22-10-22

“LA abogacía puede ser la más noble de todas las profesiones o el más vil de todos los oficios”: E .J. Couture. El actual secretario general de la Facultad de Derecho, José Guadalupe Salazar García desconoce por completo “Los mandamientos del abogado” de Juan Eduardo Couture Etcheverry, o “El Alma de la Toga” de Ángel Ossorio y Gallardo o el “Decálogo del Abogado” del Santo Patrono de los abogados, San Ivo, y definitivamente no pertenece a la Barra de Abogados, o a la Unión Internacional de Abogados (UIA) o a la ANADE (Asociación Nacional de Abogados de Empresas) o Colegios o Asociación de Abogados, pues ignora todos sus códigos de ética…

“LA abogacía es al mismo tiempo, arte y política, ética y acción. Cómo ética, la abogacía es un constante ejercicio de la virtud” aseguró el prestigiado abogado y profesor uruguayo Eduardo Juan Couture, en su escrito más importante “Los Mandamientos del Abogado” publicados en 1949, desde esa fecha Couture aseguraba que: “Es probable que no haya rincón del mundo donde algún abogado no tenga en su despacho uno de esos recuadros que, desde el de San Ivo, del siglo III, hasta el de Ossorio del siglo XIX, se vienen redactando para expresar la dignidad de la abogacía”, hoy en día sus mandamientos también se encuentran en la mayoría de los despachos de juristas…

EL 5º. Mandamiento del abogado, según Couture dice: “Sé leal”. El hecho de que Guadalupe Salazar sea funcionario de la UASLP y al mismo tiempo litigue contra la institución al ser públicamente y en autos, abogado defensor de un profesor de la Facultad de Ciencias Químicas que fue separado de las aulas por varias denuncias de hostigamiento y acoso sexual a alumnas, no tiene nada de lealtad…

ÁNGEL Ossorio y Gallardo, prominente jurista español, en 1919 publicó su libro “El alma de la toga”, que a la postre y hasta la fecha es un clásico de la deontología jurídica, donde en el capítulo final, escribió 10 breves sentencias, conocidas como “el decálogo del abogado”, en su 7º concepto dice: “Pon la moral por encima de las leyes”. Al tener el secretario de Derecho acceso como abogado defensor del expediente completo donde se narran las denuncias de jóvenes universitarias del acoso que sufrían en manos de su profesor, de su defendido, no tiene nada de moral…

SAN Ivo, el santo patrón de los juristas, nació en el siglo XI, en la aldea de Kermartin provincia de Bretaña, en Francia, estudió en la Universidad de París y ahí obtuvo su doctorado como abogado. A San Ivo le adjudican la creación de “Decálogo de los Abogados”, donde en su primer punto dice: “El abogado debe de amar la justicia y la honradez, tanto como las niñas de sus ojos. Los vecinos de San Ivo, cuando este falleció en 1303, compusieron un epitafio que dice: “San Ivo era bretón. Era abogado y no era ladrón”, sin duda los vecinos de don Guadalupe Salazar, mucho menos las universitarias, nunca harían lo mismo…

LA Unión Internacional de Abogados (UIA) fundada en 1927 en Francia, es una organización global para la profesión jurídica con presencia en 110 países, en sus “Principios Esenciales de la Profesión de Abogado, en su punto 3º, sobre la “prohibición de conflictos de intereses”, dice: “Con el fin de respetar el secreto profesional y los principios de independencia y de lealtad, el abogado debe de evitar los conflictos de interés. No puede actuar para dos o más clientes en un mismo asunto si existe conflicto o riesgo del mismo entre ellos”, el que el señor Salazar García sea funcionario de la UASLP y esté litigando en contra de ella, además de inmoral, es sin duda un grave conflicto de intereses. Por último, el Código de Ética de la ANADE Colegio, en su artículo 30º respecto a los conflictos de interés, señala que: “Es gravemente indebido patrocinar o servir profesionalmente en cualquier forma a quienes tengan intereses encontrados, ¿qué más encontrados servir a la UASLP y defender a un profesor separado de las aulas por acoso?

CON este caso, el del secretario de Derecho ya sería el segundo escándalo solapado y sin consecuencias, el primero es el del abogado general de la UASLP el impresentable Joel González de Anda, acusado de embarazar a su secretaria en Derecho y ser un ferviente defensor de profesores y alumnos acusados de acoso sexual, en el caso reciente de Guadalupe Salazar es inconcebible, que enterado de esta grave situación, el director de la Facultad, Germán Federico Pedroza Gaitán no haya actuado en consecuencia y destituir de inmediato a su secretario, pero en fin. Sin generalizar, pero por desgracia, en la UASLP, los abogados no están ejerciendo la más noble de las profesiones, sino el más vil de todos los oficios…Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.