14-06-21

“CONSUMMATUM EST”, Ricardo Gallardo Cardona es a partir de ayer el gobernador electo del estado, al ser entregada su constancia de mayoría, exactamente a una semana de las elecciones del pasado 6 de junio, un proceso tenso, polarizado, lleno de descalificaciones pero que al final de cuentas resultó tranquilo, sin graves incidencias, el más concurrido de la historia de la entidad potosina y con la más grande diferencia entre el primer y segundo lugar de las últimos cinco comicios a primer mandatario estatal…

EL pasado domingo 6, según cifras oficiales del Ceepac, de los 2 millones 68 mil 926 personas que integran el padrón electoral, en la elección para la gubernatura votaron un millón 215 mil 356 potosinos, casi el 59 por ciento de la lista nominal, cifra muy superior a la media nacional que fue del 52.62 por ciento, según informó Laura Elena Fonseca Leal, presidenta consejera del órgano electoral local, quien aseguró que a pesar de la pandemia esta votación histórica se debió al incremento de la cultura cívica y al entendimiento social de que “el voto vale, y cada voto vale por igual”, además de señalar de que las incidencias se presentaron en una o dos casillas de las 3 mil 750 instaladas, que no afectaron el desarrollo ni los resultados…

EN los comicios de 1997, cuando el PRI todavía rifaba, Fernando Silva Nieto ganó la gubernatura por 53 mil votos al panista Marcelo de los Santos, quien en la elección siguiente en 2003, obtuvo 33 mil votos más que el finado Don Luis García Julián, en 2009, Fernando Toranzo recupera la gubernatura para el PRI al rebasar por también 33 mil papeletas al panista Alejandro Zapata Perogordo, y en el 2015, Juan Manuel Carreras se llevó la gubernatura al obtener 29 mil votos más que Sonia Mendoza del PAN y en esta elección, Ricardo Gallardo supera a Octavio Pedroza por casi 58 mil sufragios, lo que representa una diferencia de 4.8 por ciento, también la más alta de los últimos cuatro lustros…

ESTA abrumadora diferencia, sumada a la gran participación de electores, la apertura del 74 por ciento de los paquetes electorales en los conteos distritales, disipan cualquier duda de incidencias o irregularidades; el triunfo del candidato de la coalición “Sí, Por San Luis” en la segunda posición más importante en disputa, la alcaldía capitalina, en la figura de Enrique Galindo, que ayer acompañó a Gallardo Cardona a recibir su constancia de mayoría, y la falta de crispación social, al contrario, se respira una tranquilidad en la entidad tras varios meses de tensión, hacen de esta elección una de las más tranquilas, validadas y concurridas…

OCTAVIO Pedroza es sin duda un buen hombre, decente y bien intencionado, pero no le alcanzó, incluso en la ciudad capital, bastión histórico panista, Pedroza Gaitán sacó menos votos que Enrique Galindo en la alcaldía, mientras que éste obtuvo 143 mil 630 votos, el candidato a gobernador de la alianza PAN-PRI-PRD y PCP sumó 138 mil 311 sufragios, una diferencia de 5 mil 319 votos más a favor del ex coordinador nacional de la Policía Federal, desmenuzado por partidos, en la capital, Pedroza Gaitán sacó 95 mil 859 votos del PAN, 5 mil 349 más que Galindo, el PRI otorgó a OPG 33 mil 250, pero el tricolor aportó 40 mil 633 a EGC, casi 7 mil votos más, el PRD sumó a Pedroza 5 mil 817, pero 7 mil 572 a Galindo, igual caso el de Conciencia Familiar que a Octavio sumó 3 mil 385 y a EGC 4 mil 615; ¿cuál fue la diferencia?, sin duda una mejor campaña de Galindo que la de Pedroza…

EN tanto en el Congreso local, también hay sorpresas: el PAN queda con igual número de integrantes con los que inició la actual legislatura, seis curules; el PRI pasa de 5 diputados a 4, el PRD pasa de 2 a ningún legislador ante su baja votación, “Lupe” Almaguer, se quedó sin curul, el PT pasó de 2 a 3, el PES se queda en esta ocasión sin representante y sin registro, mientras que RSP tendrá por primera vez una diputada, Gabriela Martínez, esposa del “tecmoloco” Romero Calzada, el Panal, MC y Conciencia Familiar se quedan igual, uno para cada uno, con la novedad que después de 18 años en el Congreso no habrá ningún integrante con apellido Vera, después de seis legislaturas de estar pegados a la ubre presupuestal; por cuestión de género, Óscar Vera se quedó su curul, quien más creció es el Partido Verde, que pasó de dos a seis diputados, por lo cual se prevé que a partir del próximo 15 de septiembre el PVEM y sus aliados podrían tener mayoría en el legislativo estatal, pero en fin…Armando Acosta

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.