Bitácora

“ÓMICRON es una fuente de preocupación, pero no debería ser una fuente de pánico” aseguró hace un par de días el presidente estadunidense Joe Biden, mientras que en varios países de los cinco continentes se batían los récords de contagios de la nueva variante del virus de Covid-19, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es una cepa menos agresiva que su antecesora la “Delta”, pero 10 veces más contagiosa que ésta, incluso tan contagioso como el sarampión, uno de los virus más contagioso que existen actualmente en el mundo…

ESTA semana la preocupación de las autoridades sanitarias mundiales se incrementó paralelamente ante el disparo de contagios de “Ómicron”, variante dominante ya en varios países, y donde se han roto los récords diarios de infecciones, como en Francia que ayer registró 200 mil casos nuevos, o Estados Unidos donde la pandemia se ha acelerado aumentando en un 66 por ciento de contagios en la última semana y un 18 por cierto en mortandad en el mismo lapso y más de 250 mil nuevos casos en 24 horas, según pronósticos en EU, en los próximos días podrían presentarse hasta un millón de infectados cada día…

EL incremento desproporcionado de “Ómicron” se presenta también en Grecia, Portugal, Reino Unido, Italia, China, Brasil entre otros, muchos de estos países han endurecido sus medidas sanitarias, suspendido la movilidad y algunos cerrado sus fronteras, miles de vuelos han sido suspendidos en la última semana, ante esta aceleración de la pandemia y la consiguiente incertidumbre, las autoridades buscan un equilibrio para frenar los contagios y disminuir los daños de unas frágiles economías ya muy vapuleadas tras ya dos años de la aparición del virus…

LOS primeros estudios científicos de la variante “Ómicron” indican que a pesar de que los síntomas “leves” que provoca este virus, destacan que un mayor contagio puede anular la ventaja de una variante menos peligrosa, y que el rápido incremento de casos de “Ómicron”, combinada con una enfermedad ligeramente menos grave, provocará un gran número de hospitalizaciones, sobre todo entre la población no vacunada, pero como aún los estudios no son completos ni concluyentes, los científicos aún no saben a ciencia cierta si la menor gravedad de la nueva variante proviene del hecho de que la población ya cuenta con algún tipo de inmunidad adquirida, ya sea por infección pasada, por la vacuna, o por ambas…

LA gran diferencia es que hace apenas un año, apenas iniciaba la inoculación de la vacuna anti-Covid-19, hoy, según la OMS, hay ya 3 mil 770 millones de habitantes en el mundo totalmente vacunados, que representa sólo el 48.3 por ciento del total, en México según cifras oficiales, hay más de 82 millones de personas (el 64 por ciento de la población) con al menos una dosis de la vacuna, de ellos casi 73 millones (el 57 por ciento) cuentan ya con la segunda dosis, y ya se anunció que para inicios del próximo año, se colocará la tercera dosis de refuerzo a personal sanitario y a personas de 60 años y más…

LA preocupación gira en torno a los niños y adolescentes, que según estudios es el segmento de población menos vulnerable al virus, pero esta variante “Ómicron” viene a desmentirlos, en Estados Unidos, en la última semana se registraron un total de 170 mil casos de Covid-19 entre menores y adolescentes. En México, las autoridades federales han sido reacios a vacunar a menores de 15 argumentando “una lógica de salud pública” basada en evidencia científica, según López Gatell, los únicos que han sido inoculados de este segmento de población son los menores con comorbilidades. Desde hace al menos un mes países como Estados Unidos, Canadá, China, Francia, España, Alemania, incluso Chile y Uruguay, comenzaron a vacunar masivamente a menores mayores de 5 años, Cuba lo hizo a niños de 2 años en adelante…

NO nos confiemos, hace un año estábamos muy cómodos y confiados en las fiestas navideñas y de fin de año, pero los trágicos resultados de finales de enero y febrero de este año, donde azotó la pandemia con dolor y muerte a la entidad potosina, nos debería de enseñar a no bajar la guardia, cierto, ya hay cientos de miles de vacunados, también es cierto, que hasta ahora, “Ómicron” no es tan agresiva, pero no nos expongamos ni expongamos a los que más queremos, a nuestros ancianos y a nuestros niños, cuídese por favor…Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.