Bitácora

ALGUNAS de las aspirantes a la candidatura a la gubernatura de Morena, que asistieron a las reuniones al CEN, con el líder nacional Mario Delgado y otros dirigentes, nos confirman que cuando Delgado anunció que Mónica Rangel encabezaba las supuestas encuestas, la secretaria general nacional Citlalli Hernández tomó la palabra para decir que en la convocatoria no sólo se tomaría en cuenta los estudios demoscópicos, sino también el compromiso de los postulantes de los ideales de la Cuarta Transformación, por lo que cuestionó a la funcionaria priista que pensaba de la 4T, “lagrimita” Rangel, pasó saliva y trastabillando empezó a hablar incoherencias, que ella cuando era niña allá en el DF viajaba en camión y por eso entendía a los pobres, entre otras muchas sandeces, los asistentes no daban crédito de lo que escuchaban, desesperada Citlalli Hernández alzó la voz y dijo que lo único que oía eran palabras huecas, en ese momento, “lagrimitas” Rangel, aplicó la primera recomendación de su manager Juan Manuel Carreras, quien le dijo: “Usted no vaya a gritar, no, es más, si puede aventar la lagrimita, aviéntela”, y efectivamente, la ahora abanderada de la 4T, comenzó a llorar, lo que provocó que Carlos Evangelista, de la comisión electoral nacional, pidiera “un receso”…

 

LO que Mónica “lagrimita” Rangel aseguró en la plática, donde revela que Juan Manuel “el güerito” Carreras es su principal impulsor para logara la candidatura de Morena a la gubernatura, sólo vino a confirmar lo que era del conocimiento de todos los potosinos: el doble juego del gobernador para tener una candidata a modo en Morena y la alta traición a la coalición “Sí, Por San Luis” que el impulsó, a su partido al que desmanteló durante toda su gestión y a Octavio Pedroza. Ayer, “Carreritas”, salió con su batea de babas, al ser cuestionado sobre lo dicho por su candidata, muy nervioso y trastabillando pidió “seriedad” y que no entraría “en especulaciones”. ¿Especulaciones?,  lo que se publicó ayer fueron dichos directos, frases textuales de su candidata y exfuncionaria Rangel, que hasta el cierre de esta edición no había dado la cara para aclarar el tema, desmentir o condenar, simplemente, “el que calla otorga”. Para lo único que le alcanzó fue publicar en sus redes sociales el escueto siguiente mensaje: “se escucha que estamos avanzando a paso firme. ¡Que tengan un excelente días” lo que le valió sólo 300 likes y 65 comentarios, la mayoría de bots o cuentas falsas…

 

LO dicho en esa mentada plática por “lagrimitas” Rangel no es poca cosa que se pueda soslayar, sus afirmaciones son tan demoledoras como el desdén, el descaro y la indecencia de la abanderada de Morena por los potosinos al no dar la cara públicamente para explicar sus aseveraciones. “Yo no puedo ser de izquierda, si yo llegó como morenista el escozor de los empresarios sabes cómo iba a estar, le tienen pánico a Morena”, ¿una candidata a la gubernatura cobijada por las siglas del partido más importante de izquierda del país, aún sin ser militante y tras su reciente paso por el PRI, que repudie a abrazar los principios e ideología de quien la postula por el miedo que los empresarios le tienen a Morena? Esto es una simple muestra del pragmatismo y traición de esta mujer…

 

“PARA esto (para la campaña) se necesitan billetes, independientemente de que puedas ser buena candidata, lo que tú quieras, si no traes billetes en la bolsa no avanzas; cuesta, esto cuesta, cuesta mucho”, “yo tengo estructura, financiamiento, programa de trabajo…”, ¿De dónde tiene Mónica “lagrimitas” Rangel “billetes y financiamientos sí toda su vida ha sido una burócrata viviendo del erario”?, “Ya tienes acuerdos con los empresarios?, le pregunta el interlocutor a MRM quien responde: “Ya he estado platicando con varios de ellos, pero sobre todo aquí hay alguien más importante y es Juan Manuel Carreras, que tiene que cuidar su séptimo año”, ¿Qué compromisos se ofertarán para que empresarios financien la campaña de Mónica Rangel?, ¿de qué tiene miedo Carreras que tiene que cuidar su séptimo año?. “¿Y esta solventado toda la auditoría?, la están terminando, la están terminando, pero sabemos perfectamente que el resultado va a ser que no hay ninguna cuestión de desvío, de robo, de empresas fantasmas”. Muchas explicaciones tendrán que ofrecer a los potosinos tanto Juan Manuel Carreras y su candidata Mónica “lagrimitas” Rangel, que sí hasta el marte pasado habría la más remota posibilidad de competir con posibilidad de triunfo, esta se esfumó completamente, de nueva cuenta “el pez por su boca muere”…Armando Acosta

 

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.