Bitácora

LA corrupción de la administración pasada, la de Juan Manuel Carreras López, es desmedida, inimaginable, todos los días aparecen más casos cada vez más escandalosos, que son superados por los hallazgos del día siguiente, el saqueo de las arcas públicas pudiera ser incalculable, se dio en la mayoría de las dependencias, principalmente Salud, Seguridad Pública, Seduvop o el DIF-Estatal, pero también en otras como los Servicios Estatales de Educación Regular (SEER), que manejaban miles de millones de pesos en presupuesto y algunos varios más en medianas y pequeñas dependencias con presupuestos medianos y modestos como la Secretaria General o el Instituto Tecnológico Superior de Rioverde, el desvío de recursos públicos del anterior gobierno podría rondar en varias decenas miles de millones de pesos…

POR ejemplo, según documentos oficiales cuyas copias obran en poder de este medio, el proyecto original de la “sustitución del Hospital Central” inició con un costo de 755 millones 106 mil 693 pesos y terminó costando a los potosinos mil 157 millones 342 mil 985 pesos, es decir, inexplicablemente 402 millones 236 mil 290 pesos más, un incremento del 53.26 por ciento con respecto al presupuesto original, viciado desde su origen este proyecto fue otorgado por medio de una desaseada y amañada licitación otorgada a la empresa Ingeniería y Control de Proyectos…

EN los resultados de la revisión de las cuentas 2018 al ejercicio de recursos federales a la entidad potosina, la Auditoría Superior de la Federación observó que el contrato para la sustitución del Hospital Central a Ingeniería t Control de Proyectos no debió de entregarse, debido a las deficiencias de la licitación y que ya entregado el contrato debió de rescindirse por incumplimiento de la empresa, “la licitación se debió de declarar desierta”, concluyó la ASF, pues la compañía beneficiada incumplió los términos de la convocatoria al detectarse sobreprecios. Tómelo bajo reserva, pero trascendió que tan sólo el administrador de la empresa encargado de las obras del Hospital Central, al parecer de los “moches” que recibía periódicamente de los proveedores en cajas de zapato o de cereal, se pudo comprar dos departamentos nuevos en la capital; con el material que dicen se utilizó en la construcción del nosocomio se pudo haber erigido otro inmueble de las mismas dimensiones, obviamente la secretaria de Salud e incluso el gobernador en turno, también eran “salpicados”, total y absoluta corrupción y robo en despoblado…

EN la SEDUVOP, pues qué decir, seis años de saqueos descarados: para abrir boca el proyecto original del Metro-Bus, después rebautizado Red-Metro, inicialmente fue responsabilidad de Leopoldo Stevens, pero fue tal su irresponsabilidad e ineptitud, que después de decenas de millones de pesos desviados y que la obra no despegaba, se la quitaron parar otórgasela a la SCT y a la Junta Estatal de Caminos; tómelo bajo reserva, pero trascendió que al concluir el sexenio cercanos a Leopoldo Stevens le recomendaron tomarse unos meses de descanso en el extranjero, como precaución para evitar ser investigado y que recayera en responsabilidades penales, a lo que el ingeniero respondió que como ya estaba por cumplir 80 años, de resultar procesado, llevaría su condena en su domicilio, vaya lamentable forma de terminar con años de prestigio de Stevens…

EN la SSPE, igual historia de saqueo, contratos millonarios para alimentar a presos que recibían bazofia, contratos por varios cientos de millones para la presunta instalación de cámaras de video-vigilancia, miles de litros de gasolina pagada que nunca se entregó, sólo se facturaba, cientos de “aviadores”, un larguísimo etcétera, en el DIF-Estatal se basificaron a casi 300 nuevos empleados, la mayoría amigos, familiares y conocidos de altos funcionarios, la compra de desayunos escolares amañadas y en sobreprecio, ilegalmente se rentó un edificio propiedad del DIF durante años y nunca se reportó el importe de la renta, hay facturas falsas de presuntas organizaciones civiles que incluso fueron observadas antes de que concluyera la gestión, se pagaron bicicletas que habían sido donadas, en el SEER, reducto y feudo que durante años regentea la Sección 52 del SNTE, debilitado desde la muerte de su líder moral Rafael Turrubiartes, hay nepotismo por doquier, en donde parientes de funcionarios sin estudios tienen plaza de directores o inspectores, incluso llega el caso de tener hasta dos y tres plazas, en el Instituto Tecnológico de Rioverde, llega a tal grado el cinismo que el director, construyó con dinero público un enorme balneario y un restaurante, negocios para su hija, todo lo anterior se lo estaremos detallando más delante…

PD.- La administración de Leonor “mamaleo” Noyola en la alcaldía de Soledad nada más no despega, a tal grado de que hace unos días el mismo gobernador se reunió con la presidenta municipal y su gabinete, donde les dio un fuerte jalón de orejas, pues al fin de cuentas Soledad de los Ranchos es bastión del gallardismo, RGC les dio un plazo para que se pongan las pilas y den resultados…Armando Acosta

 

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.