20-06-23

EN política, una de las cosas que no se debe hacer es el ridículo: AMLO. Definitivamente esta máxima pejista no la entiende ni la atiende el súper delegado federal en la entidad potosina, Gabino “tekmolito” Morales Mendoza, que pasó de manejar todos los programas federales de beneficio social, el responsable de todos los servidores de la nación y el representante de la 4T en San Luis Potosí, que no es poca cosa, a hacer el ridículo mayúsculo en las redes sociales, que de verdad dan pena ajena…

GABINO ahora es un émulo, una copia barata, una caricatura de tercera del ridículo José Luis “tekmol” Romero Calzada, que esto ya son palabras mayores, la diferencia es que éste último sí tiene problemas mentales y/o neurológicos, pero del súper delegado Morales Mendoza es simplemente desesperación por llamar la atención, sea como sea, pues ante la cercanía de las elecciones del 2024 y su falta de carisma, compromiso, resultados y trabajo, nada más no levanta…

“QUE hablen bien o mal, lo importante es que hablen de mí”, polémica frase acuñada por el artista Salvador Dalí, retomada por el impresentable “tekmol” Romero Calzada y ahora apropiada por “tekmolito” Morales, que no sólo queda en un ridículo en superlativo en lo personal que al fin de cuentas es su problema, sino lo grave es que resta seriedad a su encargo que no es poca cosa y acorrienta la función pública, amén de que deja muy mal parada a la 4T…

EL ridículo de Gabino se ha acrecentado en últimas fechas, en los últimos meses para ser exactos, y se trata de una serie de videos que publica en su cuenta de Tik-Tok donde el súper delegado realiza bailes, con muy poca gracia, y canta con menos entonación canciones con el ritmo de “Bandido” de Ana Bárbara, de “BZRP” de Shakira, “Mucha Marihuana” de Babo y el Cártel de Santa, “You´re The One That I Want” de Olivia Newton-John y John Travolta, o la de “El Colesterol” de Fito Olivares, entre otras sandeces…

QUE el “tekmolito” Morales baile a ritmo de Olivia Newton-John en su casa un sábado no le quita lo ridículo, pero lo que es más condenable es que lo haga en horas de oficina y en instalaciones oficiales como cuando baila con algunos colaboradores “Quieres que te guise un chicharrón, un pedazo de jamón o prefieres pollo frito mi amorcito”, eso si no. La pregunta es ¿a qué hora trabaja don Gabino?…

PERO lo que da más penita ajena es que si Usted querido lector dijera pues valió la pena hacer el ridículo y “tekmolito” tiene miles de likes y sus seguidores se cuentan en cientos de miles, pudiera justificarse el ridículo, pero para los 142 corazoncitos que trae bailando como Olivia Newton-John y los 72 de Ana Bárbara, mejor dedíquese a otra cosa señor Morales Mendoza, porque ni como delegado, ni como político y menos como influencer la hace…

GABINO Morales nunca ha sido de muchas luces, más bien corto de mira, el súper delegado federal en la entidad no supo qué hacer con tanto poder, empezó con el pie izquierdo su gestión al rodearse de lo peor y más corrupto de la política potosina, de la familia Arreola donde el nefato Antonio Arreola y su hijo del mismo nombre lo cooptaron e hicieron su voluntad…

A casi cinco años de usufructuar el cargo federal más importante en territorio potosino, Gabino Morales no tiene mucho que presumir, para abrir boca Morena es fuerte sólo por la imagen del Presidente López Obrador, pues el trabajo de sus funcionarios ha dejado mucho que desear, la estructura más fuerte en la entidad no es la de la 4T sino la de su aliado el Partido Verde, es por eso que “temolito” Morales y su grupo conformado por la actual dirigente estatal Rita Ozalia Rodríguez, cuyo único mérito es ser hermana de la paisana Rosa Ícela Rodríguez. La hoy todopoderosa Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana y del venido a menos Leonel Serrato, intentan, sin mucho éxito, dinamitar la relación entre el Presidente y el gobernador Gallardo, pues saben que de seguir los buenos términos, los dejaría fuera de toda negociación, pero en fin, sigan haciendo el ridículo…

PD.- Ricardo Daniel Centeno Trejo, el nuevo director de sistema de Colegios de Bachilleres (Cobach), está sólo de adorno, pues a casi dos meses de haber tomado protesta, a delegado toda responsabilidad a su secretario particular, Jacobo Soria, proveniente de “la herencia maldita”, Centeno Trejo se la pasa en las relaciones públicas, en desayunos, en los cafés en la chorcha, mientras que su prepotente y déspota secretario particular, hace y deshace en los Cobach. Pues será el tercer director que tiene el sistema en casi dos años pero ninguno ha salido bueno, ni hablar…Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.