20-12-21

QUIEN obra mal se le pudre el animal. En su meteórica y ya sepultada carrera política, de sólo seis años de duración, Xavier Nava Palacios, “sembró vientos y cosechó tempestades”, el pasado sábado, por unanimidad, en sesión privada del Pleno del Congreso del Estado determinó lo siguiente: “Por hechos, acciones y omisiones que quedaron acreditados en los términos de las consideraciones del presente dictamen se impone a los ex servidores públicos las siguientes sanciones: Francisco Xavier Nava Palacios: en su carácter de presidente municipal constitucional del municipio de San Luis Potosí, SLP, administración 2018-2021, se le impone una sanción de 18 (dieciocho) años de inhabilitación para el ejercicio de empleos o comisiones en el servicio público”…

SOBERBIO hasta el final, Xavier Nava y su pataleo, asegura que recurrirá la decisión del Legislativo ante la justicia federal, pero la Ley es muy clara y precisa, pues en el párrafo V del Artículo 126 de la Constitución Política del Estado, respecto a los Juicios Políticos, señala que: “las declaraciones y resoluciones del Congreso no son recurribles”, por lo que el ex alcalde capitalino no tiene manera de revertir el fallo dictado el sábado por unanimidad. De nada le sirvió al inhabilitado Xavi haber pasado en estos seis años de su maltrecha carrera política por al menos cuatro partidos: el PRD, donde inició, el PAN, Movimiento Ciudadano que lo hizo alcalde y Morena, el último, que lo arropó para buscar la reelección sin éxito…

SERÁ hasta el año 2039, cuando ya de 68 años de edad, que Xavi Nava podría ocupar algún cargo público y buscar un cargo de elección popular, todo por su estulticia y su sobrada soberbia; en tan sólo un año, Xavi echó por la borda su carrera política, terminó de enterrar al movimiento navista y enlodó la memoria de su abuelo Salvador Nava; hace exactamente un año, Xavier Nava, en ese entonces aspirante a la candidatura del PAN a la gubernatura, le levantaba la mano a Sonia Mendoza, también aspirante que ese día renunció a su precandidatura pero se negó a sumarse al proyecto de Xavi, el 10 de enero del año en curso perdió estrepitosamente la contienda interna del PAN a la gubernatura, a finales de febrero se postula por Morena para buscar la reelección y el 6 de junio fue derrotado vergonzosamente quedando en un lejano tercer lugar, recibiendo el repudio generalizado de los capitalinos tras su nefasta y corrupta gestión…

LOS tres años de la gestión del hoy inhabilitado Xavi Nava estuvo plagada de innumerables escándalos de corrupción, principalmente el último tramo, ya como candidato a la reelección y poniendo a su esbirro Alfredo Lujambio como su interino, (por cierto también inhabilitado por 12 años) el saqueo a las arcas públicas fue descarado y asqueroso, cientos de millones de pesos de nuestros impuestos fueron desviados a la campaña fallida de Xavi, quien junto a su “burbuja”, el mismo Lujambio Cataño, Sebastián Pérez, Óscar Valle Portilla, Rodrigo Portilla, José Mejía Lira y Pablo Zendejas Foyo, dejaron un desorden administrativo y evidencias contundentes de sus corruptelas, además del desacato a una amparo por una obra en el Periférico, causa por la que hoy fue inhabilitado…

TRAS dejar la alcaldía capitalina y ante las inminentes denuncias penales por corrupción en su contra, Xavier Nava y su camarilla de saqueadores se preocuparon sobremanera, con justa razón veían que su futuro era la cárcel, por lo que planearon buscar cobijo político desesperadamente; el primer y fallido intento fue agandallarse el vetusto y apolillado Frente Cívico Potosino (FCP), al imponerse antidemocráticamente como su dirigente, fue un petardazo, no le funcionó, nadie le compró su discurso donde hablaba de decencia, honorabilidad y democracia, paralelamente, buscó la dirigencia del PAN en la figura de la impresentable Josefina Salazar, quien fue arrollada por Verónica Rodríguez, después, en complicidad con “el cachorro de la robolución” Mauricio Ramírez Konishi, pretende hacerse de la dirigencia estatal del Movimiento Ciudadano, plan que por cierto no le prosperará, y ahora inhabilitado por 18 años, amén de las denuncias penales y por presentarse en su contra por los millonarios saqueos a las arcas públicas del ayuntamiento capitalino,

“HIJO de tigre, pintito”. Tal parece que lo eso de la inhabilitación para ocupar cargos públicos ya ses una tradición en la familia Nava, hay que recordar que el padre de Xavi, Luis Nava, fue inhabilitado por 3 años y sancionado con una multa de más de 10 millones de pesos, por la comisión de diversas irregularidades cuando se desempeñó como titular de la SEDUVOP en los tiempos del gris Toranzo. Amén de las denuncias por haber recibido irregularmente millonarios contratos de obra pública de su cuñado Horacio Sánchez, cuando éste era gobernador, pero en fin, ahora sí ¡lástima Xaviercito!…Armando Acosta

 

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.