26-07-22

NADA bajará de precio..

LAS amas de casa verán caro el maíz, las tortillas, el caldito, el elote cocido y los vasitos de esquite, las tostadas, los tamales, los totopos, los chilaquiles, las gorditas, los bocoles, los huaraches, las quesadillas, las memelas, los sopes, el atole y el zacahuil, porque el grano nacional se está vendiendo muy caro, y el que viene del extranjero escasea…

LAS señoras van a extrañar cuando en su laboratorio llamado cocina, preparaban sus platillos creativos y con ellos, llevaban a las mesas los manjares de lo que es un alimento básico en la cocina mexicana…

DESCONSOLADOS, también los productores y vendedores ven con dolor cómo escasea el maíz y cuesta más caro y de qué manera se les dificulta conseguir el grano a un precio más barato para alimentar a los mexicanos…

YA se había tardado el perjuicio de la crisis, que terminó por afectar a los productos de primera necesidad, en medio de una acelerada crisis que ya comienza a recordar a los mayores, el empobrecimiento generalizado y decretado por los gobiernos federales de José López Portillo, Miguel de la Madrid Hurtado, Vicente Fox, Ernesto Zedillo Ponce de León y Andrés Manuel López Obrador…

LOS cuatro, han sido gobernantes que no supieron controlar el alza acelerada de precios, que no demuestran capacidad para resolver el entorno económico, que no saben cómo tratar con los socios comerciales, que por lo menos en tres de los casos incluyendo el actual, desarrollan su estilo de gobierno bajo intereses personales, de creencias y hasta de mera charlatanería política…

SON gobiernos de todos los partidos, caracterizados por apostar a más grandes generaciones de pobres que, a fin de cuentas, son considerados por sus estrategas políticos, la carne humana necesaria para ganar elecciones; entre más pobres, más susceptibles de vender su voto; si no, pregúntenle al PRI de 71 años de gobierno, que sobrada escuela heredó a sus opositores que han gobernado en las últimas dos décadas y media…

POR eso, es poco probable que bajen los precios, si se piensa en un discurso político de procurar el bien de la nación, en medio de una economía dinámica pero ruinosa, llena de productos básicos caros, de pobres que necesitan ayuda oficial, de contribuyentes que pagarán más caros sus propios impuestos, de usuarios de gasolina que poco falta para que ya no la paguen, y de millones de consumidores que verán el maíz mexicano como un lujo…

HEMOS vivido casi dos décadas y media de gobiernos ocupados en luchar por ganar las próximas elecciones, testigos de la carrera alcista de precios y del rompimiento de equilibrios inflacionarios que ni siquiera ha sabido frenar el Banco de México…

PARECIERA ser que además de la presión internacional por la escasez de insumos, nadie ha conseguido la solidaridad económica que frenaba la inflación en los sexenios de Miguel de la Madrid y Carlos Salinas de Gortari, ni parecen interesados en fortalecer lo que solo son esfuerzos aislados de algunas regiones de México, para atraer empresas que produzcan y movilicen la economía…

ES cierto que ya subieron los precios, y que el efecto catastrófico de la falta de rendimiento del dinero que se creyó vendría en 2008, pero ya está presente en 2022, es una crisis que promete ser duradera.

PD. El mes de agosto se caracterizará por el regreso presencial a la Feria Nacional Potosina. Preocupa, sin embargo, el crecimiento acelerado de contagios del coronavirus. Las medidas se han relajado y ya ni siquiera los operadores de transporte público exigen el uso del cubrebocas.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.