Bitácora

“CRISTAL”, “hielo”, “vidrio”, “tiza”, “meta”, “met”, “anfeta” o simplemente “crico”, una droga de diseño químico derivada de la anfetamina, pero que en su proceso incluye sustancias como ácido muriático, raticida, amoniaco, acetona y hasta sosa cáustica  que hoy se ha convertido en un grave problema de salud y de violencia en nuestro país, ese polvo blanco, cristalino, sin olor y con sabor amargo que se disuelve fácilmente en agua, que se inhala, se inyecta o se fuma en “el foco”, es de las drogas más adictivas que se conoce, el “crico” provoca que el cerebro produzca más cantidad de dopamina, un neurotransmisor considerado como el causante de sensaciones de placer y de relajamiento, estos efectos duran apenas unos minutos pero el uso prolongado de esta droga puede provocar daño cerebral, problemas de memoria, de movimientos corporales, cambios de humor, pérdida de peso y de piezas dentales y una conducta violenta…

EL “crico” es popular por muchas razones: es potente, produce un fuerte efecto y es extremadamente barato, el promedio de precio de una “roca” en las calles es de entre 150 a 300 pesos, debido a que se puede producir en cualquier lugar, el consumo de esta droga ha superado el consumo de estupefacientes tradicionales como la cocaína,  la heroína, e incluso la mariguana en el país, así mismo los grupos criminales han aumentado su producción para dar abasto a la cada vez más grande demanda, y por consiguiente la violenta pelea entre cárteles para hacerse del mercado. El problema de adicciones del “crico” en el país es ya preocupante, en los últimos años las autoridades han registrado un incremento en su consumo de hasta el 700 por ciento, incluso, esta droga ha superado al alcohol; según el Centro de Integración Juvenil (CIJ), en sus centros de atención contra las adicciones, en los últimos años se ha observado un crecimiento exponencial al consumo del “cristal”, ya que al menos el 50 por ciento de las personas a quienes atienden consumen algún tipo de esta droga…

SON varios factores por lo cual los carteles del crimen organizado se han enfocado en el negocio del “cristal”, pero son tres los principales a decir de las autoridades: su potente efecto y su alta adicción lo hace popular y con una gran base de consumidores, su bajo precio y su fácil producción en pequeños laboratorios que no requieren de gran equipamiento, este problema con esta droga no es exclusivo de México, algunos países han declarado una crisis de salud pública por su alto índice de mortalidad por sobredosis y por la violencia que produce. Para el psicólogo forense y especialista de la conducta criminal, Carlos Ochoa Quiroz, el fenómeno de la violencia de los últimos años se agrava por la disputa entre grupos criminales de los puntos de venta, el especialista asegura que pese a que la culpa de la violencia se le atribuye general y principalmente a la autoridad, esto es un problema de la sociedad. En una entrevista realizada por esta casa editorial recientemente, el general Gúzmar Ángel González, secretario de Seguridad Pública del Estado, reconoce que el principal problema que hay en San Luis Potosí es que cada vez es mayor el número de personas que consumen droga, el funcionario reconoció que la disputa entre los distintos cárteles delictivos por este creciente mercado generado por el alza en el consumo de drogas es el principal motor de la violencia que vive la entidad…

EL problema de violencia y ejecuciones relacionado con la venta de droga se centra en la zona metropolitana, principalmente en la capital del estado, donde tan sólo en lo transcurrido del año en curso se han registrado al menos 25 asesinatos violentos, tan sólo en los primeros seis días de febrero se han presentado 10 de estas ejecuciones, la delegación de La Pila, la Col. Tepeyac y El Saucito se han convertido en zonas altamente violentas al contabilizar cada una 4 homicidios dolosos en lo que va del 2022, pero al igual hay asesinatos en la Col. General I. Martínez, que en Himno Nacional,  en Tlaxcala o en la Graciano Sánchez, donde ayer por la noche fueron muertos a balazos dos hombres. Pensar que sólo con la fuerza pública se puede acabar con este cáncer es un grave error, también se debe de acompañar con campañas de prevención de consumo de drogas, con programas de rehabilitación a quienes por desgracia han caído en sus garras, la mayoría jóvenes, con empleo, con educación, con deporte, con cultura, es un programa integral que debe de salir de la autoridad con una participación activa de la sociedad, no hay más…

PD.- A diferencia de algunos funcionarios del gabinete estatal que no han dado pie con bola, los cuales algunos ya han sido relevados y otros están con un pie afuera, el secretario general de gobierno, Guadalupe Torres se ha convertido en pieza clave de la actual administración, con buen ritmo y resultados, a pesar de que sus subsecretarios Juan Pablo Escobar y Jorge Vega Arroyo,  nada más no ayudan para nada, en fin…Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.