11-10-23

COMO bola de nieve. EL asunto de las onerosas, millonarias e injustas compensaciones que reciben los altos mandos jubilados de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, ha levantado mucho polvo al interior y exterior de la institución educativa. La polémica al interior se da desde varios frentes, desde los trabajadores a los que enoja la terrible brecha salarial entre la mayoría de los empleados universitarios y la “casta dorada”, representada por un puñado de privilegiados. Por el lado de los estudiantes, por ejemplo, la Consejería de Alumnos de la Facultad de Enfermería, en sus redes sociales externó su molestia de la siguiente manera: “Batallando con el presupuesto de becas para apoyar a los estudiantes y todo el recurso se va en el sueldo de los funcionarios. ¡Exijo transparencia en el sueldo de funcionarios y exfuncionarios de la UASLP!”…

POR su parte, la vice presidenta de la Federación Universitaria Potosina, Mariana López Ponce, vuelve a poner el dedo en la llaga, al poner de nueva cuenta el viejo tema de la poca democracia, la opacidad y la rendición de cuentas y que siga imperando en la Máxima Casa de Estudios el viejo sistema medieval, centralista, monolítico, donde el rector en turno detente el poder y el control absoluto de los 58 integrantes de Consejo Universitario, máximo órgano de gobierno de la UASLP. “La universidad debe de voltear a su base y no sólo enfocarse en ese grupo de poco más de 50 personas. Todos debemos poder participar y en su momento, decidir los cambios estructurales necesarios para que la UASLP siga siendo un orgullo para los potosinos” exigió la dirigente estudiantil, quien exigió a la autoridad universitaria acabar con las onerosas prestaciones y transparentar los gastos…

EL sistema totalmente antidemocrático de la universidad, por desgracia, no dará pie ni entrada a propuestas como la que presenta la dirigente de la FUP, hay que recordar que dos tercios de los integrantes del Consejo Universitario, son empleados del rector, son maestros y directores, estos últimos le deben el cargo al rector en turno quien es al final de cuentas quien manipula y ordena en el Consejo, es increíble que una comunidad de decenas de miles de estudiantes estén representados por menos de 20 consejeros alumnos, así de democrática, horizontal y abierta es nuestra Máxima Casa de Estudios, y mientras continúe este arcaico esquema, que permite el uso discrecional del presupuesto sin rendir cuentas, beneficiando a unos cuantos, nada cambiará en nuestra querida UASLP, en fin “Siempre opaca, por mi compensación me jubilaré”…

PASANDO a otros temas, dicen y dicen bien los siguientes viejos y conocidos adagios: “Si quieres probar el carácter de un hombre, dale poder”, “Dale poder a un resentido y conocerás a un miserable”, Dale tantito poder a la ignorancia y se convertirá en prepotencia”, “La soberbia es una discapacidad que suele afectar a pobres infelices, que se encuentran de golpe con una miserable cuota de poder”. Todas las frases anteriores le aplican como mandadas hacer a la medida del inútil incompetente y abyecto, Ignacio “Smithers” Segura Morquecho, titular de la Sedesore, quien pasó de carga maletas y bajarse por los chescos, a encargado de una de las secretarías más importantes del gobierno estatal, cuando menos la más benévola y la que más aplausos recibe, pues es la que entrega apoyos y beneficios, pero como dice otro dicho: quien nace para maceta, del corredor no pasa. Ahora resulta que al “Nachito-Smithers”, le salen ronchas por escuchar cumbias sonideras, juntarse con la banda y comer tamales, tómelo bajo reserva, pero trascendió que este abyecto sujeto llegó el pasado lunes a bordo de una lujosa camioneta, con una fina y carísima chamarra de pluma de ganso, pero siempre con sus zapatos de mal gusto, acompañado de su efebo el diputado Eloy Frnaklin, a la develación de la escultura del Rey del Wepa, Juan Manuel “el tontín” Quistián, en Tlaxcala”…

“SMITHERS” Segura apenas disimulaba su malestar, con cara de “qué estoy haciendo aquí” se pasó toda la ceremonia, al término, la comunidad ofreció unos tamales con atole en el atrio del templo, pero el “funcionario” se retiró antes. Los mismos habitantes del barrio se quedaron sorprendidos del cambio de actitud de Segura Morquecho, cuando llegaba al barrio sencillo, en su bicicleta y con tenis rotos, lo que hace el poder, decían algunos. El problema no es la actitud pedante y de soberbia del “Nachito”, sino que se las da de “muy sabroso” presumiendo su cercanía con el poder, incluso de que ya le dieron luz verde para ser candidato, ¿de qué?, se le pregunta, “a lo que sea”, responde el muy ladino, pero al parecer ni repartir miles de despensas y otros apoyos sociales a la semana le han valido, pues nada más no despega en las encuestas, ni hablar…Armando Acosta

 

 

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.