16-10-21

“LA impunidad premia el delito, induce a su repetición, estimula al delincuente y contagia su ejemplo”, escribió el excelso escritor uruguayo Eduardo Galeano, para el analista y politólogo Alejandro Hope, la impunidad “es el alimento de la corrupción, el motor del delito y la madre de la violencia, por lo que combatirla es una prioridad inaplazable”. El objetivo del derecho penal es castigar con la fuerza del estado el quebrantamiento de la Ley para restablecer el orden, cuando por desidia, colusión o corrupción, la justicia no castiga lo que realmente se deba de castigar, cuando se identifica al infractor de la Ley y no se le impone la sanción que dicta la norma y/o cuando existen sistemas de excepciones y privilegios que solapa que los responsables del quebranto de las leyes evadan las penas establecidas, hay impunidad…

LA impunidad socava y debilita a la Ley, a la democracia, a la dignidad humana, afrenta a la verdad, legitima la violencia y fomenta el delito, así como erosiona la confianza hacia las autoridades. Por desgracia, México se encuentra en el cuarto sitio entre los países con mayor índice de impunidad en el mundo, según el Índice Global de Impunidad 2020, la organización México Evalúa estimó en octubre pasado que en nuestro país el 94 por ciento de los delitos denunciados quedan sin castigo y la “cifra negra”, es decir los delitos que no se denuncian rondan por el 93.1 por ciento, lamentablemente, San Luis Potosí es la tercera entidad nacional con mayor impunidad con el 97.8 por ciento, sólo superado por Sinaloa y Guerrero. Pero lo más grave y preocupante es que en nuestro estado, no sólo no se castiga a los infractores de la Ley, sino se les premia, veamos dijo un ciego…

EL caso que nos ocupa es el de una alcaldesa que durante los tres años de su gestión desvió decenas de millones de pesos de las arcas municipales, estos desfalcos fueron observados y señalados por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y la Auditoría Superior del Estado (ASE), tras los términos que establece la Ley para solventar las irregularidades, estas nunca fueron aclaradas por la infractora señalada, al término de su gestión, al ser derrotada en las urnas cuando buscaba ser reelecta, fue rescatada por el gobernador en turno Juan Manuel Carreras y designada funcionaria del DIF-Estatal como encargada de la zona Huasteca, poco después, también fomentada por “Carreritas”, fue impuesta como secretaria general del Comité Directivo Estatal del PRI, finalmente fue designada candidata a diputada por el tricolor, ganó la elección y actualmente se desempeña como la flamante presidenta de la Mesa Directiva del Congreso local, es decir, preside uno de los tres Poderes del estados…

NOS referimos a la impresentable Yolanda Josefina Cepeda Echevarría, presidenta municipal de Aquismón en el periodo comprendido entre 2015 al 2018, acusada hasta de llevarse los muebles de la presidencia entre otras cosas. Las observaciones financieras realizadas por la ASE de la revisión de sus cuentas del 2017, ascienden a más de 5 millones de pesos, por desvíos en recursos del Ramo 33, obra pública con recursos propios y del Ramo 33 y obra pública con otros recursos, con diversas irregularidades tales como: subejercicio de recursos del Fortamund, no existen los comprobantes, retenciones no efectuadas, sin actas de entrega recepción y con sobreprecio…

LAS observaciones del 2017, fueron por 154 mil 766 pesos por contratar como directora de turismo municipal a su prima Haydde Echavarría Lara. Donde sí se despachó con la cuchara grande la actual presidenta de la Mesa Directiva del Congreso, fue en 2018, donde la ASE observó un monto de 13 millones 599 mil 852 pesos con 27 centavos por diversas inconsistencias como: traspasos de recursos a otros fondos no recuperados,, faltante de documentación comprobatoria, sobreprecio de obra, anticipos no amortizados, por retenciones no efectuadas, por comprobantes fiscales cancelados, por pago a empleados con parentesco entre funcionarios, erogaciones sin comprobantes, etcétera, etcétera. Pero eso no es todo, también el órgano auditor detectó que como alcaldesa Yolanda Cepeda no comprobó un total de 7 millones 126 mil pesos por concepto de anticipos a contratos para la presentación de artistas y renta de escenario para la Feria Regional de Santiago y Santa Ana en 2018, por lo cual la ASE presume un probable daño o perjuicio a la Hacienda pública…

ES decir, la ASE detecta un daño o perjuicio a las arcas pública por casi 20 millones de pesos y es fecha que Yolanda Josefina Cepeda no los ha solventado, la ASF también observa millonarias irregularidades y tampoco lo aclara ¿y hoy es diputada y preside el Poder Legislativo?, que lamentable, como también dijo Galeano, “hasta el olvido es impunidad”, ni hablar…Armando Acosta

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.