19-10-23

“NO estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a decirlo”: Voltaire…

NUESTRA absoluta solidaridad y empatía a nuestro periódico hermano Pulso, a la organización Ciudadanos Observando y a otros medios de comunicación cuyos espacios en la red social Facebook fueron borrados por ataques cibernéticos, condenamos estos hechos y nos sumamos a la exigencia a las autoridades correspondientes para que actúen en consecuencia para dar con los responsables de estos ataques a la libre expresión…

AL gobierno federal y estatal, para que por medio de sus policías cibernéticas investiguen los hechos, a la empresa Meta, propietaria de Facebook a reforzar sus medidas de protección y seguridad. La libertad de expresión es uno de los valores más preciados de una sociedad justa y democrática, en pleno siglo XXI y en una vorágine tecnológica y cibernética, donde las redes sociales son un medio muy importante para informar, no se puede permitir este ciberacoso…

PASANDO a otros temas, el Código Penal Federal vigente, en su Artículo 250, establece que: “Se sancionará con prisión de uno a seis años y multa de cien a trecientos días a quien: I.- Sin ser funcionario público, se atribuya ese carácter y ejerza alguna de las funciones como tal. II.- Al que sin tener título profesional o autorización para ejercer alguna profesión, reglamentada, expedidas por autoridad u organismos legalmente capacitados para ello. a) Se atribuya el carácter de profesionista, b) Realice actos propios de una actividad profesional, c) Ofrezca públicamente sus servicios como profesionista, d) Use un título o autorización para ejercer alguna actividad profesional, sin tener derecho a ello”…

RESULTA y resalta, que hay una funcionaria del municipio de la capital que se presenta como “licenciada”, se enoja si no le llaman “licenciada” y firma todos sus documentos oficiales como “licenciada”, se trata de la impresentable directora de Turismo municipal Claudia Lorena Peralta Antiga, de quien luego de realizar una búsqueda en el Registro Nacional de Profesiones de la SEP, para encontrar la cédula profesional, esta nunca apareció. Pero resulta que doña Claudia Lorena no es licenciada, es aeromoza. De ahí la explicación del gusto de la señora Peralta Antiga por los viajes, aviones y la buena vida, es la misma que no entiende que ser titular del área de turismo no es hacer turismo a costilla de los impuestos de los ciudadanos, viajar a Perú, Cuba, España, Denver y adonde se le antoje con costo al erario, la misma funcionaria que compra “premios” muy cuestionables para que su jefe el alcalde sacie su adicción a los reflectores, aplauso fácil e incidencia…

SEGÚN la respuesta de la Unidad de Transparencia del municipio, a solicitud expresa, dice de la azafata Peralta Antiga,: “Tomando en cuenta lo manifestado por la servidora pública en su curriculum vitae en el que señala haber concluido estudios como Sobrecargo de Aviación, obteniendo únicamente el Diploma con el cual acredita su grado de estudios mismo que se aporta al solicitante”, en el mentado curriculum la titular de Turismo dice que su nivel máximo de estudios concluido y comprobable es el de “Carrera técnica”, que la carrera genérica es la de “sobrecargo de aviación”, que su estatus del grado de estudios es “concluido” y que el documento obtenido es un “diploma”, ¿entonces de dónde saca que es licenciada la señora Peralta?…

¿SERÁ que se equivocó?. Nada tiene de malo ser sobrecargo o azafata que es lo mismo, nada tiene de malo atender a los pasajeros en un avión; sus 12 meses de estudio que dura la “carrera” deben de ser duros, lo malo es que digas que eres, firmes y actúes como algo que no eres: “licenciada”, pues hasta donde sabemos “sobrecargo de aviación” aún no logra el carácter de licenciatura ni dan cédula profesional, pero en fin…

PD.- Tómelo bajo reserva, pero trascendió que, por los rumbos del Edificio Central de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, hay una gran y creciente molestia entre los directores y funcionaros jubilados, tras las lamentables declaraciones del rector Alejandro Zermeño a los señalamientos de las “compensaciones” millonarias que otorga la institución. A los exfuncionarios les enojó que el rector no aclaró nada sino que dijo que eran “un lastre” para la universidad. Personas que laboraron como académicos y funcionarios analizan formar un grupo y ya se gesta una rebelión en vísperas de la posible reelección del galeno rector, ni hablar…Armando Acosta

 

 

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.