22-11-23

LA oposición, agarrada de un clavo ardiendo…

HAN intentado de todo, desde asustar con el petate del muerto de que López Obrador era un dictador, obstinado, ególatra, mesiánico, populista, comunista, casi come niños, que cerraría templos de culto religioso, que privatizaría hasta las viviendas, que ahuyentaría la inversión, que se vendría una devaluación nunca antes vista, que acabaría con el país, con la economía, que seríamos la versión 2.0 de Venezuela, la reencarnación de Hugo Chávez y Fidel Castro, que se reelegiría como este último. Pero a ni una le atinaron, hoy la economía del país se encuentra sólida, boyante, confiable, con bajo desempleo, una inflación de las más bajas de Latinoamérica, el precio de la gasolina más bajo que cuando inició la actual administración, una inversión extranjera histórica, estabilidad social y, excepto por el problema de la inseguridad que no se ha podido controlar, López Obrador lleva un buen ritmo, a menos de un año de que entregue el poder, según la última encuesta de la empresa De las Heras Demotecnia, su popularidad ronda el 79 por ciento…

HAN intentado desprestigiar al actual gobierno y a quien lo encabeza de todo lo malo que ocurre en el país, la última, la de la “política carroñera” hasta por desastres naturales como el huracán Otis categoría 5 que destrozó Acapulco, donde el frente opositor se fue con todo; todavía no se disipaba la bruma en el puerto cuando ya calificaban a Otis y sus destrozos como “la tumba de Morena”, para ellos, la oposición, les hubiera caído como anillo al dedo que hubiera miles de víctimas, pero tampoco les resultó. Hoy es el triunfo del ultraderechista Javier Milei como presidente de Argentina, que la oposición utiliza como ariete propagandístico, intentando frenar la caída libre en los sondeos, un clavo ardiente que más temprano que tarde se les revertirá. “En Latinoamérica soplan vientos de cambio. El pueblo argentino le puso un alto al mal gobierno y los malos resultados” escribió Xóchitl Gálvez en sus redes, mientras que Claudio X. González, promotor y patrocinador del frente opositor escribió: “Felicidades a Milei por un triunfo histórico que le da esperanza a millones de personas en todo el continente”…

INTENTAR comparar a Argentina con México, con el triunfo de la oposición ultraderechista, es un acto desesperado y totalmente fuera de toda razón y lógica, todo un despropósito. Actualmente y como siempre, Argentina se encuentra sumida en una severa crisis, la pobreza se ha incrementado, solamente durante 2023, en un 40 por ciento, la indigencia en casi un 10 por ciento, con una inflación del 140 por ciento y una moneda altamente devaluada, que se cotiza hasta los 350 pesos por dólar en el mercado oficial y casi a mil pesos en el mercado negro. Argentina, que durante la primera mitad del siglo XX era la economía mundial número 13, pasó a ser la 66, hoy el país sudamericano es el mayor deudor del FMI…

ESTA situación crítica, severa y desesperada, provocó que los argentinos votaran el pasado domingo a un excéntrico, extravagante y desquiciado candidato de ultraderecha, provida, Javier Milei, quien derrotó con el 56 por ciento de los votos al oficialista. Milei, apodado “el loco”, polémico, provocador y abierto admirador de Donald Trump y Bolsonaro, prometió recortar el Estado con privatizaciones y “dolarizar” el país, “el loco” Milei aseguró que Argentina, en 15 años podría estar alcanzando niveles de vida similares a los de Italia o Francia, en 20 los niveles de Alemania y en 35 años, a los de Estados Unidos, todo un populista. Hay que recordar que personajes con estas características no acaban del todo bien, recordemos al ex presídete de Ecuador, Abdalá Bucaram, destituido por “incapacidad mental” Podríamos decir que la versión local de Milei, sería José Luis “Tekmoloco” Romero Calzada, con la diferencia que el argentino cuenta con una licenciatura y dos posgrados en economía, mientras que Romero Calzada tiene la prepa trunca…

POR cierto, y regresando con la oposición mexicana, la última encuesta de De Las Heras Demotecnia, pone a la abanderada de Morena-PVEM-PT Claudia Sheinbaum con el 66 por ciento de las preferencias electorales, mientras que a Xóchitl Gálvez, del Frente por México, apenas un 14 por ciento, es decir, un 52 por ciento de diferencia entre la candidata oficialista contra la de la oposición, una ventaja muy difícil de remontar, ya que la tendencia es que Claudia van en ascenso mientras que Xóchitl va en franca picada, ni hablar…

PD.- Tómelo bajo reserva, pero trascendió, que hoy se registra como precandidato del Partido Verde a la alcaldía capitalina, el diputado federal Gilberto Hernández Villafuerte…Armando Acosta

 

 

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.