15-06-23

QUIEN nada debe nada teme, pero se hacen de delito…

EN el caso del saqueo del acervo cultural de la UASLP, con el robo de los tres libros de la obra “Las Siete Partidas del Rey Alfonso el Sabio”, revelado por esta casa editorial, se torna cada vez más escabroso y, por desgracia, la Máxima Casa de Estudios no abona en nada para dar con el o los responsables de este saqueo y la recuperación de estos valiosos volúmenes…

PARA abrir boca, Yanina Huguete Herrera Olavid, exdirectora de Imagen y Promoción Institucional de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), en tiempos de la nefasta gestión de Manuel Villar Rubio al frente de la rectoría, solicitó un amparo contra cualquier orden de aprehensión que le fue denegado por el Juzgado Cuarto de Distrito, ya que según el juzgador, en la denuncia, la quejosa nunca es señalada como responsable, sino como la última persona quien solicitó los volúmenes al sistema de bibliotecas, algo teme la señora Yanina al intentar tramitar el amparo de la justicia…

PERO no hay que perder de vista a otros involucrados. Algunos intereses oscuros al interior de la UASLP intentan endilgar toda la responsabilidad del “extravío” a Herrera Olavid, pero no hay que olvidar que en la misma denuncia interpuesta por el abobado general de la institución ante la Fiscalía General del Estado, que por cierto fue por el delito de “robo calificado”, se señala al ex vocero Ernesto Anguiano García, a quien le fueron entregados en mano los tres volúmenes de las “Siete Partidas”, es decir, la última persona a la que formal y oficialmente se le entregaron en resguardo los valiosos libros, fue a Anguiano García…

TÓMELO bajo reserva, pero trascendió que habría un tercer involucrado, aunque no se mencione en la demanda, se trata de Joel Cruz Maytorena, quien como empleado del Centro de Documentación Histórica Rafael Montejano de la UASLP, fue denunciado por su jefa y otrora protectora Rosa María Martínez Rider por el robo de documentos y libros históricos, cuando estaba a punto de ser despedido y acusado penalmente, fue rescatado por el entonces rector Manuel Villar a recomendación del suegro de Maytorena, amigo de Villar, quien designó a Joel Cruz como su secretario particular y se convirtió en uno de los más abyectos operadores y “fontanero” de Manuel Fermín, función que ahora desempeña el impresentable Jorge “el fuchi” Mascareñas…

AL parecer, en las investigaciones internas por la desaparición de los libros, Yanina señala que tras la exposición “Patrimonio Histórico de la UASLP” para la cual fueron solicitados los volúmenes, se quedaron en su oficina de las Cajas Reales y que de ahí pudieron haber sido trasladados a la rectoría con Maytorena, mientras que este último, en una colaboración denominada “Hurguemos en la historia”, publicada en el número 181 de la revista Universitarios Potosinos de septiembre de 2015, asegura que: “La exposición, además, ha estado en las unidades académicas multidisciplinarias Zona Media en Rioverde y Zona Huasteca en Ciudad Valles. Ante este escenario y con los antecedentes de Joel habría que ampliar las indagaciones a este exfuncionario…

LO más curioso del asunto es que tanto Yanina Huguete Herrera, Ernesto Anguiano y Joel Cruz Maytorena, fueron los autores de una ruin, cobarde y sucia campaña negra contra el entonces director de la facultad de Medicina, el doctor Alejandro Zermeño, quien ese tiempo buscaba la rectoría, que a la postre obtuvo, a pesar de la campaña de lodo ordenada por Villar Rubio y orquestada por sus esbirros. Al llegar el galeno a la rectoría ordenó de inmediato que Herrera, Anguiano y Maytorena, por el daño que le hicieron a la universidad por 8 años, fueran separados de todo cargo, pero, por alguna extraña razón, Ernesto Anguiano y Joel Cruz Maytorena fueron habilitados y rescatados por funcionarios dizque afines al rector, ni hablar, Dios dispone y el diablo lo descompone…

EN resumidas cuentas, hay un saqueo del patrimonio cultural de la UASLP y los presuntos responsables, no solo siguen cobrando cómodamente sus salarios y gozando de sus prestaciones, sino que además están tan campantes activos. A esto súmele que, a más de tres años de la actual administración universitaria, todavía es fecha que no hay responsables de las cochinada de la construcción del nuevo edificio de la Facultad de Ciencias campus Pedregal, que tuvo que ser desalojado por fallas estructurales, amén de que costó una millonada, así las cosas en Nuestra Máxima casa de Estudios donde la impunidad se está convirtiendo en un sello…Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.