23-03-23

A 29 años de distancia del asesinato de Luis Donaldo Colosio Murrieta, el Partido Revolucionario Institucional llega al aniversario desarticulado, solo con testigos de su existencia, sin ganas, sin líderes, ausente, desorganizado, dividido, sin perfiles de promesa, de manejo administrativo dudoso, desmotivado, polvoriento, inactivo y con alguno que otro torpe tomando decisiones…

SU oferta política es nula, ya casi nadie conoce a Plutarco Elías Calles, envejecieron los que recuerdan aquel partido omnipresente, lleno de huestes políticas por todas las ciudades, el de señoras “prillistas”, organizaciones populares que llevaban a cada rincón las ideas tricolores, sindicatos de obreros de voto corporativo, líderes campesinos que antes de amasar fortunas eran fuertes con los del campo…

AHORA, en el día del recuerdo del mártir de más alto nivel del partido, los tricolores ya no se parecen a aquel 1994 de bonanza electoral que no se repetirá, ni al de las masas beligerantes que pugnaban por mantener la supremacía, en medio de la lucha por la democracia que encabezaron Cristóbal Arias, Porfirio Muñoz Ledo, Vicente Fox y Salvador Nava Martínez…

LA desorganización es tal, que desapareció la escuela de cuadros, el Frente Juvenil Revolucionario está reducido a su mínima expresión, el Movimiento Territorial ya no le hace la chamba, el Instituto Político Empresarial ya no existe, y gran parte de los cargos internos son de adorno…

EL otrora partidazo, ahora partidote, fue el semillero de líderes que siguen moviendo gente, pero muchos ya no militan en ese color, y se pintaron de Verde, de Conciencia, de Movimiento Ciudadano, de Nueva Alianza, de Sol Azteca y hasta de primor, estas últimas casas que reciben políticos reciclados…

SU falta de estrategia es tal, que además de no tener verdaderos líderes movilizando estrategias electorales, hasta tiene inactividad permanente, no se conoce ni siquiera que se siente de las ideas tricolores, los responsables de la afiliación ya hasta se han de aburrir, los más viejos probablemente vivan del recuerdo de aquella unidad partidista que se rompió cuando entraron convenencieros a jugar las contras y trabajar desde la avenida Luis Donaldo Colosio, proyectos para otros partidos…

DE priistas surgió la única alternancia que favoreció con un expriista al Partido Acción Nacional en la gubernatura, o que con un ejército de correligionarios conspiró para generar otros proyectos políticos y servirse de ellos…

HACE más de 80 años, el por entonces mandamás Gonzalo N Santos, decía que la moral es un árbol que da moras, y su profecía se cumple, porque fueron priistas los que fortalecieron a las huestes del PRD para fundar el partido color Mora y ganar el proyecto de gobierno que ahora encabeza Andrés Manuel López Obrador, y dejaron desmoralizada a su vieja casa que por años les dio cargos en los gobiernos, puestos de designación o de elección popular, y hasta generosas aviadurías…

SIN embargo, no todo está muerto en el PRI…

ALGUNAS mentes perversas prefirieron conservar en sus responsabilidades a grandes conspiradores y funcionarios incompetentes, y eso es lo que trae hecho una furia a un grupo de más de 3 mil 800 priistas que suscribieron un desplegado para pedir la renuncia de Elías Pesina, ahora que incluso trabaja con uno de los jefes de prensa más incompetentes de la historia, o tal vez comprometido hasta el cuello con la marca del actual partido en el gobierno…

LA política perdió la decencia hace muchos años, y son muy pocos los que están convencidos de las ideas de cada partido, y hay 3 mil 800 en el PRI que creen que todavía las cosas pueden cambiar en su instituto político, pero son miles los que cambian de marca como cambiar de calcetines, algunos con resultados desastrosos y los demás con suerte, con cargos de elección popular vigentes…

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.