección a Querétaro de poco más de mil metros, en la Carr. a México a la altura del puente del entronque a La Pila, hubo una kilométrica fila de vehículos donde por casi dos horas se tardó en salir del atorón de un tramo de no más de 4 kilómetros, y por la tarde, con dirección a la ciudad, desde la altura del entronque a Villa de Reyes, otras dos horas de tráfico y kilómetros de filas, hasta llegar al puente de La Pila, donde se hacía más fluido el tránsito. Esta falta de movilidad, la ausencia de una vía alterna que desfogue el tráfico a esta zona, esta falta de previsión, aleja las inversiones, es un tema que ya no se puede posponer, en fin…Armando Acosta

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.