12-07-23

XÓCHITL en una burbuja, La “caballada está tan flaca” que la oposición, desesperada, se juega su última carta de frente a las elecciones presidenciales del próximo año, creando una burbuja artificial para impulsar a Bertha Xóchitl Gálvez Ruiz, nombre completo de esta senadora panista hidalguense que en los últimos días ha ocupado espacios noticiosos, en un afán, no de ganar realmente los comicios de 2024, sino sobrevivir a la debacle electoral y a la extinción política…

UNA “burbuja” artificial porque son los más férreos opositores al régimen de la 4T quienes están detrás de lo que ellos llaman “un fenómeno”, o “la xochitlmanía”, Claudio X. González y Cía, Vicente Fox y Felipe Calderón, artificial porque hace todavía un mes Xóchitl Gálvez decía que su próximo objetivo político era buscar la jefatura de gobierno de la Ciudad de México, artificial porque una de las precandidatas mejor ranqueadas en las encuestas, Lili Téllez, se bajó de la contienda interna debido a que el proceso no ofrecía garantías de equidad, ni reglas claras ni piso parejo…

LA senadora Gálvez quien se dice indígena por vestir huipil a diario, ecologista por llegar de vez en cuando en bicicleta al Senado y se dice pueblo por su florido vocablo de estibador de Abastos, es la última esperanza del bloque opositor y los malquerientes de la 4T, para, a menos de once meses de la elección presidencial, presentar un candidato medianamente competitivo. Aunque el currículo de Xóchitl en cuestiones electoral no tiene muy buen récord: Compitió para la gubernatura de Hidalgo en 2010 y perdió frente al priista Francisco Olvera, en 2012 fue candidata del PAN al Senado de la República y también sufrió una estrepitosa derrota, en 2015 obtuvo su única victoria en las urnas al ser electa Jefa delegacional de Miguel Hidalgo en la CDMX, en 2018 logró un escaño en el Senado por la cómoda vía plurinominal…

SUS patrocinadores quieren presentar a Xóchitl como una mujer humilde que salió adelante por méritos propios, aunque su historia de vida es contradictora, el único mérito de la panista es que es entrona y su florido vocablo, logró notoriedad hace un par de semanas al presentarse en Palacio Nacional para exigir derecho de réplica al Presidente AMLO, de ahí saltó a esta fama repentina y, de seguro, efímera. Uno de sus primeros eventos de Gálvez fue una gira por San Luis Potosí, donde el principal patrocinador fue el impresentable Marcelo de los Santos Fraga, se reunió con el panismo y el oficioso y desesperado alcalde capitalino Galindo le organizó a Xóchitl un desayuno con los priistas, pero con lo peorcito del partido tricolor en la entidad, años de cárcel reunidos en una sola habitación, donde de saber la precandidata los antecedentes de los asistentes, de seguro no se sienta con ellos…

VICTORIA “Labandida”, Oscar “cochiloco” Bautista, Paulino Pozos, Martha Orta, Víctor Salgado, Maribel Lemoine, Jorge García, Elías Pesina, Alejandro “Caco” García, “Horacio Sánchez Unzueta, Jorge Daniel Hernández Delgadillo, Edmundo Torrescano, Mario García Valdez, Martín Juárez, Yolanda Cepeda, Enrique Galindo y su inseparable esposa Estela, sólo faltaron las dirigentes espurias del tricolor Sara Rocha y la gris Freinné Azuara, con esos enemigos Xóchitl no requiere de enemigos, pero en fin…

PD.- Ayer la SCJN validó la nueva Ley Electoral, la cual fue impugnada por el partido Conciencia “Familiar” al ver en riesgo su futuro político y su negocio particular, Óscar Vera interpuso una controversia pero le salió el tiro por la culata. Es decir, para los próximos comicios adiós a la alianzas y para conservar el registro se requerirá el 3.7 por ciento de la votación, La SCJN ordenó al Legislativo local que reponga las consultas, que por cierto en tiempos de Yolanda Cepeda como presidenta de la Mesa Directiva, se gastaron al menos siete millones de pesos de las arcas del Congreso para realizar la consulta indígena que no sirvió de nada, ¿dónde quedaron estos milloncejos’, doña Yolanda deberá de dar cuentas puntuales a dónde se fue el dinero de nuestros impuestos, en fin…

PD2.- Como las avestruces, el alcalde capitalino Galindo huyó a la CDMX para no dar la cara a los potosinos por los lamentables hechos de la matanza en Tlaxcala, donde está involucrado Manolo Balderas su director de la Guardia Municipal, Galindo, en horario laboral mejor anda en cuestiones partidistas y se fue a visitar a Marko Cortés, el líder nacional del PAN, en esta gira para intentar recomponer su muy dañada imagen, en din. Por cierto, trascendió que ayer fueron detenidos tres policías municipales de la capital relacionados con la balacera en Tlaxcala… Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.