17-02-22

IRREGULARIDADES en la pasada administración en la Secretaría de Salud estatal, hay para aventar para arriba, cientos, quizás miles de millones de pesos del erario destinados para cuidar y aliviar la salud de los potosinos fueron desviados a bolsillos de ahora exfuncionarios han sido ampliamente documentados en trabajos periodísticos y en investigaciones de organizaciones como “Ciudadanos Observando”, incluso observados en la revisión de cuentas públicas de diversos años a la dependencia por organismos fiscalizadores tales como la Auditoría Superior de la Federación y la del Estado…

EL modus operandi para este atraco en despoblado de Juan Manuel Carreras, Alejandro Leal Tovías, Mónica Liliana Rangel Martínez y su camarilla de saqueadores era burdo, vulgar y descarado. Donde sí no tuvieron progenitora fue con los recursos extraordinarios destinados a la Secretaría de Salud para paliar las afectaciones de la pandemia de Covid-19, donde amparados en “la emergencia” otorgaron desaseados contratos sin mediar licitación alguna, no sólo se pagaron millones de pesos de nuestros impuestos en su mayoría a empresas “fantasma” para la presunta compra a sobreprecio de medicamentos, pruebas Covid-19, equipos de protección, mascarillas, kits de gel antibacterial, papel de baño, toallas, mandiles, torundas de alcohol, entre otros, sino que todos estos productos nunca se recibieron, es decir simularon la compra, comprometiendo criminalmente la integridad del personal médico y sanitario y la salud de los potosinos…

TAN sólo en las observaciones de la ASE en la auditoría de los recursos destinados a combatir la pandemia durante 2020, el organismo fiscalizador encontró irregularidades no solventadas por la Secretaría de Salud estatal, por un monto superior a los 442 millones de pesos, para muestras algunos botones, en dicha auditoría se “presume un probable daño o perjuicio a la Hacienda Pública por un monto de 6 millones 96 mil 653 pesos más los rendimientos que se generen” por el pago de servicios de limpieza, contratada a una empresa…de ¡Acapulco!…

OTRO robo en despoblado es también detectado por la ASE que establece que: “Se presume un probable daño o perjuicio a la Hacienda Pública por un monto de 30 millones 784 mil 354 pesos, más los rendimientos que se generen desde su disposición hasta su reintegro a la cuenta bancaria de Recursos Fiscales Estatales por el pago de servicios e instalación y mantenimiento de ruedas de prensa, montaje de pantallas, equipos de sonido, mamparas y toldos, de los cuales no se presentó evidencia de los mecanismo establecidos para la comprobación en la recepción de servicios”, es decir Mónica Rangel pagó más de 30 millones de pesos del presupuesto para enfrentar al Covid-19, en un contrato entregado de manera directa al proveedor Mauricio Ayala Gallegos por la renta de pantallas, sonido y mamparas, más burdos no pueden ser. Una más es la revisión de proveedores al que se les pagaron cientos de millones de pesos, en la compulsa realizada por la ASE a 41 de estos proveedores de la Secretaría de Salud, sólo 13 respondieron a la petición de presentar la documentación solicitada, 12 no atendieron la petición y 16 no fue posible localizar los domicilios manifestados, ¿así o más puercos?…

Y por último, el caso que quizás se hablará mucho en los próximos días, es el de la presunta compra por 32 millones 732 mil 800 pesos, del dinero destinado al Covid-19, de 193 tambos de 208 litros cada uno de “mosquicida”, un insecticida base oleosa de clorpirifos, utilizado para abatir al mosquito propagador del dengue, para abrir boca, ¿por qué comprar con dinero para combatir la pandemia, un producto para el dengue?, pero eso no es lo peor, no hay evidencia alguna de que los 193 tambos hayan llegado a las jurisdicciones para su aplicación ¿cómo es posible que se hayan perdido o no exista rastro de más de 40 mil litros de insecticida?, más de 32 millones de pesos desviados descaradamente, tómelo bajo reserva pero trascendió que la primera, de muchas, denuncias penales en contra de Mónica Rangel pudiera ser por este caso. así como van las cosas en el penal de La Pla se deberá de acondicionar una crujía especial para recibir a exfuncionarios de la pasada administración, tómelo bajo reserva,pero trascendió que en los próximos días podría darse más detenciones, ojalá, no debe de quedar impune tanta corrupción, pero en fin…

PD.- Tómelo bajo reserva, pero trascendió que en próximas fechas se dará un cambio en la dirección general de Seguridad Pública de Soledad de los Ranchos, al parecer Jorge “el maruchan” Ramírez Leyva va para fuera, y con justa razón, ni hablar…Armando Acosta

 

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.