Bitácora

Y sigue la mata dando. Al titular de la Secretaria de Desarrollo Social y Regional (Sedesore), Alberto Elías Sánchez, no le bastó, gracias a su ineptitud y flojera, que en los últimos años decenas de miles de potosinos se sumaran a las filas de la pobreza y pobreza extrema, desaparecer prácticamente del mapa y pasar seis años «jugando al tío Lolo”, sino que también le agarró el gusto de vivir bien sin trabajar, a costa del dinero de nuestros impuestos, tanto pánico trae este funcionario que Sedesore es una de las dependencias donde más reticencia hay a dar información al equipo de entrega recepción de la próxima administración y motivos suficientes tienen para hacerlo, la corrupción brota por donde le rasque…

PARA muestra del despilfarro burdo del dinero público en esta dependencia, basta sólo un botón; resulta que el 30 de junio pasado, la directora general Lucía Esther Belmares Olvera, informa al director administrativo Jorge Alejandro Romo, la aprobación de poco más de 2.3 millones de pesos del programa de gastos indirectos, para ser aplicados “en la ejecución de las obras y/o acciones” los números de las presuntas obras era el 2589 y el 2590, de este recurso, 450 mil pesos de ellos serían destinados a “mantenimiento” de 35 vehículos de la dependencia, lo más extraño es que la mayoría de ellos, para ser exactos 18, son modelos de entre 1997 hasta el 2007, es decir, autos con hasta 24 años de servicio, sin duda nos gustaría conocer al taller mecánico que da el servicio a vehículos casi considerados como clásicos…

Y con el pretexto de: “Derivado de la necesidad de llevar a cabo esta verificación del programa anual del FISE 2021, la necesidad de recorrer las distintas regiones del estado conformada por 58 municipios, lo que representa un recorrido considerable”, se destinan un millón 879 mil 200 pesos para la renta de nueve vehículos -sólo uno de este del año, la mayoría son modelo 2019-, “por un periodo de 60 días”, así como lo escucha: casi 2 millones de pesos para rentar por 2 meses (julio y agosto), nueve vehículos, a razón de 180 mil pesos cada uno, unos 3 mil pesos diarios…

AHORA bien, mismo esquema y mismos actores habían realizado la misma práctica en diciembre del año pasado, que por el mismo pretexto, “la verificación del programa FISE”, destinaron un millón 315 mil 440 pesos, para rentar siete camionetas, con la diferencia que estas fue para un periodo de 90 días, además de 350 mil pesos para dar mantenimiento a los mismos 35 vetustos vehículos de la dependencia, vaya, vaya, esto no puede oler más a corrupción y desvío de recursos, pero como dice el Jack el destripador, vayamos por partes…

PARA abrir boca, la Sedesore es la dependencia que en teoría tiene como objetivo abatir la pobreza de los potosinos, pero no tiene perdón de Dios que haya destinado al final del sexenio 3.1 millones de pesos para rentar vehículos por algunas semanas, teniendo vehículos suficientes, y por lo gastado, presuntamente en buen estado pues en un lapso de 6 meses pagaron 850 mil pesos en mantenimiento, ¿de quién es el negocio?, ¿a quién se los rentaron?, ¿Qué taller dio el mantenimiento?, ¿dónde están los vehículos “reparados”?, ¿Dónde están los reportes y los testimonios gráficos de estas “verificaciones” por todo el estado, que presuntamente realizó personal de la Sedesore a bordo de los vehículos “rentados”?…

¿CÓMO es posible que en tan sólo seis meses el precio pagado por la renta diaria de cada vehículo se haya casi duplicado, pues en diciembre se pagó mil 800 pesos al día y ahora en julio 3 mil pesos por cada auto cada 24 horas?, ¿ cómo explicar que en cualquier negocio de renta de autos, el precio de un Jetta o un Versa cueste 820 pesos al día?, peor aún, que el precio de un Versa 2019 como el que “arrendaron” el gobierno del Estado por 180 mil pesos por 60 días, tenga un sitio de venta de autos en internet un costo promedio de 150 mil pesos. Ni hablar, sólo tienen un calificativo: ¡Corruptos!…

PD.- De bien a bien no sabemos qué piensan los impresentables Emigdio Ilizaliturri y Miguel Ávalos Oyervide, de triste memoria de los potosinos, si creen que los potosinos no tienen memoria o se quieren burlar de los ciudadanos, después de su desaseado paso por el ayuntamiento capitalino en el trienio de Victoria “Labandida”, este par se resiste a vivir fuera del presupuesto, ordeñaron al PRI, engañaron a Juan Carlos Machinena, embaucaron a Octavio Pedroza y ahora quieren hacerse de la franquicia del partido Movimiento Naranja, gracias a que su actual padrote, Eugenio Govea se encuentra bocabajado, ya le platicaremos más delante con más detalle de este par de pillos redomados… Armando Acosta

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.