Bitácora

HOY continuaremos enumerando los retos del próximo alcalde capitalino, Enrique Galindo Ceballos, ya enlistamos en columnas pasadas el rubro de las endebles finanzas municipales y el deplorable estado de la seguridad en la ciudad, gracias a la incapacidad del presidente municipal saliente Xavier Nava Palacios, ahora señalaremos el problema del agua y la movilidad…

EL agua potable y el drenaje: cuando se anunció la edificación y tras la inauguración de la Presa de El Realito, las autoridades presumían una y otra vez que, por fin, en la zona metropolitana se acabaría el problema de abasto del vital líquido y que además concluiría la sobre explotación de los mantos freáticos, exprimidos durante décadas y acotados por la urbanización solapada por el ayuntamiento y realizada por voraces constructores, de las zonas de recargas pluviales, desde la puesta en funcionamiento del embalse en 2015, esto, lamentablemente, nunca ocurrió…

EL abasto de agua a la ciudad capital no se ha garantizado con El Realito, al contrario, en los tres últimos años el problema de la falta del vital líquido se ha agudizado, gracias a las innumerables fallas que ha presentado el acueducto debido al mal manejo de la empresa concesionaria para operarlo, no hay mes en que no falle el suministro, incluso estas se han presentado una tras otra provocando que miles de hogares se queden sin agua durante días, algunas veces hasta semanas…

DEBIDO a la irresponsabilidad, ineptitud y corrupción que corroe al Interapas, que nunca dio el mantenimiento correspondiente a los pozos que abastecen de líquido a la ciudad, tras las fallas del acueducto de la presa de El Realito y la sequía que por casi dos años azotó la zona metropolitana, el desabasto empeoró, los equipos de bombeo están obsoletos y pasaban semanas y hasta meses para que se arreglaran los equipos, lo que acarreó que floreciera el mercado negro del agua, auspiciado desde el organismo operador, donde pipas particulares o incluso las oficiales, hicieron su agosto cobrando por llenar tinacos y aljibes a los desesperados habitantes de la ciudad…

AH, pero eso sí, cada bimestre no faltaban los recibos de cobro del agua por parte del Interapas, cobrando incluso cuotas muy por arriba de lo que la Ley autoriza, floreciendo también el negocio de despachos de cobranza foráneos, que intimidaban a los ciudadanos morosos, un negocio del director del organismo Ricardo “el huevo” Purata, por cierto que hoy presume ser intocable, al ser íntimo amigo de Fernando Chávez, muy cercano al alcalde electo y quien le coordinó la campaña…

EL Interapas, después de años de saqueo de sus arcas está técnicamente en quiebra, fue la “caja chica” de Xavier Nava, y ahora al próximo alcalde le tocará lidiar con este grave problema, en el caso de “El Realito”, el único camino viable es el de cancelar el contrato a la empresa operadora del acueducto, no se puede permitir una falla más; en el tema del drenaje, cada temporada de lluvia es lo mismo, anegaciones, encharcamientos e inundaciones debido a que buena parte de la red es obsoleta y tiene muchos años de antigüedad, por lo que se tendrá que plantear un plan integral a corto, mediano y largo plazo para remediar el problema, pero además de aplicarse, Galindo no puede ser omiso y debe de investigar a fondo y castigar todas las corruptelas en el organismo y de su director “el huevo” Purata…

LA movilidad: El transitar por la ciudad cada día se convierte en un calvario, no importa la zona, principalmente en horas pico, el tráfico es lento, las “vías rápidas” como la Av. Salvador Nava o el río Santiago son insuficientes, los “grandes proyectos” de movilidad tanto del gobierno estatal como del municipal, fueron un fiasco: los onerosos e inútiles “nuevos” brazos del Distribuidor Juárez no han servido de nada, el Metrobús, es un barril sin fondo que no tiene ni fecha de concluir su primera etapa, la “vía alterna” a la Zona Industrial no lleva ni un 5% por ciento de avance y se encuentra sin presupuesto, la ampliación del puente de Pemex en la SNM tiene más de 6 meses de retraso, las ciclovías, la de Himno Nacional y la de Av. Carranza son una nulidad, fue un negocio de los amigos del alcalde saliente Xavi Nava, incluso, la empresa que proveía de las bicicletas de renta en Carranza se retiró desde el mes pasado, debido al robo de al menos12 biciclos, el sistema de semáforos está sin sincronizar y los elementos de tránsito sólo sirven para extorsionar a los ciudadanos. Nos quedan en el tintero los temas de urbanismo y ecología…Armando Acosta

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.