15-12-22

A Galindo, se le hace bolas el engrudo. Apenas transcurrido un tercio de su gestión, es muy temprano para que el alcalde capitalino Enrique Galindo tenga hoy una severa crisis interna; en menos de 24 horas se quedó sin dos funcionarios claves: el director del Interapas y el Secretario General del ayuntamiento, Fernando Chávez Méndez. La destitución de Enrique Torres como titular del organismo del agua, ya estaba muy cantada, era una necesidad, una urgencia; al final de cuentas, Galindo tendía que lavarse la cara después del monumental fiasco de la intentona fallida de intentar incrementar la tarifa, lo que le valió un alto costo político, y como el hilo se rompe por lo más delgado, se aceleró la salida de Torres…

PERO la salida Fernando Chávez de la Secretaría General sí le crea una grave crisis y un enorme boquete a la administración de Galindo Ceballos, que será muy difícil reparar. Chávez Méndez, de mano dura pero con gran experiencia política, era el equilibrio en la administración, era quien mantenía a raya a los “líderes” sociales como el voraz Lenin Campos de Antorcha, el impresentable Pedro Torres del MPL, Miguel Ángel Wong de la CMAP, u otros especímenes como “el gory” entre otros…

LA renuncia de Chávez Méndez a Galindo no se gestó de la noche a la mañana, viene de un año de desgaste, de confrontaciones, de desencuentros provocados por el raro estilo de policía que tiene el alcalde: “la grupitis”, ese afán de fomentar, generar y solapar grupitos en su mismo equipo de trabajo quezque con el afán y propósito de competir y cuidarse entre sí, pero lo único que hace es crear un ambiente tóxico de trabajo, enconos, patadas por abajo y por arriba de la mesa, grilla inútil, burocracia extrema y división, lo que compromete el buen avance de la administración así como la prestación adecuada de servicios y obras…

YA lo habíamos comentado en este mismo espacio, en el ayuntamiento capitalino pululan “los grupitos”, algunos se alían, otros se dividen, pero todos se pelean y se ponen el píe: existe el grupo de “los chilangos”, aquellos que vienen de acompañar a Galindo desde la Policía Federal, como el Tesorero Arturo Jaime o el “galán” Oficial Mayor “Chavita” Moreno, están los “plomitos” que encabeza el secretario técnico del gabinete, el inepto Carlos Rodríguez…

ESTÁ el grupo de los “cuates”, como el delegado de Pozos Gerardo Ávila o su compañero de primaria Víctor Medellín, subdirector de Parquímetros, está el grupo de los “labastidistas”, como el impresentable síndico Víctor Salgado, Margarita Hernández Fiscal o David Alanís, quedan pocos pero está el grupo de los “octavistas” como Ángeles Rodríguez, el grupo de “los tricolores” con Martín Juárez, Marta Orta, Charo Sánchez y recién adicionado Joel Ramírez, el grupo de los panistas que está subdividido en tres o cuatro partes, el de Xavier Azuara, el de Juan Francisco Aguilar, el de “Burrén” Guajardo…

NO podría faltar el grupo de “los parientes”, familiares cercanos insertados en distintas áreas importantes como la dirección de comercialización del Interapas y la Contraloría, bueno, ya hay hasta el grupo de “la señora”, la primera dama municipal Estela Arriaga, unas doñitas compañeras de natación de La Loma, que agarraron chamba y que se dedican a llevar y traer chismes…

EL alcalde Galindo debe de entender que no está en la Policía Federal, que tiene muchos frentes abiertos, más de los que quisiera y puede cerrar, agravios que se acumulan, está abriendo muchos frentes y cerrando muy pocos: Su relación con su “combo” y gurú Octavio Pedroza está completamente fracturada, la relación con el dirigente nacional del PRI Alejandro “Alito” Moreno es tirante, pues identifican a Enrique como parte del equipo de Miguel Ángel Osorio Chong, la relación con el gobernador está agarrada con alfileres, su relación con el propietario de la franquicia local del PAN Xavier Azuara está totalmente agrietada y hasta con el Rector de la UASLP ha tenido desavenencias, tómelo bajo reserva, pero al parecer hace un par de semanas hubo por los rumbos de Las Lomas una ríspida reunión entre el doctor Zermeño y Galindo que no acabó en los mejores términos, pero en fin…

PD.- Los diputados y el alcalde capitalino están ofendiendo la inteligencia de los potosinos, al engañar y simular que no aumentaron los valores catastrales, sí los incrementaron pero lo ocultaron, los principales operadores de esto son los impresentables Alejandro «Caco» Leal y Rubén Guajardo, ya le daremos pruebas fehacientes de esto…Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.