Bitácora

LO que cala es la burla, la sorna, el cinismo y el desparpajo, mire Usted, después de que hace unos días el INE rechazará la candidatura plurinominal a una diputación federal por Morena, del impresentable Pedro “el mijis-mentirotas” Carrizales Becerra, como representante de las etnias, al detectar que era apócrifa la carta de identidad indígena que presentó ante la autoridad electoral y después de que ayer mismo, el director de Asuntos Indígenas del ayuntamiento de San Antonio, -quién presuntamente habría otorgado el documento- presentara una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) por la falsificación, tanto del documento como de su firma, “el mijis-mentirotas” negaba los señalamientos y aseguraba que todo era legal, dijo textual: “Hay quienes dicen que es apócrifo, todo eso es mentira. Tenemos todo en original, las firmas y todo, entonces todo fue como era (legal)”…

AHORA resulta que “el mijis-mentirotas”, no quería ser diputado federal, “A mí nunca me ha gustado que  me regalen nada. Yo no quería esa pluri (…) yo no quería la pluri (de Morena) y eso a todos se los había dicho y fue lo que hablé con Mario (Delgado Carrillo). Ahora ya no es tanto que me aferre, sino que tengo que limpiar mi honor”, aseguró Carrizales Becerra, para empezar, cuando uno quiere “limpiar su honor” primero tiene que tenerlo y “el mijis” no tienen ni honor, ni decencia, ni nada, ahora resulta que al pobre “mijis”, lo obligaron a aceptar una diputación plurinominal por Morena, a lo mejor, bajo amenazas, lo forzaron para entregar sus papeles y falsificar documentos oficiales donde lo acreditaban como indígena, por Dios, que no ofenda la inteligencia de los potosinos, Pedro Carrizales no es indígena y sus documentos, de él y los de su suplente, Pablo Nava Ortiz -que más delante hablaremos de él-, son apócrifos…

HACE unos días, causó gran revuelo e incluso fue nota internacional el caso de dos hombres que se disfrazaron de ancianitos para que fueran vacunados contra el Covid-19, en la Ciudad de México, ambos fueron detenidos y vinculados a proceso, según la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México, este par de bribones están acusados de los delitos de usurpación de identidad y falsificación o alteración y uso indebido de documentos, ya que presentaron actas de nacimiento falsas donde aseguraban tener más de 62 años de edad, los ahora imputados deberán permanecer en prisión preventiva mientras que concluyen las investigaciones…

EN su denuncia presentada el día de ayer en la delegación Ciudad Valles de la FGR, Gaudencio Santos Martínez, director de la dirección de Asuntos Indígenas del municipio de San Antonio, asegura que el pasado 30 de marzo, fue contactado por dos funcionarios del INE que se identificaron plenamente, el asunto a tratar era “verificar la autenticidad de dos constancias expedidas por la dirección a nombre de Pedro César Carrizales Becerra y Pablo Nava Ortiz de fecha 29 de marzo del año en curso y que dichas constancias se encontraban firmadas por mí en representación de la Dirección de Asuntos Indígenas”…

“EL personal del INE me refirieron que estas personas querían postularse para diputados federales, a los cuales les referí que dichas constancias no fueron expedidas por él, ya que por la fecha de expedición las reconocería y en esas fechas no se habían expedido constancias de este tipo, ratificó que de dichos documentos eran falsas las firmas ya que no fueron expedidas ni firmadas por el suscrito. Por lo que en estos momentos acuerdo presentar denuncia en contra de quien haya realizado la falsificación de dichos documentos, ya que en ella obra mi firma autógrafa que yo nunca plasmé”. Hoy dos hombres se encuentran en prisión por falsificar unas actas de nacimiento para hacerse pasar por adultos mayores, y hoy el “mijis-mentirotas” y Pablo Nava, se encuentran libres después de falsificar documentos oficiales para hacerse pasar por indígenas, así la justicia en México…

HABLANDO de Pablo Nava Ortiz, el suplente del “mijis” a la diputación federal y también involucrado en la falsificación, este torvo sujeto con ínfulas de político desde sus épocas de estudiante universitario en la Facultad del Hábitat, un gris aspirante a porro, siempre vivió en la Col. Los Reyitos, en la capital, y durante la mayoría de su vida fue militante priista. En el municipio huasteco de San Antonio, hay alrededor de 10 mil habitantes, donde el 90 por ciento de ellos son indígenas de la etnia tének, cualquiera de ellos tienen más méritos, decencia y preparación que Pedro “el mijis-mentirotas” Carrizales y que Pablo Nava para ocupar una curul en San Lázaro, pero en fin..Armando Acosta

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.