Bitácora

SE abre la caja de Pandora o se destapa la cloaca, que es lo mismo. Con la detención el día de ayer del pseudo empresario Gabriel Alan N, realizada por la Fiscalía General del Estado (FGE) quien cumplimentó una orden de aprehensión girada por un Juez de Control por los delitos de fraude genérico y asociación delictuosa, demanda interpuesta por cientos de inversionistas defraudados por la empresa financiera Invercorp, propiedad de Gabriel Alán N, es sin duda la punta de la madeja de una intrincada red de corrupción en la Secretaría de Salud del estado, en tiempos de la impresentable Mónica Rangel Martínez, en la administración de Juan Manuel Carreras, donde miles de millones de pesos fueron desviados de forma burda y descarada, tómelo bajo reserva pero trascendió que se vienen en cascada más órdenes de aprehensión contra exfuncionarios, conocidos políticos y empresarios, involucrados en el saqueo de las arcas públicas, donde por igual se falsificaban facturas, se contrataban empresas fantasma, se simulaba compras, se inflaban precios, obras inconclusas o inexistentes pagadas a precios exorbitantes, y un larguísimo etcétera…

GABRIEL “Gabo” Alán N, propietario del grupo “Infinite”, un corporativo con 24 empresas visibles y en todas, el hoy indiciado era o es el accionista mayoritario, presidente y fundador, pasó en tan sólo un sexenio de vender enchiladas de casa en casa a ser multimillonario e “influencer”, conferencista y motivador, que no tenía empacho en presumir en sus redes sociales su ostentosa y lujosa vida de derroche, comprando caballos pura sangre o vehículos de alta gama o ranchos ganaderos, incluso, siguiendo el ejemplo de su amigo y asesor José Luis “el tekmoloco” Romero Calzada, en la pasada elección se postuló por la vía independiente como candidato a diputado local por el distrito V, donde por obvias razones obtuvo poco más de 2 mil votos; hoy dormirá su primera noche en una fría celda del penal de La Pila, donde deberá de dar la cara al juez y a los cientos de inversionistas que lo acusan de haberse quedado con sus ahorros de toda la vida…

TÓMELO bajo reserva pero trascendió que hay todavía sin cumplimentar otras cinco órdenes de aprehensión contra igual número de presuntos involucrados en el monumental fraude de Invercop, incluyendo algunos de los familiares del ahora indiciado Gabriel “Gabo” Alán N, además también trascendió que hay otras dos demandas por los mismos delitos de fraude y asociación delictuosa por lo que se abrieron dos carpetas de investigación, por lo que podrían girarse más órdenes de detención al pesudo empresario; el Artículo 222 del Código Penal del estado vigente, señala que la pena por el delito de fraude genérico podría castigarse con una pena de 8 a 12 años de prisión, además de una pena pecunaria, en tanto el Artículo 288 del mismo Código dice que la pena por el delito de asociación delictuosa es de uno a 8 años de cárcel…

EL 29 de abril del año pasado, antes de desatarse el escándalo de fraude y los desaseados contratos que obtuvo de la Secretaría de Salud, en este mismo espacio escribimos lo siguiente: “No extraña la ineptitud y tibieza de los cuerpos policíacos en la entidad y en los municipios, los más extraño es que los Servicios Estatales de Salud, a cargo de la impresentable Mónica Rangel, gastan millones de pesos por concepto de “seguridad” para todos sus inmuebles, el año pasado apenas contrató a una empresa de seguridad denominada “Scoltta”, de reciente creación, para que resguardara todas las instalaciones de salud, “casualmente” también por esas fechas entregó a la empresa “Proshine”, un contrato millonario para realizar la limpieza de 130 clínicas y hospitales en 52 municipios, “casualmente” el propietario de estas dos empresas es el polémico y oscuro “empresario” Gabriel “Gabo” Salazar, que de la noche a la mañana se convirtió en un gran inversionista en distintas áreas, además de la limpieza y seguridad, en la construcción y finanzas entre otras, no vaya a ser Usted mal intencionado y pensar que este “Gabo” Salazar podría ser el prestanombres de la titular de Salud del Estado, cómo cree que esto pueda pasar en San Luis, nuncamente, perdón por el sarcasmo, pero lo que sí se requiere es llamar a cuentas a la empresa de seguridad que presta sus servicios a los servicios de salud o definitivamente rescindirle los contratos”, lo anterior nos valió que el hoy indiciado amagara con denunciar penalmente a quien esto escribe y al dirigente de la organización Ciudadanos Observando, Guadalupe González Covarrubias, cosa que nunca se atrevió…

SI ves las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar: Hoy, Mónica Rangel, Juan Manuel Carreras, Daniel Pedroza, Alejandro Leal y otros exfuncionarios ya estarían contratando sendos despachos de abogados para lo que se viene, el exfiscal, Federico Garza que por meses encubrió y congeló las denuncias contra el “Gabo” N, también podría tener consecuencias, en 15 meses no avanzó un ápice las averiguaciones, y en este gobierno les bastó menos de 3 meses para que prosperaran; “mi pecho no es bodega”, decía “Gabo” N ya con el agua hasta el cuello, y si habla el hoy indiciado, que Dios guarde a Mónica, al güerito, a Daniel y al Caco, en fin…Armando Acosta

 

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.