17-04-23

LA impunidad, la madre de todas las corruptelas y la ASE la fomenta…

EN marzo pasado, la Auditoría Superior del Estado (ASE), mal dirigida por Edith Virginia Muñoz Gutiérrez, por medio de un boletín de prensa aseguró que eran casi 2 mil 500 millones de pesos en observaciones, que este órgano fiscalizador detectó en la revisión de las cuentas públicas durante el sexenio del corrupto Juan Manuel Carreras López, confirmando los señalamientos que la actual administración estatal ha realizado de los millonarios desfalcos de “la herencia maldita”. Y tras varias peticiones por medio de la ley de Transparencia y Acceso a la Información, hace apenas unos días la ASE, por medio de su Coordinación Jurídica, señala que a la fecha, no se ha presentado, por parte del órgano fiscalizador, denuncias penales relacionadas con los presuntos saqueos a las arcas públicas, qué extraño…

ENTONCES ¿para qué demonios sirve la ASE?, ¿A dónde se van los más de 200 millones de pesos que anualmente nos cuesta de nuestros impuestos a los potosino mantener ese aparato inútil y burocrático?, ¿de qué nos sirve a la ciudadanía saber que hubo irregularidades en el ejercicio del dinero público, si no hay consecuencias y si ningún sólo centavo de lo ilegalmente extraído ha sido devuelto a las arcas públicas?, a continuación le comentaremos de la forma más sencilla y sin tantos tecnicismos lo grave de la situación que hay en la ASE…

TÓMELO bajo reserva, pero trascendió que además de oneroso, inútil y tapadera, la revisión de la ASE a las cuentas 2021, realizadas durante el año pasado, tienen serios problemas legales, debido a que dichas auditorías fueron ejecutadas por un ente cuya titular Edith Muñoz, está usurpando funciones, pues ya no debería de estar en el puesto de encargada de despacho desde al menos el mes de junio del año pasado, por lo cual cualquier ente auditado podría ampararse y los señalamientos y observaciones administrativas y legales podrían quedar sin efecto, lo que en términos prácticos vendría siendo lo mismo que hasta ahora, hay una absoluta y total impunidad, pues no hay consecuencias a la corrupción…

EDITH Muñoz asumió como encargada del despacho a inicios de diciembre de 2021, tras la renuncia definitiva de la anterior titular Rocía Cervantes, Muñoz Gutiérrez no fue nombrada ni tomó protesta por el Pleno del Congreso, sino que fue nombrada solamente por la presidenta de la Comisión de Vigilancia en ese entonces, la impresentable diputada Martha Patricia Aradillas Aradillas, y en ese tiempo se dijo que se designaría al nuevo titular conforme al procedimiento señalado en la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas…

DICHA Ley, la de Fiscalización y Rendición de Cuentas vigente el día que tomó protesta al cargo Edith Muñoz, en su Artículo 76, decía lo siguiente: “En ausencia del Auditor Superior, el Auditor Especial, ejercerá el cargo hasta en tanto dicho Congreso designe al Titular de la Auditoría Superior del Estado en el siguiente periodo de sesiones. En caso de falta definitiva, la Comisión dará cuenta al Congreso para que designe, en términos de esta Ley, al Auditor que concluirá el encargo. El siguiente periodo de sesiones en ese momento era de febrero a junio del año 2022, periodo en el que el Congreso por Ley tenía que designar nueva Titular en términos de ley, que es por medio del proceso de selección, situación que por negligencia no realizó y provocando con ello lo que a la fecha sucede, que es improcedente toda acción realizada por la encargada a partir de la conclusión de ese periodo de sesiones del Congreso…

HAN concluido 2 periodos de sesiones y un tercero está en curso sin que se designe al nuevo titular de la ASE, por consecuencia, el nombramiento de “encargada de despacho” ya feneció desde junio del año pasado, 2022, cuando concluyó el periodo siguiente a la renuncia definitiva de la anterior titular. Ahora bien, hubo un intento de las huestes de Muñoz Gutiérrez para tratar de corregir el entuerto, una “reforma” a la Ley de Fiscalización el 16 de marzo del año pasado 2022, que es más bien una modificación con el que la camarilla de Edith Muñoz y los mismo diputados, se dieron cuenta de su error y negligencia y le quisieron poner a modo para aplazar más la designación de titular.. Sin embargo, las leyes no son retroactivas y no surte efecto para el caso de la falta definitiva de la anterior titular, que fue en diciembre del 2021, así las cosas, pero en fin ya ni llorar es bueno…Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.