20-07-22

NI son los modos, ni son las formas. A toda costa el alcalde Enrique Galindo intenta justificar el zipizape que elementos de la policía municipal de la capital protagonizaron el pasado domingo por la tarde en el jardín de Tequis, al detener con exceso de fuerza a un joven “patineto”, el video del bochornoso escándalo de las huestes de Juan Antonio “Chuyín” Villa, se viralizó el domingo y el lunes y todavía ayer martes fue retomado por medios nacionales como Milenio, Televisa, TV Azteca, Políticomx, entre otros…

HASTA en un “en vivo” es su muro de Facebook, el pasado lunes en la tarde Galindo Ceballos salió a defender lo indefendible: el alcalde aseguró que la acción de los policías se debió a una denuncia de un padre de familia, que se trató de una riña entre dos jóvenes alcoholizados y que al menos uno era mayor de edad, aceptando sin conceder que se tratara de un riña de jóvenes encaguamados que escandalizaban el orden, la forma en que fueron tratados los detenidos por parte de los uniformados y el maltrato a los ciudadanos que reclamaban la violencia extrema de la acción, es totalmente reprobable, aquí y en China…

POR cierto, ¿dónde demonios están las cámaras corporales que se adquirieron hace muchos meses por la actual administración, que presumió con bombo y platico y donde aseguraban que cada elemento de la corporación así como las patrullas, contarían con un sistema de grabación de video para evitar abusos, excesos, extorsiones y corrupción?, Galindo asegura que sólo se ve una parte del video. Si estuvieran las mentadas cámaras, ¿por qué no presentar el video corporal de los elementos involucrados donde se ve desde el principio de la detención?, ¿pues quéno eran para eso?…

POR cierto y por pura casualidad, tras la profusa circulación del video de Tequis, coincidió ayer con la publicación de la ENSU, la Encuesta Nacional de Seguridad en Zonas Urbanas, realizada por el INEGI, del último trimestre, donde revela que en la capital se incrementó la percepción de inseguridad de sus habitantes, pasó del 77 al 81.4 por ciento, también retrocedió la confianza ciudadana en la “polisía” municipal, al pasar de 58.7 a 30.7 por ciento, es decir 20 puntos porcentuales, mientras que la confianza de los potosinos a la policía estatal también cayó, al pasar del 56.8 al 23.7 por ciento…

ENRIQUE Galindo es policía de toda la vida, conoce desde la corporación municipal, la estatal y la federal, le entiende bien al tema y sabe que es tiempo de privilegiar la eficiencia a la amistad y lealtad de años de su compañero de toda la vida, Juan Antoni Villa, ni hablar…

Y bueno por los rumbos de nuestra querida Máxima Casa de Estudios, la centenaria UASLP, también hace aire, resulta que la incapaz directora de la Facultad de Ciencias de la Información, la maestra Celia Mireles Cárdenas, el 28 de mayo pasado solicita por medio de un oficio al jefe del departamento de nómina el “alta del RPE del personal de apoyo para el mural FCI”, el polémico horroroso mural de mosaico conmemorativo a los 100 años de autonomía. Son seis personas a quienes solicita que se den de alta en la nómina, quienes por cierto hicieron su trabajo al ser artistas del mosaico con mucha experiencia, por los cual omitiremos su nombre al no tener culpa alguna…

EL problema es que desde el 17 de mayo, el Jefe de la División de Desarrollo Humano Roberto Llamas Lamas, le informa a la impresentable directora de FCI Celia Mireles, que se procedió “elaborar contrato por tiempo determinado” a los artistas que realizaban el mentado mural, bajo las siguientes especificaciones “Plaza no presupuestada” el nombramiento era como “Asistente de funcionario (163)”, con ”Nivel 6” con una “Percepción: 136”, con una “Jornada de 32 horas”, adscritos a la Facultad de Ciencias de la Información y por un periodo del 14 de marzo al 30 de junio”. El 27 de mayo se les pagó a cada uno de los contratados 14 mil 793 pesos, un total de 83 mil 758 pesos pagados del recurso propio de la universidad.

NADA tiene de malo que se les pague por su trabajo a seis honorables artistas, pero ¿por qué mentir? ¿Por qué decir que el horrendo mural del centenario era realizado por “voluntarios”?, ¿por qué los recibos de pago los conceptos son “docencia, curso opción a tesis, programa operativo de la FCI” o “docencia maestría en ciencias de la información documental”, “apoyo en elaboración de constancias, atender llamadas telefónicas, revisar y verificar correspondencia, realizar reportes”?, ¿Así de discrecional y con mentiras se maneja el presupuesto de la UASLP?, pero aún hay más… Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.