31-08-22

EN la víspera del cuarto informe de actividades del presidente de México, llega a esa difícil etapa de rendir cuentas, con un acumulado de programas sociales y deseos incumplidos, gastos multimillonarios en caprichos, dinero tirado en proyectos inconclusos, proyectos que se quedarán como herencia, y uno de los peores niveles educativos de la historia del país…

AUMENTÓ la pobreza, a pesar de los programas de reparto de dádivas a personas que ni estudian ni trabajan, nunca ha tenido idea de cómo aterrizar un programa educativo que de verdad arroje un perfil de egreso de estudiantes de diferentes niveles, con una reforma a la educación que ayude a adaptarse al nuevo contexto, y hasta se dio el lujo de menospreciar y liquidar con engaños a la población, el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (el INEE); abundan los proyectos de ayuda a extranjeros a dinero perdido, y distrae dinero de los mexicanos en pagar a cubanos por traer la salud que con inversión suficiente, de seguro prestarían con eficiencia médicos mexicanos, los que él mismo deja desempleados…

SUS proyectos sexenales vienen dando tumbos, y una vez más demuestran que las cabezas ideológicas del sexenio actual, están saturadas más de grillos que de técnicos…

UN meme distribuido en redes sociales, que describe el caótico inicio del sexenio lopezobradorista, refleja las ideas que lo arrastraron al tiradero de dinero y a un contrato de deuda que no se sabe por cuántas generaciones será pagado, y se cita con una frase que se quedó para la memoria de los usuarios del internet…

EL meme se titula “Si López Obrador fuese ama de casa”, y se remite una frase que dice “Viejo, no lo vas a creer, pero estoy ahorrando muchísimo dinero. Mira, no pagué la renta ni los servicios, no hice la despensa ni compré tus medicinas, tiré el cuarto que estabas construyendo y estoy rifando tu carro”…

Y es que desde el sexenio actual, comenzó a contraer deuda en vez de liquidar y comenzar su propio proyecto; si el abastecimiento de medicamentos ya era un sufrimiento desde los sexenios priistas, ahora la situación está peor, porque la distracción de recursos en dádivas ya no permite comprar medicinas, los usuarios acuden a las farmacias o se mueren; el ahorro interno del país se ha caído y los inversionistas ven muy alto riesgo; fueron tirados miles de millones de pesos para desmantelar un aeropuerto cuya construcción ya estaba en marcha en vez de encarcelar a los que hayan cometido un fraude, y se inventó la pantomima de la rifa del avión…

LA ineptocracia, sinónimo de indigencia intelectual, parece ser la principal asesora del presidente en turno; los que le deberían rodear para cuerpear sus intenciones y advertir los riesgos, no lo están haciendo y en cambio cobran cómodamente su quincena en forma puntual; los que deberían trabajar para enmendar la plana de los errores que cuestan caro a millones de mexicanos, están ausentes, y el gobierno vive de milagro y por las buenas intenciones y procedimientos de los expertos que se salvaron y permanecen en la nómina…

EN política interior y exterior tampoco puede presumir buenas cuentas, si se considera que las relaciones con otros países, se enturbian porque el gobierno mal llamado de izquierda, dejó de cumplir con la tradición histórica de respetar la libre autodeterminación de los otros pueblos…

AL inicio del sexenio, todo era dirigido a satisfacer el ego y la maquinaria de adoración al presidente; ahora parece que hasta de eso está cansado; su discurso se va volviendo recurrente, cíclico y circular, no lleva a nada, y denota el cansancio de un jefe de Estado que gastó más energías en 18 años de campaña presidencial que en el ejercicio del poder…

HAY quien dice que cómo extraña al Andrés Manuel López Obrador candidato a la presidencia de la República, porque sin duda se enfrentaría al hombre que tenemos actualmente en el poder, y le restregaría en su cara, todo lo que no ha resuelto de seguridad pública, de combate a la pobreza, de política exterior, del crecimiento económico del país, del desarrollo científico y educativo, y de la infraestructura que tanto se necesita.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.