Bitácora

GRATIS, hasta las puñaladas. Circular sin placas o permiso, sin licencia o tarjeta, son tres de las principales causas de multas de tránsito y quizás los tres motivos de extorsión de los elementos de tránsito. Como buenos mexicanos, la mayoría de los conductores prefieren dar 100 pesos a los “mordelones” que sacar su licencia o regularizar sus placas y tarjetas de circulación, amén de que el costo de las licencias en la entidad potosina se encontraba entre las más caras del país. Una de las promesas de campaña que más provocó polémica y atención del hoy gobernador Ricardo Gallardo Cardona, fue precisamente la de otorgar licencias, placas y tarjetas de circulación gratuitas a los potosinos…

CLARO que existe corrupción y un mercado negro descarado de licencias, placas y permisos de conducir, tan sólo en una somera revisión en Facebook o en Mercado Libre, se pueden encontrar, aquí en San Luis Potosí personas que se dedican a la venta de estos documentos oficiales, por ejemplo, el usuario Roy García oferta un permiso para circular sin placas por 30 días del ayuntamiento de Villa de Arriaga, por “170 pesos en mi domicilio o 200 en Soriana El Paseo o HEB de la ´57, o “Jessica” quien vende licencias del Estado de Guerrero por 5 años por 3 mil 200 pesos, otro más, “Muñoz Portales” ofrece también licencias de Guerrero “a sólo $40 pesos”(sic) 5 años, o placas también de esa entidad por “$3,200”…

UN otro usuario en Facebook “Pau Salgado” que vende “licencias de Guerrero válidas en SLP u cualquier otro estado, 100% oficiales y entregadas de 1 a 3 días hábiles”, u otro más que ofrece “permisos de circulación por 170 pesos, plaqueo de vehículos nuevos o baja, refacturas con certificación de Hacienda, reposición de facturas, título, pedimento o tarjeta de circulación, descuento en adeudos mayores a 3 años, cancelación de boletas de infracción”, estos últimos ofrecen tres ubicaciones: “Distribuidor Juárez, Wal-Mart de Muñoz y el Rastro” con los teléfonos 444114255, 4446300600 y 4444479198, otro más oferta “paquete de dos permisos de circulación por 30 días” del gobierno del estado por 435 pesos, y así muchos más ofertantes, que impunemente lucran con documentos oficiales…

DE concretarse esta propuesta, que ayer se presentó la iniciativa en el Congreso del Estado por parte del mismo gobernador, se acabó el pretexto para que ningún vehículo (que no sea chocolate claro está), porte su placa vigente y que ningún conductor traiga su licencia, terminando de tajo (al menos por estos tres motivos) la corrupción por parte de los elementos de tránsito; de prosperar esta iniciativa el gobierno del estado dejará de percibir alrededor de 950 millones de pesos al año, unos 5 mil 700 millones de pesos durante todo el sexenio, puede ser poco o ser mucho dinero, no lo sabemos, pues esta recaudación en la pasada administración de Juan Manuel Carreras nadie sabe a dónde fue a parar, seguramente la mayoría en los bolsillos de los funcionarios carreristas…

ADEMÁS del ahorro a las maltrechas finanzas de los potosinos y el acabar con las “mordidas”, las licencias y placas gratuitas traerán otros beneficios, como contar con un padrón mucho más completo y creíble tanto de vehículos como de conductores, pero aún falta aclarar y disipar por parte del nuevo gobierno gallardista, cuestiones tales como: ¿cuál sería el procedimiento?, ¿los vehículos que tengan adeudos podrán tener acceso a placas gratis o tendrán que liquidar su deuda?, ¿ahora sí habrá el examen teórico y práctico para otorgar las licencias de conducir?, entre otras más…

LAS placas y licencias gratis han sido calificadas por los detractores del nuevo gobierno como “Populista”, pero la realidad es que miles de potosinos están esperanzados que Gallardo Cardona cumpla con esta promesa, pero además de ofrecer la nueva administración estos documentos gratis, hay otros puntos importantes que se deben de observar como lo son los vehículos “chocolates” y los permisos de circulación, los primeros, obviamente amparados por organizaciones como la UCD, la Onappafa, o la Organización de Vehículos Americanos (OVA), que durante años han lucrado con este negocio de empadronar estos autos ilegales, prometiéndoles que no pueden ser detenidos o remolcados si portan sus placas chafas, claro si se paga entre mil o 5 mil pesos anuales. Estos vehículos “chocolates” no pagan impuestos y prácticamente no existen registro de las autoridades, por esta situación son utilizados para cometer diversos delitos por parte de la delincuencia, también está el caso de los permisos de circular sin placas, donde ya es un negocio propiciado desde los ayuntamientos, el nuevo gobierno deberá de realizar un censo de los vehículos chocolates y prohibir totalmente que los municipios otorguen los permisos de circulación, pero en fin…Armando Acosta

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.