BITÁCORA

DESGRACIADAMENTE, por años, el denso y negro humo de las ladrilleras, ya son parte del paisaje de la zona metropolitana, en el área comprendida entre San Luis capital y Soledad de los Ranchos, se tienen detectadas alrededor de 130 fábricas de ladrillos, la mayoría concentrada en la zona urbana del norte de la ciudad, principalmente en las colonias Las Terceras, la entidad potosina es el 12avo. estado del país con mayor número de estas factorías contaminantes, donde innumerables estudios científicos han demostrado el daño a la salud que produce…

SIN embargo, a pesar de esta preocupante realidad, durante lustros, las autoridades en turno nada han hecho para solucionar este grave problema, la contaminación de las ladrilleras no es nueva, durante muchos años expertos, científicos y ciudadanos preocupados de que todos los días observan las oscuras columnas de humo que despiden sus hornos, han alertado del peligro que representa la polución de esta industria a la salud, cuando menos en los últimos 20 años los medios de comunicación han documentado esta problemática y los intentos infructuosos de las autoridades para solucionarlo…

EN el 2004, en el sexenio del impresentable Marcelo de los Santos, se inició un proyecto, al cual se le destinaron varios millones de pesos de nuestros impuestos para iniciar la construcción de un parque ladrillero, donde se reubicarían las ladrilleras, y donde, en vez de quemar combustibles dañinos para la salud, como aceite quemado, llantas, plásticos, entre otros (por cierto prohibidos y que hasta la fecha son utilizados por los fabricantes de tabiques), este “parque ladrillero” que se ubicaría por los rumbos de la comunidad de Peñasco, planteaba la creación de hornos a gas, mucho menos contaminantes, pero como siempre, el proyecto nunca prosperó y del recurso público nunca se supo de él, seguramente acabó en los bolsillos de algunos funcionarios …

FUERON trienios municipales y sexenios estatales donde las autoridades de ambas se echaban la pelota, escurrían el bulto, eludían su responsabilidad y cuando la presión social y mediática crecía, sus acciones se concentraban en clausurar una que otra ladrillera, que días después del cierre, volvía a operar y sus hornos a contaminar, nunca hubo voluntad política y social para resolver este añejo y preocupante problema de contaminación…

“LA contaminación del aire ha demostrado efectos crónicos y agudos en la salud humana. Se ha comprobado que la exposición a partículas de la industria ladrillera implica principalmente afectación al sistema respiratorio, que desencadena enfermedades pulmonares con efectos agudos como tos y flema crónica, opresión del pecho, sibilancias en el pecho, seguido de efectos crónicos como disnea, asma, bronquitis, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, neumoconiosis y problemas cardiovasculares. Estos efectos se ven acrecentados en trabajadores ladrilleros con más de 10 años de trabajo”…

LO anterior es parte de un excelso trabajo de investigación científica publicado a inicios del 2021, denominado “Revisión del impacto del sector ladrillero sobre el ambiente y la salud humana en México”, realizado por los investigadores Alejandra Abigail Berumen, Francisco Pérez Vázquez, el potosino Fernando Díaz Barriga, Leonardo Ernesto Márquez-Mireles y Rogelio Flores Ramírez, que puede ser consultado en la siguiente liga:file:///C:/Users/armando/Downloads/11282-Texto%20del%20art%C3%ADculo-52169-1-10-20201221.pdf …

DICHO estudio, con base científica e irrefutable, da cuenta de las serias afectaciones a la salud no sólo de los trabajadores de las factorías de ladrillos, sino de los vecinos que colindan con las ladrilleras y de la ciudadanía en general de la zona metropolitana, donde se encontraron altas concentraciones de metales pesados como plomo, manganeso, flúor, arsénico y cadmio, así como la gran cantidad de agentes perjudiciales en el aire , como dióxido de sulfuro, nitrógeno, monóxido de carbono y material particulado…

PERO, al parecer puede haber una luz al final del túnel a esta problemática, ayer, a petición de la Secretaría de Ecología y Gestión Ambiental del estado (SEGAM) junto con el extraordinario investigador de la UASLP, el doctor Fernando Díaz Barriga, se dio el primer paso para poner fin a la contaminación de las ladrilleras, una publicación del Facebook, del usuario Programa Virus Universitario, describe la importancia de este proyecto por lo cual nos atrevemos a transcribirlo: “La verdad hoy fue un día histórico. Con las cámaras de construcción, los grupos empresariales, Cemex, Infonavit, regidores, el secretario de la SEGAM, de Ecología municipal, el alcalde, los ladrilleros (todo el comité ejecutivo) y la UASLP; se presentó la necesidad de cerrar los hornos. Se generarán mesas de trabajo y se presentarán las alternativas, pero la conclusión es clara: con periodos de gracia pero se cierran. Nuestro reconocimiento a los ladrilleros, a la iniciativa privada, al gobierno del estado y al municipio. Esta es la única forma de avanzar, detrás de la ciencia y la tecnología, con voluntad y abrazados de los derechos humanos”. Enhorabuena, nunca es tarde, y esperemos que ahora sí se solucione de fondo esta problemática…Armando Acosta

 

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.