27-11-21

“EL poder desgasta más a quien no lo tiene”, frase atribuida al democratacristiano italiano Giulio Andeotti, dicho que hoy pude aplicarse a la perfección a la sempiterna líder del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado (SUTSGE), Bernardina “Nina” Lara Argüelles, tras más de 30 años de estar al frente del sindicato mayoritario de burócratas, también se podría aplicar este otro viejo y conocido refrán, el de “no es lo mismo los tres mosqueteros que 20 años después. “Nina” la otrora todopoderosa líder del SUTSGE vive su ocaso; atrás quedaron los tiempos donde ponía a temblar a los gobernadores en turno, no se diga a los dos últimos Fernando Toranzo y Juan Manuel Carreras, a los que puso de rodillas una y otra vez, donde sólo la amenaza de un plantón o un paro de labores, bastaba para que los gobernantes cedieran hasta las últimas peticiones de la eterna dirigente…

CANSADA y con serios problemas de salud, Lara Argüelles se encuentra cada vez más desesperada y sola, las bases sindicales la han abandonado en el desangelado e injustificado plantón que desde hace varias semanas instaló en la Plaza de Armas; todos los días, en la manifestación, no hay más de cien asistentes de los más de cinco mil agremiados que “Nina” presume tener en su sindicato, en su mayor concentración ha juntado a no más de 300 personas, este desolado panorama de su plantón ha obligado a “Nina” a asistir en sólo dos ocasiones a la manifestación de los casi 50 días que lleva instalado. La cacique sindical no confía ya ni en sus más cercanos, como Antonio Valdés, Rosario García Leja, Martín Gatica o la ex tesorera María Elena, al que en corto, califica como un grupo de “zopilotes” que están esperando verla aún más débil para darle la puñalada en la espalda, además de que les conoce sus debilidades, algunos por el dinero fácil, otros por el alcohol, otros por las mujeres que acosan…

PERO no es gratis el alejamiento de la base sindical de su dirigencia, son varios factores de peso; el cacicazgo de más de 30 años y obviamente la ausencia total de democracia al interior del SUTSGE, la opacidad del manejo de los recursos sindicales, su fortuna a costilla de los trabajadores, la falta de apoyo y respaldo a burócratas con 10, 15 y hasta 20 años de antigüedad que tienen lustros o incluso décadas de solicitar una recategorización, mientras que observan cómo los sobrinos de “Nina” o los hijos de Antonio Valdez y algunos integrantes del comité son ingresados a altos niveles, con apenas años o meses de haber ingresado a la nómina oficial…

PERO hay dos situaciones, las de mayor peso, que los agremiados sopesan para abandonar a su dirigencia: Uno.-En la pandemia, donde más del 70 por ciento de los sindicalizados se fueron a casa, se demostró que la administración estatal continuó trabajando con bastante normalidad, no hubo colapso, por lo cual se demostró que nadie es indispensable y que hay trabajadores de más en el gobierno. Dos.- Las mentiras, la líder del SUTSGE y su comité han justificado el plantón en Plaza de Armas con el argumento de despidos injustificados, cuando en realidad lo que ocurrió es que la nueva administración no renovó al menos 500 contratos a personal de confianza, y los trabajadores lo saben sobremanera, se conocen y están conscientes que esto es falso, sólo hay un sindicalizado que fue despedido, un empleado del Parque Tangamanga integrante del comité, que en esta última renovación de titular pasó a suplente, por lo cual no se le renovó la licencia sindical, este trabajador, por sus pistolas no asistió a laborar por varios días, por lo que se le levantó una acta administrativa por abandono de trabajo y se procedió conforme a la Ley a liquidarlo…

AYER integrantes del comité ofrecieron una rueda de prensa donde aseguraron que el SUTSGE interpuso ante las autoridades laborales 250 denuncias por despido injustificado, que se agregan a las otras 100 que ya con antelación se habían presentado, es decir, 350 cesados, ¿no deberían al menos estos trabajadores que defiende “Nina” estar en el plantón?; tómelo bajo reserva, pero trascendió que el último amago de la desesperada líder es un paro de labores para la próxima semana, que al parecer no prosperará, después de que, con justa razón, el Oficial Mayor Noé Lara saliera a declarar que se descontaría el día a quienes no asistan a trabajar, pero en fin…

PD.- Por fin se hizo justicia, Filemón Juárez Santana, ex director de la Policía Vial en el nefasto y corrupto trienio de Xavier Nava, fue cesado de la DGSPM , este sería el segundo cese de Filemón, pues hay que recordar que hace cuatro años fue despedido por abuso de autoridad y actos de corrupción, y Xavi lo rescató y lo impuso como jefe policíaco, ya le daremos detalles más adelante…

Armando Acosta

 

 

 

 

 

…Armando Acosta

 

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.