17-11-22

“VE la tempestad y no se hinca”. El acalde capitalino Enrique Galindo Ceballos, aún no sale de un embrollo cuando ya está inmerso en otro. Aún están frescos los recordatorios maternales por la pretensión de incrementar casi un 25 por ciento la tarifa del agua, cuando ya entró en otro escándalo: la anulación de su Plan Municipal de Desarrollo, debido a un amparo otorgado por un tribunal, por no consultar a personas con alguna discapacidad. El mentado Plan Municipal de Desarrollo 2021-2024, fue aprobado por unanimidad por el Cabildo capitalino el 31 de enero pasado, al término de la reunión, “kike” Galindo calificó la sesión como “histórica”, ya que el documento aprobado “representa la carta de navegación para la capital con una visión a 18 años, pues los proyectos a largo plazo permitirán el crecimiento y desarrollo de San Luis Potosí”…

UNO de los “ejes estratégicos” del documento, el “Sí al San Luis Sostenido”, dice: “Adoptar el enfoque de Agenda 2030 de la ONU en materia de desarrollo sostenible. El Ayuntamiento, a través de sus atribuciones, combatirá la desigualdad, promoverá una sociedad pacífica e inclusiva”, pues no tan inclusiva, ya lo determinó un juez al darle la razón a madres de familia y a sus hijos que sufren de alguna discapacidad, que solicitaron un amparo debido a que nadie los consultó para la creación del Plan Municipal de Desarrollo…

PERO si “Kike” dejara su soberbia, aprendiera de la historia reciente y despidiera a sus funcionarios incompetentes, se ahorraría muchos dolores de cabeza. Resulta que en 2016, un juez de distrito otorgó un amparo promovido por la comunidad mazahua contra el Plan Estatal de Desarrollo de Carreras, debido a que el gobierno simuló una consulta a los pueblos indígenas. Pero no fue el único caso, en 2019, otro juez también otorga un amparo, ahora a la comunidad mixteca, pero en esta ocasión contra el Plan Municipal de Desarrollo del incompetente y corrupto Xavier Nava Palacios, es decir, aquí aplica perfectamente aquel dicho que dice que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra…

AHORA bien, tómelo bajo reserva, pero trascendió que el encargado de llevar a cabo las consultas para el Plan de Desarrollo Municipal de la capital, fue nada más y nada menos que el secretario técnico del gabinete Carlos “el plomito” Rodríguez que, como es su costumbre, se gastó un dineral de nuestros impuestos contratando consultores y empresas para las mentadas consultas, y ahí están las consecuencias de tener funcionarios incompetentes, pero el responsable de todo se llama Enrique Galindo, y tendrá que dar la cara y enmendar el entuerto provocado por su entenado “el plomito” Rodríguez. Por cierto, no descartamos que ahora el municipio capitalino contrate algún despacho, que pudiera ser de un asesor cercano al alcalde, para realizar el recurso de revisión de la sentencia de amparo que los obliga a reponer el Plan Municipal, porque si se deja en manos de los Síndicos pues ya estuvo que perdieron, pues tanto Víctor Salgado como la impresentable Maribel Lemoine dan pena ajena, por cierto trascendió que por los rumbos de la sindicatura se ocupa mucho tiempo en reuniones con abogados de empleados despedidos, al parecer hay acuerdos en lo oscurito para que el ayuntamiento pierda los lados, a cambio de jugosos moches, ¿será?…

PASANDO a otros temas, por los rumbos de la Auditoria Superior del Estado hay un tremendo desorden, para empezar la encargada de despacho, Edith Virginia Muñoz, actúa como si ya le hubieran escriturado la dependencia, con actitud soberbia y prepotente trata a todos por igual, desde el empleado más humilde hasta al diputado presidente de la Jucopo, la seño Virginia, por comodidad y/o falta de capacidad, se ha dejado envolver por “la herencia maldita”: Liliana de los Santos, segunda de a bordo de la ASE y la administradora Blanca Adriana Monreal. La encargada de despacho está encerrada en una burbuja, secuestrada por este grupo que no deja que nadie se le acerque, bueno, ha llegado a tal grado que no recibe a la prensa y rechaza toda solicitud de entrevistas, pero lo peor es la forma tan desaseada con que se realizaron las auditorías, por ejemplo ¿quién le cree a la ASE que a la Comisión Estatal del Agua (CEA) sólo le observó poco más de dos millones de irregularidades?, por Dios…

PD.- Lamentable que la UASLP concluya su centenario de la autonomía sin eventos relevantes, un mural en la FCI feo y costoso, una reunión de la ANUIES y párele de contar, para 2023, nuestra Máxima Casa de Estudios ya estará en sus 101 años de autonomía, pero ni hablar, la culpa no la tiene el indio sino quien la hace coordinadora de los festejos de centenario, ya ni llorar es bueno…Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.