16-07-21

CUANDO hay control sobre los datos, es posible entender la verdadera dimensión de las dinámicas para descansar protección en caso de que se hagan las cosas mal…

UN síntoma de la búsqueda constante de losar de las condiciones para no recibir castigo, o continuar con una conducta irregular sin ser molestado, es la cada vez más frecuente incidencia de jóvenes consumidores de droga que pretenden hallar un refugio en algún cuerpo de policía…

NO estamos hablando de una situación cualquiera, sino de la aspiración de jóvenes que tienen acceso a drogas ilegales, para trabajar en la enorme responsabilidad de resguardar la seguridad de su gente en las ciudades…

ES de imaginarse lo que pasaría con las ciudades y las zonas rurales con un perfil de policías qué dependen del consumo de alguna droga para estabilizarse; para empezar ni siquiera se guardarían los equilibrios, y representarían otra amenaza social, si se considera que los cuerpos policiales han generado abierta desconfianza ciudadana, porque entablar una relación de corrupción con quienes se dedican al robo o a diversos conductas delictivas…

UN mecanismo de defensa de aquellos que llevan la carga moral de ser señalados por el consumo de drogas, es la búsqueda de un espacio donde tengan acceso a una cierta forma de poder, que les sirva como escudo para disminuir el riesgo personal que les representa ser señalados por alguna persona agraviada por su conducta producida bajo los efectos de algún estupefaciente…

DE esa forma pasa con quienes pretenden ingresar como cadetes, en su mayoría jóvenes y por lo general, con orígenes familiares en grupos muy humildes, al mismo tiempo prisioneros de las adicciones, y potenciales clientes del narcomenudeo…

MENOS mal que ahora hay un filtro que ayuda en mayor o menor medida a elegir aquellos que pudieran reunir determinadas condiciones para ejercer un cargo de confianza, como es la seguridad pública.

PD. Los regidores panistas en la capital buscan la forma de combatir un litigio en el ejido La Libertad, bajo el argumento de una supuesta invasión de tierras en el proceso constructivo de un puente vehicular en anillo periférico oriente. Sin embargo, ayer tomaron como referencia un límite poligonal de expropiación de Gonzalo N. Santos, que se equivocó por unos cientos de metros. Es probable que si alguien pudiera aplicar un examen profundo a cada uno de los regidores del blanquiazul, demuestren ni siquiera conocer de fondo la historia de la tenencia de la tierra en la zona. Eso sucede precisamente, cuando en un movimiento específico nada más el de adelante o el que tomó la iniciativa sabe a lo que le tira y con qué juega, y a veces depende de la ignorancia de las personas a quienes se utiliza para tratar de crear mecanismos de presión

PD2. Como en los tiempos de la pandemia de la gripe española de hace un siglo, de los tiempos del cólera, de otras enfermedades que se transmiten a partir de la contaminación con virus o bacterias y se extienden por el mundo en corto tiempo, las condiciones atípicas de la salud pública, se reflejan en el exagerado aumento de muertes en territorio potosino, tan sólo de marzo de 2020 a la fecha.

PD4. Y otra vez la burra al trigo. Quizá la administración pública ya debería pensar seriamente en llamar a cuentas a los constructores del acueducto de la presa El Realito, a los auditores de obra y a las autoridades que permitieron la construcción de una línea de conducción en términos deficientes, y con graves problemas de resistencia de la presión que ejerce la circulación de alrededor de 600 litros de agua por segundo.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.