21-12-21

PARECE ser que lo más aproximado a la noche de paz y noche de amor que los villancicos cantan en la Nochebuena, ocurrió en 2020, cuando el nivel de confinamiento de los potosinos era tal, que el único tiempo en el que a miles se les vio de un lado a otro, fue para repartir abrazos y no balazos, con motivo de la llegada de la Navidad…

POR entonces, es cierto que el contacto entre personas no fue propiamente un roce violento, pero sí una ocasión para distribuir buenos deseos, y en forma peligrosa el virus del SARS CoV-2, que en enero y febrero mató a centenares de potosinos, no necesariamente los viejitos de la casa, pero sí los más expuestos al por entonces nuevo virus que no tenía vacuna…

EL abacho, becho y apapacho de las fiestas de fin de año, no tardaría en convertirse en una tragedia, porque sin querer u ocasionalmente de manera irresponsable, hubo quienes tomaron la decisión de celebrar la Navidad como si no hubiera pandemia, y no pensaron en su seguridad sanitaria ni la de sus seres queridos, que ahora faltan en su hogar…

ESO sí, muchos, hasta los que solo esperan la oportunidad para ver a quién asaltan, o los que de cuando en cuando buscan lo que no es suyo, los que se encuentran con sus rivales de intenciones, o aquellos que ya son mañosos profesionales, se guardaron en casa y se aguantaron las ganas de demostrar en la calle, la mísera formación en valores que les enseñan en el hogar…

PERMANECER en algún lugar de casa haciendo trabajo por la vía remota, o incluso rascarse el ombligo como miles de burócratas que cobraron puntualmente su sueldo y sus prestaciones, pero no rindieron en el gobierno, o simplemente aburridos porque no había víctimas en la vía pública, delincuentes de diferentes perfiles clínico-criminológico, se contuvieron y contribuyeron a bajar los motivos para formar parte de la estadística de denuncias que los refieren a una carpeta de investigación, o a una temporada guardados en prisión…

OTRA variante de las cifras de delitos, es un indicador que da cuenta de que no hay elementos para afirmar cuántos sucedieron o no, si el propio sistema judicial del estado puso con los pelos de punta a los abogados, porque desde abril de 2020, sus tiempos procesales estaban detenidos, o desde el lado de la investigación, el Ministerio Público ponía cualquier pretexto para no recibir las denuncias…

ABUNDABAN las quejas de los litigantes, porque miles de potosinos se quedaron con sus asuntos en la mano, sin siquiera un acuse de recibo en oficialías de partes, y eso ocurrió en la segunda mitad de 2020…

ES decir, muchos malhechores se quedaron en casa, y al mismo tiempo y para gran parte de los delitos existentes, la autoridad no supo cómo reaccionar desde un principio.

PD. Los primeros datos, indican que la controversia política que derivó en la inhabilitación del ex presidente municipal de la capital Xavier Nava Palacios, será una novela que tardará en desenredarse, sobre todo si se percibe el grado de polarización de las posturas públicas de ambas partes envueltas, ya sea desde la autoridad que acusa y de los actores políticos señalados. Nava y sus miembros del Cabildo inhabilitados, ven como un exceso la actuación del Congreso, afirmación condimentada con datos en los que imputa al gallardismo, la inhabilitación política, mientras los legisladores le descargan imputaciones que van de lo administrativo hasta lo agrario. Todavía no se acaba el enredo político, en el que se han trenzado dos corrientes ideológicas, claramente contrarias una a la otra.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.