23-12-23

LOS políticos insisten en pararse en un puesto de tacos para decir a la gente que pasa por la calle que coma los que quiera y de paso comprar su aprobación, e irse sin pagar la cuenta…

Y es que todos aquellos servidores públicos que promovieron la gratuidad de los estacionamientos que no son suyos, como por ejemplo los miembros de la vergonzosa Legislatura sin contrapesos, provocaron una maldad equivalente a azuzar a la muchedumbre a que entre a una tienda, tome cualquier cosa y se salga sin cubrir el costo…

EL resultado de la decisión era obvio, porque ya hay un antecedente de decisiones de tribunales para invalidar iniciativas de diputados que más que una muestra de ingenio, cometieron un abuso de autoridad al meterse hasta la cocina de los centros comerciales para hacer de las suyas…

CIERTAMENTE, la presente es una época de gobiernos que toman decisiones no con la ley, sino con la muchedumbre, un ejemplo es lo que ya advierten los abogados que obviamente van a defender la propiedad privada de alguna ocurrencia que se parece más o menos a las del Licenciado Vargas en “La Ley de Herodes”, los diputados tuvieron la ocurrencia de arrancar los artículos de las leyes superiores para crear su propio mandamiento de estacionamiento gratis a costillas de aquellos que pagan por su propiedad privada…

QUIEN no estudió la historia ni aprendió de ella, está condenado a repetir los actos, y con toda seguridad los legisladores locales volverán a ser derrotados en los tribunales, como ya ha sucedido antaño, por razones elementales como crear leyes para afectar a ciudadanos y su derecho a la libre empresa…

LOS diputados perderán porque sin tener la razón, legislaron más o menos como es la forma de hacer política que está de moda, es decir aniquilando los negocios, culpando a los antecesores, diciendo que los negocios no son necesarios para la economía, y atacando a la prensa que observa los errores, que al final del día pagará gente que no tiene nada que ver con los desvaríos de los diputados…

APENAS vuelve a empezar la discusión jurídica, que fue innecesaria y hasta una pérdida de tiempo, en un contexto donde hay autoridades que más bien deberían concentrarse en resolver las que parecen ser deudas impagables, en gobernar para el bien común, en especializar a sus funcionarios, en procurar la seguridad pública, la salud y la educación, en utilizar gasto para distribuir agua potable y en llevar en orden sus cuentas públicas…

MAS bien, la responsabilidad de generar cajones de estacionamiento suficientes en la vía pública es de las propias autoridades, hasta 2023, pésimas para la planeación urbana, incumplidas con la habitabilidad del Centro Histórico y las calles de la ciudad, y sin criterio para modificar las condiciones de creación de fraccionamientos, sujetar a reglas rígidas a quienes abran sus nuevos negocios, y resolver los problemas de conectividad de la ciudad. Ahí sí, autoridades ejecutivas y legislativas están muy calladitas.

PD. Y a propósito de vialidades, a menos de 36 horas de la Nochebuena, es preciso advertir que nada mal estaría procurar una Navidad en paz y vivir la Nochebuena sin sobresaltos, sin borrachos, con más noche de paz y celebración sin daños a terceros. La Policía Vial tiene la película completa de lo que pasa cuando alguien maneja en estado de ebriedad, y no es cosa de gracia. A veces el daño por un choque es permanente.

Bookmark the permalink.

Comments are closed.