19-09-22

LA criminalidad parece haberse convertido en una manifestación de la normalidad social; abundan los asaltos y los homicidios, y por más entusiasta que se promueva la autoridad, definitivamente está rebasada…

EL asesinato de una jovencita en el municipio de Villa de Arista, homicidios y feminicidios por todo el Estado, la muerte de una pequeña por lo que parece ser producto de negligencia médica, y ataques mortales a balazos en diferentes sitios de la ciudad, dan cuenta de un escenario descompuesto

ES un escenario para el que el gobierno de México no estaba preparado, ni los presidentes anteriores ni Andrés Manuel López Obrador, este último, propenso a la tentación de negociar con las bandas criminales la estrategia de los abrazos y no balazos…

SEA cual sea el nivel del que se trate, lo cierto es que hay criminales sueltos por todos lados, y desde los hechos comunes hasta los delitos de alto impacto, hay resultados de persecución y combate a las bandas que son desintegradas con detenciones o con el uso de la fuerza a diferentes niveles, pero aún vemos instancias de seguridad y de procuración de justicia, que van a un ritmo muy lejano a la carrera que les va ganando la delincuencia…

EN la Zona Metropolitana de San Luis Potosí, la tibieza de los gobiernos de Fernando Toranzo Fernández y Juan Manuel Carreras López, dejó un suelo minado, que no ha sabido superar el sistema de seguridad actual…

SEGURAMENTE, quienes tratan de presumir un San Luis muy seguro harán magia con cifras, pero de números y porcentajes no se revive a una persona muerta; pintarán escenarios de presencia policial, pero ¿cómo se va a pensar en un combate justo a la delincuencia, si en colonias como Alamitos y la Industrial Aviación, mejor saben los vecinos que los policías que rondan la zona, ya hasta conocen a los delincuentes y dónde viven, y no resuelven los robos y los asaltos?…

HASTA las cifras del INEGI despiertan dudas, si se considera el alto nivel de oportunidad que favorece a los encuestados para mentir al contestar las preguntas, con enormes errores metodológicos y por lo tanto, información que en algunos aspectos puede resultar no ser veraz, a pesar de la enorme oportunidad que tiene la institución de acercarse a datos duros que superen los niveles de percepción de seguridad pública que por cierto, son solo eso, percepción…

DE la verdadera situación de la delincuencia, no hay información real, cuando se sabe que la cultura de la denuncia no está muy arraigada, tal vez por temor a la dilación de las autoridades, porque hay quienes prefieren reparar su daño que esperar a que lo haga el impartidor de justicia, o porque hay desconfianza en los cuerpos de seguridad…

AÚN así, los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, presentan espeluznantes evidencias de la libertad con la que se puede mover un delincuente, y meterse en la estadística del crimen a través de una denuncia, que no se sabe si será resuelta en el Ministerio Público, o no se tiene la certeza de que vaya a parar al Poder Judicial, con una carpeta de investigación integrada en forma impecable…

PD. Algo tendrá que resolver con rapidez la alcaldía capitalina, para tapar los baches y reparar el alumbrado público. Por lluvias, otra vez hay calles oscuras en el Centro Histórico, por ejemplo en Independencia, Madero, Carranza y la siempre oscura Uresti, donde por cierto este domingo por la noche algunas personas revisaban con lamparitas las chapas de las puertas de negocios.

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.