23-11-21

LA violencia y la inseguridad no ceden en la entidad potosina, fueron años, lustros, en que las autoridades de los tres órdenes de gobierno abandonaron su responsabilidad para, ya no digamos combatir, sino al menos contener a la delincuencia. Ayer el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) publicó su informe mensual sobre los índices delictivos, donde por desgracia, los delitos vienen a la alza, en el comparativo de enero a octubre del 2020 con el mismo periodo del año en curso, del cual 9 de estos 10 meses corresponden a la administración de Juan Manuel Carreras…

EN no pocas ocasiones, en este espacio se ha insistido que el reto de la nueva administración estatal no es nada fácil en el rubro de seguridad, hemos comentado hasta el cansancio que los problemas heredados por años de decidía, ineptitud, corrupción e irresponsabilidad, no se resolverán de la noche a la mañana; para abrir boca, existe un grave problema de déficit de elementos policiacos, Ricardo Gallardo y su gabinete de seguridad deberán ya estar afinando un plan a corto, mediano y largo plazo para convocar de urgencia a una nueva generación de policías estatales, capacitarlos, equiparlos y generar plazas nuevas, y así todos los años del sexenio generar un buen número de nuevos uniformados para paliar la falta de policías…

PERO no sólo es el déficit de elementos de seguridad estatal, las policías municipales se encuentran en una severa crisis: infiltrados en su gran mayoría por el crimen organizado y desorganizado también, corrompidas hasta el tuétano, sin capacitación, sin exámenes de control y confianza, sin equipamiento, sin patrullas, desarrapados, en las primeras semanas de la actual administración se realizaron varios operativos sorpresa entre la SSPE, la Fiscalía General del Estado (FGE), la Guardia Nacional y el Ejército, en varios municipios, donde de plano se tuvo que requisar las armas de las corporaciones porque ningún elemento contaba con permiso para portarlas, en otro más se tuvo que llegar al extremo de destituir al jefe policíaco que contaba con tres trienios consecutivos en el cargo…

EL caso más marcado de la descomposición en que dejaron las anteriores administraciones a las policías municipales, es el caso de la ciudad capital, donde dos elementos en activo y un ex policía de la DGSPM (capturado apenas el día de ayer), fueron detenidos acusados del asesinato de una compañera, suscitado apenas el 28 de octubre pasado. Además también está el factor de la impunidad que genera más violencia y delincuencia, situación que debe de remediarse de inmediato, otro punto es la coordinación entre los tres órdenes de gobierno; si bien en la actual administración se observa más acompañamiento de la federación, el estado y los ayuntamientos, hay dependencias que de plano no se sabe a qué demonios se dedican, tal es el caso de la delegación estatal de la Fiscalía General de la República (FGR), que por Ley y ministerio le corresponde el combate a la delincuencia organizada, como el tráfico de personas y enervantes, huachicoleo, entre otras…

EL delegado estatal de la Fiscalía General de la República en San Luis Potosí, es Rodolfo Hernández Limón, quien tiene en el cargo más de seis años, mismo que sólo ha demostrado un pésimo desempeño, una abulia e ineptitud absoluta para ejercer sus responsabilidades, el que todos los días asista a las mesas de seguridad, a las que por cierto no aporta nada, no es suficiente para desquitar su oneroso salario, son innumerables las voces de ex diputados, líderes sociales y ciudadanos de a pie, quienes han insistido una y otra vez en la urgencia de solicitar el cambio de delegado de la FGR, el ejemplo más claro de la falta de resultados de este funcionario federal es que las averiguaciones sobre el crimen organizado en la entidad, se cuentan con los dedos de la mano. Sí Ricardo Gallardo Cardona quiere presentar resultados en el rubro de seguridad, el primer paso es solicitar de inmediato el cambio en la delegación de la FGR, de otra manera no habrá avance alguno, pero en fin…

PD.- Tras más de un año del ilegal e injusto bloqueo a un carril de la transitada Av. Carranza frente a la Casa de la Cultura, que mantenía un puñado de seguidores de Francisca “la paca billetes-berrinches” Reséndiz Lara, propietaria de la franquicia del SITTGE y de una residencia en el Fracc. Campestre, por fin se aplicó la Ley, resulta que ayer en la madrugada este aberrante bloqueo fue retirado por orden de un Juez, que determinó darle la razón a un grupo numeroso de vecinos del lugar que demandaron el retiro de la protesta ya que sus intereses se veían afectados, el desalojo fue ejecutado por elementos de la Policía Vial del municipio, con respaldo de estatales, ¿qué les cuesta?, aplicar la ley ante el capricho de voraces líderes sindicales como “Paca billetes” sí se puede…Armando Acosta

 

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.