23-08-22

SEGÚN el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), en su más reciente publicación de los índices delictivos, en la entidad potosina el delito se incrementó en un 9 por ciento, en la comparativa de los primeros siete meses del 2021 con el año en curso, pero, a diferencia de otros años, donde el crecimiento se daba en todos los delitos, principalmente los de alto impacto como: homicidio doloso, feminicidio y secuestro, actualmente está incremento se debe principalmente en el delito de robo…

EL vocero de Seguridad Pública, Miguel Gallegos malinterpretó las cifras de incidencia delictiva presentada por el SNSP, al asegurar que “se registra una disminución significativa en delitos como robo a transporte, feminicidio y homicidio doloso respecto a los primeros siete meses del presente año”, erróneamente Gallegos asegura que los homicidios dolosos disminuyeron en un 12 por ciento: falso, disminuyeron un 15 por ciento, dice que el secuestro bajó un 20 por ciento, falso, bajó en un 175 por ciento y afirma que el feminicidio descendió en un 62 por ciento cuando en realidad bajó un 50 por ciento…

EL error del vocero de seguridad, aparte de estar distraído, es que sacó sus conclusiones exclusivamente basado en las cifras de carpetas de investigación y no de víctimas, pues en no pocas ocasiones cada carpeta trae más de una víctima. El hecho es que en delitos totales en San Luis Potosí se incrementó en un 9 por ciento, 82 mil 749 denuncias más que el año pasado), los homicidios bajaron en 15.8 por ciento, los feminicidios registrados en este 2021 son la mitad de los que se contabilizaban en ese mismo lapso de 2021, los delitos sexuales bajaron un 9.6 por ciento y lesiones disminuyeron un 2.6 por ciento…

DE los 32 mil 049 delitos totales registrados en el periodo de enero a julio del año en curso, el 55 se concentran en cuatro rubros: mil 41 de narcomenudeo, mil 59 de delitos sexuales, 2 mil 738 de lesiones y 9 mil 376 de robo en todas sus modalidades; pero concentrémonos en el delito de robo, que representa el 27 por ciento del total de los delitos registrados en territorio potosino, veamos dijo un ciego…

EL alza total de los robos en 2022 fue del 28 por ciento, al pasar el año pasado de siete mil 334 denuncias a nueve mil 376 en el año en curso, es decir, dos mil 42 querellas más, el robo de vehículos se incrementó un 27 por ciento, el atraco a transeúnte aumentó un 88 por ciento, el de ganado se elevó un 23 por ciento, el de autopartes un 17 por ciento, mientras los únicos robos en que hubo un decremento fue el domiciliario que bajó un 13 por ciento y el de motocicletas que disminuyó en un 4 por ciento…

ES decir, si ya se tienen resultados positivos de disminuir la mayoría de los delitos en la entidad, principalmente los de alto impacto, y si ya se tiene detectado que son los robos los que están incrementándose y que esto dispara el crecimiento de la incidencia delictiva en la entidad, ¿por qué no focalizarse, sin descuidar los demás delitos, en los robos y atracos que son los que más agravias, ofenden y preocupan a la ciudadanía? ¿Por qué no aplicarse en combatir el robo de vehículos?, si en teoría se tienen en los “mapas de calor” de inseguridad, las zonas y horarios donde más se cometen estos delitos?…

¿POR qué no adaptar proyectos exitosos contra la inseguridad como lo es el del estado de Coahuila, que tienen ya varios años con su incidencia delictiva contenida y a la baja?, por ejemplo, cuando se implementó esta estrategia en Coahuila, se emprendió una campaña contra los negocios de la delincuencia, como lo son los locales de maquinitas, los casinos, los Yonkers o deshuesaderos, los préstamos gota a gota de los colombianos, negocios visibles donde se maneja efectivo y se puede lavar dinero o bien en el caso de los deshuesaderos donde se desmantelaban o resguardaban los vehículos robados. En el tema de los casinos, tómelo bajo reserva, pero trascendió que un nuevo casino estaría por abrir sus puertas por los rumbos del río Santiago y la Av. Muñoz, y que los empresarios que estarían atrás de este negocio son los hermanos Óscar y Francisco Rodríguez Borgio, dueños de casinos Bola Ocho” con base en Querétaro, señalados en múltiples investigaciones de venta de combustible robado, el mentado huachicol, lavado de dinero en las Cajas Libertad y financiador de campañas de gobernadores panistas, en fin…

PD.- Muy descansado y relajado después de pasar varios días en su residencia de Acapulco, se le vio al alcalde capitalino Enrique Galindo Ceballos, ojalá que haya recargado pilas y ahora sí ponga orden a su gabinete, empezando a cuidarle las manos al “muy, muy” Ángel de la Vega, dizque director de la oficina de la presidencia, al que se le conoce cono “el licenciado 20 por ciento”…Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.