16-11-22

¿Y ahora quién podrá defendernos? El viernes pasado, en el municipio de Guadalcazar, elementos del Ejército Mexicano lograron detener a 6 presuntos delincuentes (dos originarios de la entidad, dos de Durango y uno de Guerrero) en posesión de vehículos con reporte de robos, uniformes clonados, seis rifles de asalto de uso exclusivo del Ejército, 36 cargadores, cartuchos útiles y chalecos tácticos…

EL domingo en Villa de Arista, la Guardia Civil del Estado capturó a cuatro individuos a bordo de una patrulla con blindaje con las siglas de la extinta Policía Federal, los cuales se identificaron como policías municipales de ese municipio, además portaban armas largas también de uso exclusivo del Ejército, y cuando se buscó en la plataforma, no se encontraban registrados; dos de estos detenidos fueron reconocidos por personas de la región como los responsable de haberlos “levantados” y entregados a integrantes de la delincuencia organizada recientemente…

HASTA aquí todo bien, en menos de una semana se desarticuló una célula delictiva que mantenía asolada la zona, al ser delitos del fuero federal tanto el Ejército como la Guardia Civil consignó ante la Fiscalía General de la República a los detenidos, pero oh sorpresa, resulta que el mismo juez de control federal, primero liberó a los seis presuntos sicarios que habían sido detenidos en Guadalcazar, al parecer porque los imputados dijeron haber sido golpeados y amenazados de muerte por los elementos de la Sedena…

Y ayer trascendió que el mismo juez de control, liberó a los cuatro presuntos policías municipales detenidos en Villa de Arista. Mires Usted querido lector, los imputados que se dijeron elementos de la municipal, no aparecieron nunca en el registro nacional de policías, tripulaban una patrulla blindada con siglas de la Policía Federal, además portaban tres pistolas calibre .38 especial, dos armas largas sub ametralladoras calibre 9 mm, otra pistola marca Taurus, un rifle de asalto M-15 calibre 300, varios cargadores y decenas de cartuchos útiles, así como equipo táctico, y por si faltara algo, al menos dos víctimas reconocieron a un par de los detenidos como los responsables de haberlos privado ilegalmente de su libertad, para entregarlos a miembros de la delincuencia…

PERO juzgue Usted querido lector, a continuación las consideraciones del juez federal de control para liberar a estos cuatro presuntos delincuentes, acusados de los delitos de: portación de arma de fuego y posesión de cartuchos del uso exclusivo del Ejército. Las consideraciones del juez fue que declaró ilegal la detención ya que el Informe Policial Homologado, mejor conocido como IPH, describía circunstancias de tiempo, modo y lugar distinto a lo manifestado por los imputados al momento de rendir sus declaraciones en sede judicial, es decir el juezgador le creyó más a los presuntos delincuentes que la policías. Además el juez consideró que los elementos aprehensores no establecieron de manera circunstancial como determinaron que el vehículo no portaba placa y que se encontraba balizado, por Dios…

ADEMÁS en la proyección de un video ofrecido or la defensa de los detenidos se manifiesta que existió participación de más elementos de la Guardia Civil y no sólo de quien realizó la puesta a disposición, situación manifestada por los imputados al rendir su declaración, además de que hay una diferencia entre la hora que la policía dijo que los detuvo y la que los imputados dicen fueron capturados, ¡sopas perico”; pero lo peor es que además, el juez defendió a los detenidos al asegurar que no tenían la culpa por no trer sus credenciales de portación de arma, que el culpale debería de ser sus superiores, consideró que se debe de ser garante de los derechos humanos y sobre todo porque uno de los principios del nuevo sistema de justicia penal es “proteger al inocente”. Válgame Dios, nada más faltó que el juez exigiera y obligará a la autoridad pedirles perdón a los delincuentes…

Y qué pasó la madrugada de este martes en Guadalcazar, que criminales se enfrentaron a balazos con la Guardia Nacional y en la refriega resultó´ muerto un elemento con 20 años de servicio. ¿Entre los agresores vendrían los liberados por el juez? No la sabremos, muy probablemente, ¿cómo podrá dormir tranquilo este juez que con la mano en la cintura e irresponsablemente libera con nimios argumentos a delincuentes?, ¿hasta cuándo seguiremos aguantando la ineptitud del delegado de la FGR Rodolfo Hernández Limón?, sea por Dios…

Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.