16-02-24

“EL Dr. Zermeño, de la misma calaña que Villar, o lo que es peor, se convirtió en una burda copia barata de su antecesor…

HACE casi cuatro años, el 21 de febrero de 2020, cuando el entonces director de la Facultad de Medicina, Alejandro Zermeño Guerra, hizo pública su intención de buscar la rectoría de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), fue víctima de una ruin, sucia, infundada, infame y cobarde campaña de lodo y desprestigio orquestada desde la rectoría que en ese tiempo encabezaba el tristemente célebre Manuel Fermín Villar Rubio. El doctor sufrió en carne propia una orquestada financiada y operada directamente desde la rectoría, los “sicarios” era gente muy cercana a Villar: Joel Cruz Maytorena, Víctor Manuel García, ambos adscritos a la secretaría particular de la rectoría y el vocero universitario, Enrique “el finito“ Anguiano, quienes con la cartera abierta se dieron vuelo para desprestigiar, calumniar y deshonrar la entonces impoluta carrera del doctor, fueron días difíciles para el galeno, inexperto en esas lides de la política denigrante de lodo y bazofia…

DÍAS después de “autodestaparse” Zermeño sufrió la primera sucia embestida para manchar su nombre. El día 9 de marzo, “el día que nadie se mueve” una movilización nacional de mujeres contra la violencia, aprovechándose de este movimiento y el “tendedero” para denunciar a profesores y compañeros acosadores que alumnas de la Facultad de Medicina, que entonces dirigía Zermeño, instalaron afuera del inmueble, las huestes de Villar colocar varias mantas con buen diseño y excelente manufactura impresa y varias cartulinas con la fotografía del galeno donde acusaban al director de ser cómplice, solapador y encubridor de docentes acosadores. Unos días después, también financiados y orquestado por Villar Rubio, comenzaron a circular profusamente mensajes y videos anónimos a través del WhatsApp, que calumniaban a Zermeño…

HOY, la historia se repite. Los “asesores” que hace cuatro años se rompían las vestiduras denunciando “los ataques” a Zermeño, son los mismos que hoy han iniciado una guerra de lodo en contra de la catedrática y Doctora en Finanzas, Guadalupe Briano Turrent, quien ha externado públicamente su intención de buscar la rectoría. La Doctora Briano Turrent no es cualquier hija de vecino, es una universitaria de cepa, profesora investigadora de tiempo completo, miembro del Sistema Nacional de Investigadores, Jefa del Centro de Investigación de Posgrado, con estudios de posgrado en las mejores universidades de España, Reino Unido, Estados Unidos, con premios y reconocimientos nacional e internacional…

QUIZÁS el talento y experiencia de la doctora Briano Turrent amenazó e intimidó a los “asesores” del “Doctor Simi-Zermeño”, y por eso esa burda, cobarde, infame y misógina campaña de lodo, que ha intentado sin éxito, poner en entredicho la trayectoria académica e investigación, así como la calidad de mujer honorable e intelectualmente solvente como lo es la Doctora Briano Turrent. Lo más extraño es que, el rector Zermeño, quien fue víctima de calumnias y una campaña de lodo para manchar su nombre, hoy permita que hagan lo mismo con una universitaria que externa su legítimo derecho de buscar la rectoría y que denuncia las irregularidades identificadas en esta administración, como la pifia de entregar los doctorados “honoris Causa” a funcionarios en activo de la ASF, o la opacidad y reticencia para rendir cuentas de los dineros universitarios. Pero no sería extraño que los mismos cobardes, pocos pantalones como Cruz Maytorena y Ernesto Anguiano, sean los mismos que ahora estén operando en contra de Briones Turrent, pues a pesar de que el rector está 100 por ciento seguro de que fueron ellos los que intentaron manchar su honorabilidad, desde hace un par de años estos dos sujetos ya fueron regresados a la actividad, Maytorena lo sacaron del ostracismo del archivo de lo que fue la Prepa Uno y a Anguiano lo rescataron de su rincón para llevarlo a Ciencias de la Comunicación. Además de ineptos, cobardes…

PD.- Tómelo bajo reserva pero trascendió que a quien agarraron desprevenida con su destitución fue a la hasta ayer, titular del secretariado Ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública, la impresentable e inepta Ana Elisa Loredo Torres, quien como balde de agua fría le cayó el anuncio realizado por el propio gobernador Ricardo Gallardo Cardona, Loredo Torres se encontraba “trabajando” en la Ciudad de México cuando se enteró de su cese fulminante. Se había tardado el gobernador en realizar este cambio urgente, pero ya, enhorabuena. También saldrán del gabinete, pero para irse a campaña Juan Carlos “el príncipe encantador“ Valladares y “Nachito el burro” Segura…Armando Acosta

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.