28-02-24

EL Poder Judicial engusanado…

EN febrero de 2022, una pequeñita de apenas 4 años, fue abusada sexualmente por su tío paterno, Alejandro “N”, cuando se encontraba en la casa de su agresor, en una zona residencial de Atizapán de Zaragoza, en el Estado de México. La madre de la menor relató que al estar divorciada, los fines de semana comparte la custodia con el padre de la niña. La demanda penal se interpuso en abril de 2022, después de notar los bruscos cambios del estado de ánimo de su hija y rechazar la pijama que traía puesta la noche del abuso…

LA madre de la pequeña víctima asegura que elementos de la Fiscalía General del Estado de México especializado en violencia de género, sometió a la menor a diversas pruebas periciales y análisis psicológicos, en todos, se confirmó la versión del abuso sexual, pues a pesar de su corta edad, la menor repetía ante el Ministerio Público detalles de los hechos, incluso refirió que fue atacada de noche, en la cocina de la casa de su victimario, su tío.

EN marzo de 2023, el acusado de abusar a la menor fue detenido, ingresado a prisión y vinculado a proceso, pero apenas un mes y medio de estar en la cárcel, una juez le otorgó al imputado medidas cautelares para seguir el proceso en libertad portando un brazalete electrónico sólo para moverse en un radio de 5 kilómetros, poco tiempo después esta medida fue modificada para una movilidad por toda la entidad mexiquense…

ANTE la lentitud del proceso en contra del agresor y las fundadas sospechas de la familia de la víctima de que por ser el imputado persona con altos recursos económicos se le estuviera encubriendo, en septiembre del año pasado se realizó una manifestación y bloqueo de una avenida para exigir celeridad y denunciar las irregularidades del proceso en contra del abusador…

APENAS el 15 de febrero pasado, el juez Juan Manuel Alejandro Martínez Vitela determinó emitir un fallo absolutorio en contra del acusado “por insuficiencia para acreditar el delito de abuso sexual, aún y cuando se corrobora ese tocamiento, el resto de la información no está debidamente justificada. En un video de la sesión judicial que se viralizó en redes, la asombrada madre de la víctima le preguntó al juzgador: Señoría, Usted vio a mi hija ¿no le creyó?” a lo que magistrado respondió, “Desde luego que le creí en el tema del tocamiento, pero su hija jamás mencionó el tema del lugar, el día, el horario”…

ENTRE lágrimas y rabia, la madre le espetó al juez: “¿Quién la va a proteger?, ¿Usted es padre? ¿Qué hubiera hecho usted si su hija a los cuatro años de edad abusan de ella y todas las pruebas de los peritos lo afirman?”, “Tenía cuatro años su señoría, ¿cómo va a saber mi hija de tiempo exacto, cómo va a saber una niña de cuatro años la dirección de la casa de su tío? ¿Decir el día y el horario exacto en que fue agredida?”. “Explíqueme eso su señoría”. El juez salió con su batea de babas al responder que la decisión que tomó de absolver al abusador “no es absoluta y se puede recurrir”, por Dios qué rabia, qué coraje, qué impotencia, qué injusticia…

LA respuesta no se hizo esperar, tras este absurdo fallo, familiares y amigos de la pequeña y grupos de feministas realizaron desde ayer en la tarde y hasta ya entrada la noche, un bloqueo en el Periférico. Durante décadas, el Poder Judicial se ha convertido en un ente monolítico opaco, corrupto, donde el nepotismo y el compadrazgo cohabitan sin pudor y rubor alguno, donde la justicia se tuerce y se oferta al mejor postor, la descomposición los corroe en todos sus niveles, y no hay que ser un experto en transparencia, basta ver los lujosos vehículos último modelo con los que la mayoría de los empleados del Poder Judicial llegan y se van a trabajar, sólo hay que ver dónde viven la mayoría de los mandos medios y altos, donde la mayoría no podría justificar su nivel de vida con sus salarios nominales…

EN San Luis Potosí, como en todo el país, el Poder Judicial, enarbolando la bandera del nuevo sistema de justicia penal, se ha convertido en la “puerta giratoria” de la delincuencia, donde los hampones saben que con un buen abogado y una lana, si son detenidos, salen en libertad en algunas horas para seguir delinquiendo impunemente. Urge una reforma integral, una limpia a fondo del cochinero en que se ha convertido el Poder Judicial a nivel federal y estatal…Armando Acosta

 

 

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.