20-08-21

SIN duda este miércoles 18 de agosto pasado, es un día histórico en el país, aunque sucedió en la planta armadora de la General Motors (GM) en Silao, Guanajuato, este evento será un parteaguas en el sistema sindical del país que tendrá repercusiones positivas para los trabajadores mexicanos. Tras la reforma laboral federal del 2019, donde se obliga a realizar elecciones transparentes, justas y democráticas en los sindicatos tras décadas de un corporativismo amañado, vetusto, corrupto y monolítico de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), un sector pilar del PRI, la planta de la GM en Silao realizó por primera ocasión un proceso de votación entre sus trabajadores, para la legitimación del contrato colectivo del trabajo…

ES decir se les preguntó a los más de 7 mil trabajadores de esta planta, si estaban de acuerdo o no en que la CTM fuera su representante sindical y por consiguiente quien negocie el contrato colectivo de trabajo, tras una jornada continua de 34 horas, vigilado por observadores electorales del Instituto Nacional Electoral (INE), de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y de la Secretaría del Trabajo y Prevención Social del gobierno federal, este proceso tuvo una importante participación donde casi 6 mil obreros sufragaron, donde el 55 por ciento, unos 3 mil 214 votos optaron por rechazar a ser representados por la central obrera priista y unos 2 mil 630 votaron por la continuidad de la CTM…

EL proceso histórico de este miércoles pasado no estuvo exento de polémica y acusaciones de intimidación a los trabajadores para presionarlos, según reportes periodísticos, hubo personas que asustaron a los obreros, principalmente los señalamientos en contra de miembros del sindicato “Miguel Trujillo Gómez” de la CTM quienes intimidaron a los empleados al decirles que si votaban en contra de la central obrera, la automotriz se llevaría su planta a otro lugar, también se acusó de que ofrecieron dinero para la compra de los sufragios a su favor, pero no les funcionó, como no les funcionó la CTM al tratar de aplazar la consulta sindical con el nimio pretexto de “de los altos niveles de contagio por la pandemia de Covid-19” o acusar injerencia y presiones de sindicatos estadounidenses para para influir en la votación…

PERO ¿por qué decimos que es histórica esta consulta en la GM de Silao?, simplemente porque es el inicio de la caída del sindicalismo charro, corrupto y comprometido con todo menos con los intereses de los trabajadores, es el inicio de una democracia real sindical y el respeto a la voluntad de los obreros, este ejercicio en Silao abre las puertas a futuros procesos de democracia sindicatos, por cierto lo ocurrido en la planta de la GM no afecta en lo más mínimo las prestaciones de los trabajadores. Sería, por fortuna, el fin de los cacicazgos de líderes sin escrúpulos, que nunca han trabajador pero que se dicen representantes de los sindicatos, que se han enriquecido a costilla del esfuerzo y sudor de los obreros potosinos…

LA falta de democracia y charrismo sindical tienen un claro ejemplo en San Luis Potosí, donde a lo largo de sus más de 71 años de vida la CTM en la entidad, sólo ha tenido tres secretarios generales: Salvador Díaz Macías, Guadalupe Vega Macías y ahora, quizás el peor, Emilio de Jesús Ramírez Guerrero, quién ya prepara heredar el cargo al orgullo de su nepotismo, a su hijo Emilio Ramírez Konishi, actual dirigente local del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Automotriz y Servicios en General, Similares y Conexos de la CTM, sin laborar un solo día en esta industria. Emilio de Jesús Ramírez lleva en el cargo más de 15 años tras la muerte de Don Lupe Vega acaecida en el 2006, Ramírez Guerrero se da una vida de millonario, socio de La Lonja, viajero frecuente a Europa, realizó la boda de su hija hace un par de años en una isla Italiana con todos los lujos, incluso hace unos años fue víctima de un robo en su domicilio donde de una caja fuerte los ladrones se llevaron miles de pesos, dólares y joyas valuadas en varios millones de pesos, además de haber sido diputado local y federal por el PRI en varias ocasiones y ahora pasar la estafeta política a su hijo Mauricio, actual diputado local que ganó la reelección, un junior “cachorro de la robolución” con estudios en el IRAM y propietario junto a su hermanos de diversas empresas creadas y beneficiadas por sus relaciones sindicales…

PERO no sólo es Emilio de Jesús quien está en riesgo de perder los privilegios de décadas amasando ofensivas fortunas, sino de otros dirigentes sindicales como Bernardina Lara, Francisca Reséndiz y otros muchos más, en hora buena por nuestros obreros que ahora sí podrán decidir quién los represente y no una bola de bandidos consumados…Armando Acosta

 

Bookmark the permalink.

Comments are closed.