27-08-22

LA “corrupsíón” en la “polisía” y en la “ciudad del Sí”, donde todo es “poSÍble”. “¡Ya falta poco! Quiero que conozcan las nuevas patrullas, equipadas con tecnología de punta y que vendrán a fortalecer la Nueva Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del gobierno de #LaCapitalDelSí”, aseguró el alcalde Enrique Galindo el 21 de enero pasado al presentar las nuevas patrullas por primera vez con el rótulo de “polisía”, que desató una serie de críticas no sólo a nivel local, sino que de burla nacional e internacional. Las 92 nuevas patrullas fueron entregadas el día 24 y en el evento, la segunda polémica después de lo de “polisía” fue que no fueron adquiridas, sino “rentadas” a una polémica empresa y el precio de las patrullas…

AL principio, el mismo Galindo Ceballos aseguró que el costo de las 92 patrullas fue de 170 millones de pesos, pero días después reculó y dijo que el precio real de los vehículos oficiales fue de 203 millones de pesos, 33 millones de pesos más que lo que originalmente habría dicho, pero además varios medios cuestionaron el método de compra que fue por adjudicación directa a una empresa consentida de la administración de Peña Nieto, Lumo Financiera del Centro, cuyo promotor es el ex senador y ex secretario de Hacienda en el corrupto sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, según una nota de Forbes…

EL costo de cada nueva patrulla “rentada” por la actual administración municipal, fue de más de 2 millones 200 mil pesos, un despropósito y una exageración que en su momento el alcalde capitalino justificó, al asegurar que cada unidad estarían equipadas “con tecnología de punta”: cinco cámaras de videograbación en cada una, además de una cámara corporal para cada uno de los elementos, “esto para detectar abusos policiacos, hechos de corrupción y aclarar situaciones de conflicto”, dijo a pie juntillas el presidente municipal Galindo…

LO siguiente, fue publicado en el muro del Facebook de la connotada panista la licenciada Lidia Argüello y dice así: “Hace una media hora llevé a una de mis hermanas a su centro de trabajo, estábamos esperando a que legara la compañera que las trasladaría a una conferencia, en eso pasa la patrulla SLP 5610, por la calle Lerdo de Tejada (en San Sebastián), detuvo a un vehículo, y obvio le pidió dinero, como se lo dio el ciudadano y fui testigo, (el policía) me dijo que si se me ofrecía algo, que por qué estaba de metiche, no tengo la culpa de que sean corruptos, ATENCIÓN GOBIERNO DEL SÍ”…

A la licenciada Lidia Argüello, la última panista decente y de a deveras, se le podrá señalar de muchas cosas, menos de mentirosa. El caso es que las onerosas y arrendadas nuevas patrullas de la “polisía” y su “tecnología de punta”, a más de siete meses de haber entrado en operación, no sirven para maldita la cosa; para abrir boca: es fecha que ni placas de circulación portan los vehículos oficiales, ya ni pedir las cinco cámaras y, principalmente, las cámaras corporales que desde enero debería de portar cada elemento de la “polisía”, obviamente esto evidencia doble corrupción en la actual administración municipal de la capital: la histórica de los mordelones de la policía municipal y la de la adición de 92 patrullas a un sobreprecio y sin que contengan el equipamiento prometido…

EL tan cacareado y presumido cambio de Dirección a Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del municipio capitalino, fue sólo cosmético, en el fondo con patrullas viejas o nuevas, como policías o polisías, la corrupción no está ni remotamente acotada, al contrario, la tristemente famosa “Clave 6” utilizada al interior de la corporación para referirse a las “cuotas” que cada elemento tiene que cumplir y llevar a los jefes, continúa con toda la fuerza, ni hablar…

PERO la SSPC no es la única donde campea la corrupción, son varias las direcciones, como la de Desarrollo Urbano y Catastro, donde se cobra hasta 80 mil pesos por retirar sellos de clausura a obras, o en la dirección de comercialización del Interapas, donde al parecer una mujer de nombre Brenda que dice ser pariente del alcalde hace y deshace a su antojo, incluso ya le llaman la “directora”, porque el mismo titular del organismo, Enrique Torres, se le cuadra, en fin…

Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.