19-11-22

EL gobierno del estado está cayendo en una espiral en la que empieza a dejar de cumplir pagos y compromisos y progresivamente va acumulando deudas, como la que avanza con el ya muy marcado retraso en sus aportaciones a sueldos de maestros del nivel básico…

CON independencia de la naturaleza y términos de los acuerdos celebrados en administraciones pasadas, finalmente las responsabilidades de la institución no se miden por sexenios, sino por las acciones institucionales y los acuerdos establecidos dentro del marco legal…

MODIFICAR términos y condiciones es una acción obligada de la autoridad solo como resultado de una negociación, pero no de una imposición de criterios…

LA semana que concluye fue necesario que los mentores y administrativos adheridos al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación se presentaran directamente en el Palacio de Gobierno para exigir el pago de sueldos y prestaciones…

LA falta de liquidez es sinónimo de cualquiera de dos posibilidades: no hay dinero, o la planeación financiera deja mucho que desear…

LOS sindicalizados de la Sección 52 trabajan para el Sistema Educativo Estatal Regular, y su titular, Crisógono Sánchez Lara, no necesariamente es de los funcionarios más cargados a las salidas negociadas; suele ser iracundo y retador, los demás le hacen los mandados -dice él-, y tienen que llegar a puntos de confrontación para tratar de resolver problemas…

HABLAR con él desde la perspectiva sindical es técnicamente imposible, o muy difícil; alcanzar acuerdos, también lo es; suspender actividades momentáneamente y comerse un zacahuil con él, no lo es tanto, y hasta pide que el transportista como el atleta de “Luchas y mitotes en el nuevo mundo”, cruce cerros, ríos y penínsulas hasta llegar con el preciado platillo huasteco calientito y listo para servir…

ESO sí, solo los trabajadores de la educación que se comen el megatamal huasteco de carnes hervidas hasta desintegrarse, son los que saben si el cocinero es bueno o no…

PERO los planeadores financieros y la gestoría del director del SEER parecen no funcionar mucho; las deudas se van acumulando y el único recurso es remitirse a su frase manida de “la herencia maldita”, como espacio para convencer a la gente de que no es problema suyo, que unos tipos malos se quedaron con la lana o no la pagaron, que -es cierto- parte de esos pendientes vienen de lo que sexenios anteriores dejaron de cumplir, pero el actual SEER parece tampoco parece querer pagar, o por lo menos someter al derecho de pataleo para ver si alguien le suelta dinero…

MIENTRAS el SEER no incluya en su presupuesto de egresos la solución definitiva a las deudas es un hecho que el pataleo vendrá del sindicato.

PD. Y a propósito de deuda, lo cierto es que los 150 millones de pesos que el gobierno del estado le niega a la Universidad Autónoma de San Luis Potosí en vísperas de celebrar su centenario no es una buena señal. Es preciso recordar que los convenios son institucionales, producto de reformas legales y no ocurrencia.

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.